Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Digital

Shabú, ¿la droga de los pobres?

ADICCIONES
Avatar del

Por: EL DEBATE

México, D.F.- (EFE)"Shabú, meth, ice o crank son algunos de los nombres que hacen referencia a la metanfetamina, una sustancia de la familia de las anfetaminas con efectos estimulantes de alta potencia y duración", explica Núria Calzada, coordinadora de Energy Control, un proyecto de la ONG Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD).

Según indica el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas de Estados Unidos, la metanfetamina fue desarrollada a comienzos del siglo pasado como un derivado de la anfetamina y se empleó, originalmente, en descongestionantes nasales e inhaladores bronquiales. "Hoy se utiliza para el tratamiento de la narcolepsia y del trastorno por déficit de atención con hiperactividad. Sin embargo, estos usos médicos son limitados y las dosis son mucho más bajas que las que se consumen típicamente cuando la droga es abusada", precisa esta entidad.

Energía y euforia. La especialista señala que la metanfetamina puede consumirse vía oral, 'esnifada', inyectada o fumada, ya sea en pipa o en papel de plata. Calzada expresa que los principales efectos de esta droga son "la sensación de energía y euforia, un incremento en el nivel de alerta y rendimiento intelectual, y la disminución de la necesidad de comer y dormir".

Alta adicción. Asimismo, señala que la metanfetamina provoca dependencia sicológica. "El deseo por consumir la sustancia es muy fuerte y, si el consumo es muy intenso, cuando se interrumpe (síndrome de abstinencia) puede aparecer una depresión severa", sostiene.

Además, la coordinadora de Energy Control puntualiza que el consumo a largo plazo afecta a órganos vitales como el hígado y los riñones; puede causar desnutrición, agotamiento, daños cardiovasculares y una sicosis tóxica precedida por desconfianza, sensación de ser observado y conductas repetitivas.

Droga de los pobres. Al shabú se le conoce coloquialmente como 'la droga de los pobres', aunque Calzada explica que "esta manera de denominarlo tiene su origen en la corrupción de la expresión original 'cocaína de los pobres'".

En cualquier caso, Calzada señala: "si nos fijamos en el precio del shabú, por ejemplo en Filipinas, las fluctuaciones son brutales, ya que cinco gramos de esta droga costaban 35 mil pesos filipinos en 2012, mientras que ahora se pagan cinco mil pesos por esa misma cantidad. (Cinco mil pesos filipinos equivalen a unos 114 dólares).

De hecho, en 2012 el shabú llegó a ser más bien 'la cocaína de los ricos' pues, según publica el diario filipino inquirer.net, que cita datos de la Agencia de Control de Drogas de Filipinas, el clorhidrato de metanfetamina llegó a alcanzar precios más altos que la cocaína en el país. Sin embargo, en otras naciones lo habitual es que la cocaína tenga un precio superior.

En esta nota:
  • drogas
  • metanfetaminas
  • droga de los pobres
  • Shabú