Economía

Advierten afectación a la economía de México por coronavirus en China

La contingencia por el virus surgido en Wuhan, China, mantiene paralizada a la segunda potencia económica mundial; el precio de la mezcla mexicana de petróleo es de 43.72 dólares por barril, por abajo de los 49 proyectados

Por  Francisco Castro

China es unos de los principales proveedores de piezas para el sector automotriz, por lo que se prevé que la contingencia por coronavirus afecte fuertemente esta industria en el mundo y en México.(Foto: El Debate)

China es unos de los principales proveedores de piezas para el sector automotriz, por lo que se prevé que la contingencia por coronavirus afecte fuertemente esta industria en el mundo y en México. | Foto: El Debate

México.- La contingencia que actualmente se vive por el coronavirus de Wuhan está impactando no solo la economía y los mercados bursátiles de la segunda potencia mundial, que es China, también afecta de manera preocupante a los mercados internacionales que mantienen una fuerte relación comercial con el Gigante Asiático, lo que podría generar, de manera conservadora, un decremento del 1 por ciento del PIB mundial, pero que de salirse de control este virus, que aún no tiene cura, el impacto al PIB pudiera ser de hasta cinco puntos. 

Lo anterior fue advertido por César Valenzuela Espinoza, investigador de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Sinaloa, quien en entrevista para EL DEBATE confirmó que entre las consecuencias inmediatas de esta crisis para México está la caída en buena parte de los commodities (materias primas o bienes transables), principalmente el petróleo, cuyo precio no bajaba desde hace tiempo, y actualmente está en 43.72 dólares por barril, lo que podría afectar las proyecciones presupuestales para el Gobierno federal.

Con esta apreciación coincidió Jessica Janeth Soto Beltrán, doctora en Ciencias Sociales con énfasis en Economía por la Universidad Autónoma de Sinaloa, quien recordó que los recursos del petróleo son una fuente de ingresos muy importante para México, y de hecho el precio está por debajo de lo pronosticado para este año (49 dólares por barril).

El segundo consumidor de petróleo después de los Estados Unidos es China, recordó Soto Beltrán, por lo que la paralización de la industria manufacturera automotriz y tecnológica ha desplomado el consumo de este energético y provocado una caída en el precio del barril: «No les interesa comprar petróleo porque está moviendo otros recursos hacia el sector salud, que es lo más urgente».

Ambos explicaron que, en la medida que China, que determina un tercio del PIB, baja el consumo del combustible, genera una baja en el precio. Y aunque esto ha llevado a que México analice la posibilidad de reducir la cantidad de barriles para presionar al mercado, los países árabes no han estado de acuerdo.

Crecimiento económico en riesgo

En cuanto al impacto directo en la economía mexicana, el también expresidente del Colegio de Economistas de Sinaloa, César Valenzuela, recordó que en 2019 el crecimiento económico fue de -0.1, por lo que si a esto se le agregan expectativas de una economía norteamericana desacelerada y de una economía china paralizada, se prevé un año muy complicado: «Para México, dada las circunstancias de un nulo crecimiento en 2019 y las expectativas de desaceleración en la economía mundial, no queda más que reforzar el crecimiento al interior del país y aprovechar todas las posibilidades en términos de la economía mundial, cómo se capta la inversión mundial y cómo se eleva la productividad, temas muy golpeados en 2019», aconsejó Valenzuela Espinoza.

Por su parte, la profesora Jessica Janeth Soto Beltrán admitió que la recuperación que se esperaba de crecimiento económico posiblemente resulte más lenta en términos de indicadores. Incluso, añadió, ya algunas calificadoras bajaron las expectativas y la colocan por abajo del uno por ciento. 

Y aunque en términos de exportaciones hacia China Soto Beltrán prevé un impacto, anticipa una mayor afectación por bienes que México requiere comprarles a ellos y que se verán afectados por el cierre de las negociaciones comerciales internacionales hacia y desde el país asiático: «Flujos de inversión también podrían verse afectados, pues China estaba volteando hacia sectores de inversión en México, pero dejará de fluir porque ahorita su prioridad será interna, no externa».

Los mercados se ponen nerviosos, y eso implica que ante una emergencia de este tipo busquen asegurar sus inversiones en países más fuertes que México en términos de inversión, acotó.

Y el turismo

Además del impacto que por la crisis del coronavirus en China se prevé para los sectores de las industrias automotriz, tecnológica y electrónica, el turismo también resentirá, pues, aunque para los chinos México no es su principal destino, una crisis de este tipo afecta a todo el sector turístico porque se cancelan vuelos, se hacen filtros sanitarios y la gente decide no viajar.

La especialista en temas económicos refirió que el turismo es uno de los sectores de mayor crecimiento en México, el que genera mayores ingresos; mientras que la industria ha venido con una tendencia a la baja, y el sector primario se ha mantenido, pero no es el que genera mayores ingresos.

