Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Que nadie descubra tu identidad en redes sociales

CIENCIA Y TECNOLOGÍA

México, D.F. (El Universal) La nueva tendencia es crear aplicaciones móviles que den un mayor anonimato a las personas que utilizan las redes sociales, con la finalidad de obtener mayor honestidad de su parte.

Un ejemplo de ello es Secret, creada por dos exingenieros de Google que buscaban una forma de que sus compañeros de trabajo les dieran una retroalimentación real. Con esta aplicación, amigos y los amigos de amigos pueden compartir sus opiniones más profundas y oscuras, con todo y chismes, críticas y hasta propuestas de matrimonio.

El surgimiento de este tipo de herramientas se da principalmente porque actualmente redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn presionan a la gente a presentar su imagen pública lo más pulida posible."Es estresante la idea de crear una imagen perfecta en línea" , afirma el cofundador de Secret, Chrys Bader-Wechseler, de 30 años. "Queremos eliminar el estrés".

Este desarrollo se ha unido a un puñado de aplicaciones como Confide, Whisper y Yik Yak que se han vuelto populares -y en algunos casos, notorias- en los últimos meses, al ofrecer a los usuarios una manera de comunicarse sin tener que revelar sus identidades.

Secret, por su parte, ha sido especialmente popular en el Valle del Silicio y otras comunidades de la bahía de San Francisco que están enfocadas en la tecnología.

Los chismes sobre pequeñas empresas recién creadas (desde ataques personales contra los creadores de esas empresas y los capitalistas de riesgo hasta rumores de adquisición que resultaron ser falsos) han sido el pilar de Secret en los menos de dos meses desde su lanzamiento.

¿Qué sucede cuando la gente se siente libre de decir lo que quiere sin que sus mensajes traigan adjuntos un nombre y una foto de perfil? Es un experimento sobre la naturaleza humana que se remonta a los primeros días de internet, cuando masas sin rostro y con apodos creados por sí mismos gobernaban las salas de chateo y los tableros de mensajes en línea.

Ahora las redes sociales han extendido sus tentáculos más allá de la inclusión de las amistades, ahora entre los contactos también destacan compañeros de trabajo e incluso familia. Lo anterior limita la libertad de expresión por parte de los usuarios en estas plataformas.