Economía

"Afores deben ser reforzadas con ahorro"

Los fondos generacionales permitirán mayores rendimientos en las inversiones realizadas por las afores, sostuvo el economista y educador financiero Manuel López Wigueras

Por  Ramón Verdín

"Afores deben ser reforzadas con ahorro" | Imagen ilustrativa/ Pixabay

Sinaloa, México.- El 2020 llegó también con novedades para el futuro de los trabajadores y su retiro: la migración de cinco fondos generacionales hacia un esquema de hasta diez bolsas que permitirá a los ahorradores tener el máximo provecho en este instrumento de ahorro.

De hecho, en México existen más de 65.4 millones de cuentas de afores, abundó Manuel López Wigueras, economista con tres grados de maestría con experiencia en el sector bancario y educador de cultura financiera.

El Chartered Financial Analyst por el CFA Institute (Analista Financiero Certificado) recordó que cada afore tiene tres fuentes de recursos: el sector patronal, el Gobierno mexicano y los trabajadores, cada uno abonando el 6.5 por ciento del salario base del derechohabiente (entre sueldo, bonos y aguinaldo). De hecho, quien hace la mayor contribución es el patrón, con 5.15 por ciento.

Actualmente, en México hay dos maneras de retirarse: por cesantía (a los 60 años) o por vejez (a los 65 años). En el panorama internacional, algunos países (Islandia, Noruega o Italia) están optando por aumentar la edad de retiro, situación que tampoco es la ideal, por lo que es posible que en el mediano plazo se vean reformas de esta clase, aclaró López Wigueras. 

¿Cuál es el cambio que llegó para las afores?

«Al principio, el mecanismo de inversión eran las sociedades de inversión de fondos para el retiro (siefores); ahora lo están cambiando por fondos generacionales, estos tienen reglas muy definidas. Las afores tienen ciertos instrumentos financieros en los que pueden invertir y otros en los que no pueden; tienen límites máximos y mínimos; tienen una regla que se llama régimen de inversión, que determina las estrategias de la afore. Estas las pone la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Existen muchos tipos de inversiones diferentes (bienes raíces, mercancías, bonos, inversiones gubernamentales o bolsa de valores). Las reglas dicen que, una inversión, entre más arriesgada, da mayores rendimientos; mientras que otras son más seguras, como los Cetes. Las primeras pueden ser volátiles, pero luego de muchos años dan muchos rendimientos; es clave para lo que viene; la edad de las personas es un factor muy importante para escoger qué tipo de inversión es más adecuada.

Una persona muy cercana a retirarse, que le falte un año, ya tiene los ahorros de toda la vida, a lo mejor ya tiene cuarenta años invirtiendo por medio de las afores, ya quiere que llegue su retiro y tener la certeza de cuánto dinero le tocará. A personas muy jóvenes, como ese dinero no lo pueden sacar, tienen una visión muy larga para invertir, pueden correr más riesgo en inversiones más sofisticadas, más riesgosas y con más rendimientos al futuro». 

¿En qué consiste el nuevo modelo de fondos generacionales?

«Somos de los primeros países que lo están haciendo, sobre todo en América Latina (por ejemplo Estados Unidos, Reino Unido y Nueva Zelanda ya tienen este esquema). Como funcionaba antes del 13 de diciembre del 2019, era que básicamente existían cinco estrategias diferentes, y dependiendo de la edad del trabajador se le asignaba a una: menores de 36, de los 37 a 45, de 46 a 59, hasta los 60 otra, y en la última aquellos a los que les faltaba muy muy poco para su retiro.

La lógica radicaba en que los menores, del primer cajón, invertían a largo plazo, en la Bolsa, en infraestructura, con mayor riesgo para ganar más; conforme se movían en el tiempo, buscaban inversiones más seguras».

¿Qué desventajas había en ese modelo?

«Encuentro dos: antes, cada que se cumplía el umbral de edad, se migraba a una inversión muy diferente; vendías esas inversiones y cambiaban a una nueva estrategia, pero en ocasiones no era el mejor momento para vender esas inversiones, simplemente llegaba la edad y el cambio.

En estos temas, hay que ver si es el momento adecuado para vender. La segunda desventaja es que no se aprovechaban los beneficios de inversiones a largo plazo. Dos cosas: no aprovechar los beneficios de inversiones a largo plazo y cambios muy drásticos».

¿Qué es lo nuevo? ¿Qué cambió?

«Ahora existirán diez, cada una de ellas es un fondo generacional. La ventaja es que ya no cambiarán al trabajador de siefore en siefore, a pesar de que siempre estará en la misma, paulatinamente cambiarán las inversiones, no será simplemente por la edad, sino gradual. Será paulatino y cuando sea oportuno, no solamente porque llegaste de los 35 a los 36».

¿Cómo se puede saber en qué fondo generacional se está?

«La verdad, es muy sencillo. Depende de la fecha de nacimiento de cada trabajador. La Consar creó un fondo para cada cinco años (de 1990 a 1994, de 1995 a 1999, etcétera). Siempre, a lo largo de la vida, se sabrá en qué “cajoncito” estamos, ya no se tiene que andar preocupando en qué siefore está, pero todavía se tiene que tomar la decisión y ser responsables de en cual de las diez afores existentes se quiere estar».

¿Qué elementos deben considerar los trabajadores para estar en una afore? 

«Las comisiones: cada una de las diferentes administradoras de estos instrumentos tiene cobros distintos. Para 2020, el cobro promedio es del 0.92 por ciento, pero algunas afores cobran menos. Aunque parezca una comisión muy pequeña, es sobre el saldo que han administrado del dinero de cada trabajador; o sea, de todo el ahorro a lo largo de los años, se le cobra la comisión, esto puede afectar mucho en los rendimientos.