Visto a China como un gran consumidor, el economista César Valenzuela destaca que el turismo es de los temas que más saltan a la vista, sobre todo ahorita que prácticamente está suspendido y si se toma en cuenta que hasta el año pasado había 134 millones de chinos viajando en el mundo: «No están viajando porque muchos países están cancelando vuelos, los mismos chinos están prohibiendo la salida de mucha gente porque los someten a muchos protocolos».

La importancia de China

César Valenzuela recomendó ver a China desde dos aspectos: como un enorme productor y un enorme consumidor. Esto porque en el momento en que el Gigante Asiático está produciendo grandes cantidades requiere de insumos, y esos insumos son de diferentes partes del mundo. Y aunque ahorita China sigue consumiendo, no es al ritmo que lo estaba haciendo, porque la población está alertada para que salga lo menos posible de su casa, evite los lugares concurridos, entre otras restricciones, añadió.

«Eso hace que la actividad económica sea muy baja, prácticamente en niveles mínimos e indispensable; la gente prácticamente está consumiendo los alimentos diarios, el combustible no es mucho porque no se mueven lo suficiente».

En cuanto a la importancia de la economía China, Valenzuela Espinoza explicó que el PIB mundial crece anualmente alrededor de un 3 por ciento; mientras que el país asiático lo ha hecho en niveles de un ocho y hasta un 10 por ciento en los últimos años; sin embargo, recordó que, antes de esta contingencia, la economía china ya se estaba contrayendo, lo que auguraba un menor crecimiento en el mundo debido a la saturación de los mercados y a la desaceleración de las economías estadounidense y europea: «Sin el afán de sonar alarmista, si esto del coronavirus no se controla, la caída podría llegar a ser hasta de 5 puntos del PIB, lo que sería una real catástrofe. Esperemos que la ciencia, la tecnología y normas sanitarias hagan su parte, porque si el problema se desborda, tendríamos problemas gravísimos», advirtió el investigador de la UAS.

Valenzuela, hizo alusión a la expresión del entonces secretario de Hacienda, Agustín Carstens, quien en 2008 dijo: «Antes, cuando la economía de Estados Unidos se desaceleraba, la de México también. Ahora pasa lo contrario, cuando Estados Unidos tiene neumonía, México solo tiene un catarrito», esto para recordar que ahora se trata de la segunda potencia económica, China, que además tiene el coronavirus. «Y ese problema nos puede impactar no solo en el tema del virus, sino en términos económicos y financieros», dijo. 

  • El impacto: Si el coronavirus sigue con los impactos a la producción en la provincia de Wuhan, podría incidir sobre la producción de México, sobre todo en sectores que ocupan más insumos chinos, como el automotor, eléctrico, electrónico y metalmecánico, admitió la Secretaría de Economía federal.
  • Cubrebocas: China produce aproximadamente la mitad de las mascarillas sanitarias del mundo, cerca de 20 millones diarias o más de 7 mil millones al año, para suministrar a hospitales y trabajadores médicos en muchos países. Taiwán aporta el 20 por ciento del suministro mundial.
  • 10 por ciento cayó la Bolsa en Shanghai por la crisis por el coronavirus, pero con la inyección de recursos ahora están a 2.5 puntos del nivel previo al desplome.

Economía: Prevén impacto en manufactura

La decisión de China de bajar la actividad productiva en la provincia de Wuhan provocó afectaciones al suministro de insumos necesarios para las exportaciones de México, sobre todo en las cadenas de producción de la industria automotriz, dijo la subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, Luz María de la Mora. China es el segundo socio comercial de México, aun y cuando no tienen un tratado comercial en común. Los chinos son proveedores de bienes por un monto de 80 mil millones de dólares, y la mayoría son partes y componentes. [El Universal]

Impacto financiero: Afectaciones bursátiles en China

Sobre el mercado bursátil, el investigador César Valenzuela mencionó que el lunes de la semana pasada se desplomó la Bolsa en Shanghái porque se retiraron prácticamente 300 mil millones de euros, «se evaporaron, es decir, que ante los problemas de esta economía, los inversionistas en acciones se retiraron». Pero ante esto, el Gobierno Chino inyectó 150 mil millones de euros para estabilizar un poco, añadió. «Por eso decretaron cuatro días más de vacaciones por Fin de Año chino, y hasta ayer reanudaron las actividades, pero aún no se han estimado los daños». Incluso, el yuan, la moneda china, perdió el 1.7 por ciento de su valor, recordó.

Contingencia: Fabricantes de cubrebocas, a marchas forzadas

El zumbido incesante de las máquinas haciendo eco a través del piso de una cavernosa fábrica francesa es el resultado inesperado del virus mortal que prácticamente ha paralizado ciudades en China y en otras partes de Asia.

La empresa Kolmi Hopen fabrica un artículo que repentinamente es uno de los lujos más en boga en el mundo: el cubrebocas quirúrgico. La fábrica, que se encuentra en Angers, por lo general fabrica alrededor de 170 millones de cubrebocas quirúrgicos anualmente, pero en la última semana ha recibido pedidos por la asombrosa cantidad de 500 millones. [The New York Times ]

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo