Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Permitirán implantación de embriones genéticamente modificados

CIENCIA

Una comisión de expertos británicos dio su respaldo el martes a posibles tratamientos de fertilización de tres vías, los cuales por primera vez permitirían la implantación en mujeres de embriones genéticamente modificados.

Las técnicas de fertilización in vitro (FIV) de "tres padres" están diseñadas para ayudar a familias con fallas genéticas particulares que quieren evitar transmitir enfermedades incurables a sus hijos.

Estos tratamientos podrían estar disponibles para pacientes en dos años, dijeron científicos a periodistas en una conferencia de prensa en Londres.

Los métodos, conocidos como reemplazo o transferencia mitocondrial, se encuentran en etapa de investigación en laboratorios de Gran Bretaña y Estados Unidos y nunca se han aplicado en personas.

Por ahora, son ilegales en el Reino Unido, pero el Gobierno dijo el año pasado que estaba redactando proyectos de ley que si son aprobados permitirán que los tratamientos sean autorizados tras comprobarse su seguridad y efectividad en ensayos clínicos.

En Estados Unidos, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por su sigla en inglés), también ha reunido un panel de expertos para decidir si las preocupaciones de seguridad que plantea la FIV de tres padres son lo suficientemente mínimas como para permitir el inicio de pruebas clínicas en humanos.

El reemplazo mitocondrial consiste en intervenir en el proceso de fertilización para retirar ADN mitocondrial defectuoso, el cual puede provocar condiciones hereditarias como problemas cardíacos fatales, insuficiencia hepática, trastornos cerebrales, ceguera y distrofia muscular.

Las mitocondrias actúan como pequeñas baterías que generan energía dentro de las células y alrededor de uno de cada 6 mil bebés en todo el mundo nacen con problemas mitocondriales graves.

El potencial tratamiento también es conocido como FIV de tres padres debido a que el bebé tendría genes de la madre, del padre y de una mujer donante.

Al publicar su reporte el lunes, la comisión de expertos británicos dijo que la evidencia observada hasta ahora "no sugiere que estas técnicas sean inseguras" y añade que podrían ser "potencialmente útiles para un grupo de pacientes específico y definido".

"Ante la ausencia de cualquier tratamiento efectivo, las terapias de reemplazo mitocondrial (...) ofrecen gran esperanza a familias afectadas por desórdenes mitocondriales", comentó Peter Braude, profesor de ginecología y obstetricia del King's College de Londres y miembro del panel.

Aunque algunos críticos de la transferencia mitocondrial dicen que el procedimiento apunta a crear "bebés de diseño", reemplazar las mitocondrias defectuosas por otras saludables no sería una técnica de ingeniería genética en el sentido habitual en que se usa el término.

La técnica no generaría un niño más inteligente, atlético, atractivo o diferente de otra forma de lo que produciría su genética y entorno de manera normal.

Una consulta nacional mostró que los británicos están ampliamente a favor de la idea y el Gobierno ha señalado que cree que se debería permitir que los tratamientos sigan adelante bajo estrictas regulaciones.