Segundo, el indicador de rendimiento neto, que es un número que calcula y publica en automático la Consar cada trimestre, consiste en el rendimiento que tuvo la afore menos las comisiones, de tal modo que es un porcentaje del inversionista en el pasado, la historia menos las comisiones. Igualmente, es importante el nivel de servicio de la afore».

¿Por qué es importante el nivel de atención al elegir este tipo de instrumento?

«Como dato curioso, en 2019 existieron 2.5 millones de traspasos; es decir, hay gente que sí está analizando y tomando decisiones y cambiándose de una afore a otra, por cualquiera que sea la razón. Después de hacer su análisis, la gente puede contactar a la afore que se quiere cambiar, el trámite es completamente gratuito, piden cierta documentación y se puede hacer el trámite bastante rápido a la afore que se escoja». 

¿Qué hay de la gente que nunca escogió afore?

«Hay mucha gente que por alguna razón nunca escogió una. Simplemente empezó a trabajar, nunca se acercó a ninguna administradora, y piensa que no tiene afore. Si el trabajador está dentro del sector formal, sí tiene una afore, y en automático se le asignó una. Es importante que el trabajador ejerza su derecho de analizar y escoger el afore que quiere».

¿Cuál es la instancia que se encargará de determinar el momento oportuno para migrar de un fondo generacional a otro?

«Hay varios puntos. Siguen habiendo reglas bien definidas. Los máximos y mínimos tipos de instrumentos que cada afore puede invertir, y no el régimen de inversión sigue existiendo.

Simplemente, el valor agregado es que será más paulatino, en lugar de ser cuatro cambios bruscos en la edad. Aquí, en cada afore, mientras se sigan las reglas, será trabajo de las afores ir tomando justamente esas decisiones. Cobran una comisión que sirve para cubrir los gastos administrativos de las afores y, además, para tener expertos en inversiones, analistas financieros, economistas, que elegirán el momento para vender y hacer los cambios paulatinos de inversiones más sofisticadas y de largo plazo hacia las más conservadoras.

Es bueno que los usuarios comparemos el desempeño que tienen los resultados de estas inversiones. Siempre se tienen que seguir lineamientos para que no hagan cambios tampoco tan drásticos. Las categorías más jóvenes (1994 al 1999) pueden invertir hasta el 60 por ciento en renta variable (bolsa de valores); mientras que las más cercanas invierten apenas el 15 por ciento, depende de cada administradora».

Por ejemplo, cuando se suscitó la cancelación del nuevo aeropuerto internacional de la Ciudad de México...

«Justamente, las afores de los más jóvenes pudieron haber invertido en ese tipo de infraestructuras, que son de muchos años. Fue una circunstancia desafortunada al final lo que pasó, y, de las diez afores, no todas invirtieron en ese proyecto. Aparte, la misma legislación hace que se mitigue el riesgo de que una administradora no puede invertirlo todo en una sola estrategia, tienen que ser muchas por si alguna no tiene el desempeño deseado, como en este caso; y como tienen muchas inversiones, se minimizan los resultados no favorables».

¿Ve posibilidades de reforma en el sistemas de retiro?

«Aumentar la edad de retiro, de los 65 a los 67, no soluciona el problema de raíz. Si durante cuarenta años no reuniste lo suficiente como para tu retiro, agregarle dos no hará diferencia. En el mundo se está alargando la edad de retiro porque la gente está viviendo cada vez más, el trabajador puede llegar a una edad productiva mayor. Hay que darnos cuenta de que el ahorro del 6.5 por ciento que se aporta no es suficiente.

Si una persona gana 10 mil pesos mensuales, estamos hablando de que se retirará con 3 mil 500 pesos mensuales, y en 40 años alcanzarán para muy poco. Existen mecanismos, por lo que la gente debería informarse, que son las aportaciones voluntarias; pueden ser desde abonos voluntarios mensuales desde 50 pesos.

Siguiendo el ejemplo de antes, con 400 pesos de ahorro voluntario al mes, sube a 6 mil 300, casi duplica la cantidad del ahorro que se tendría para el retiro. Se pueden buscar también un plan personal para el retiro, es una alternativa complementaria a la afore para ahorrar.

El ahorro voluntario y el plan personal para el retiro, si lo retiras hasta los 65 años, puede ser deducible de impuestos; o sea, que al trabajador que ya le retienen el impuesto sobre la renta (ISR) de su salario, al hacer su declaración anual ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se recompensa al trabajador con la posibilidad de devolver una parte de los impuestos que ya pagó.

Más que una reforma que aumente los años de jubilación, hay que concientizar a la población que, si no hace las aportaciones, tendrá una mensualidad muy pequeña; pero con pequeñas sumas de dinero, ya sea voluntariamente o con plan personal, se puede mejorar significativamente lo que le corresponderá cuando llegue la edad de retiro.

Hay que estar conscientes sobre el afore en el que estamos, el rendimiento que paga, saber el monto final que se obtendrá y buscar una estrategia que suba ese monto».

Manuel López Wigueras. Foto: cortesía el lago de los bussiness

EL PERFIL
Nombre: Manuel López Wigueras.
Profesión: maestro en Fintech & Blockchain por el Innovation and Entrepeneurship Bussiness School, maestro en Psicología Organizacional por la Universidad de las Américas Puebla, maestro en Finanzas por el Tecnológico de Monterrey y licenciado en Economía por la Universidad de las Américas Puebla.
Trayectoria: actualmente se desempeña como director de Educación Financiera dentro de la iniciativa «El lago de los business» en YouTube (www.youtube.com/ellagodelosbusiness). Se desarrolló como director de Capacitación en Instituciones Santander, siendo responsable a nivel nacional de las estrategias de atracción y retención de inversiones y clientes para el segmento empresarial e institucional. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo