Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Acusan a bodegas de complot contra la pignoración de frijol

CULIACÁN

Culiacán, Sin.- Los acopiadores de frijol se juntaron para hacer complot contra la comercialización de la leguminosa y el esquema de pignoración que pusieron en marcha para el grano de Sinaloa, señaló Gilberto Irazoqui Galaviz.

El tesorero del Sistema Productor Frijol y presidente del Comité Campesino número 5 de la CNC indicó que los industriales están cometiendo un acto vandálico contra los productores al no querer respetar el compromiso que adquirieron de pagar los 16 mil pesos lleno que acordaron para la tonelada.

"Está muy claro, aquí se juntaron los grandes compradores, acopiadores, que no son muchos y que nos caben en los dedos de la mano (...) Esto es un complot por parte de los compradores para hacer tronar el esquema de frijol en el estado de Sinaloa. Es un complot dirigido hacia Gobierno del Estado y los productores", sostuvo.

"Ellos (los acopiadores) desde las reuniones que tuvimos en enero y febrero en la Ciudad de México, su postura siempre fue no pagar más allá de diez pesos (por kilo de frijol) y diciendo que va a tronar el esquema de pignoración y a los bancos diciéndoles que esto va a tronar y que no presten dinero, aun cuando gobierno federal está detrás de esto", agregó.

Sin razón de ser. Irazoqui Galaviz dijo que no existen razones por las que los productores tengan que padecer tantas complicaciones, al contrario, la tonelada en estos momentos debería estarse colocando entre 16 y 18 mil pesos la tonelada, y no en menos de 10 mil pesos.

"La producción que hay es para que hubiera fluido perfectamente bien. El año pasado se cosecharon 85 mil toneladas (de frijol) y vendimos nuestro producto a 25 pesos (el kilo) y este año es para que nuestro frijol hubiera costado mínimo 16, 18 pesos (por kilo), pero ahorita vemos que lo están pagando en 8 pesos", comentó.

El líder agrícola mencionó que hace falta mano dura por parte de las autoridades para que se hagan valer los derechos de los productores y que las bodegas cumplan con los compromisos que adquieren. Y que se les deje de favorecer con apoyos.