Economía

Cemex vende activos por 87 millones de euros a empresa alemana

El consorcio mexicano Cemex obtuvo 87 mllones de euros  por venta de activos a empresa alemana

Por  EFE

Cemex

Cemex


México.-Cemex, uno de los mayores productores de cemento del mundo, alcanzó un acuerdo para vender activos por unos 87 millones de euros en las regiones norte y noreste de Alemania a la compañía GP Günter Papenburg AG, anunció este martes la compañía. 

"Cemex informó hoy que alcanzó un acuerdo vinculante para vender sus activos de agregados y concreto en las regiones norte y noroeste de Alemania a GP Günter Papenburg AG por aproximadamente 87 millones de euros", detalló la firma en un boletín. 

La compañía espera firmar un acuerdo final para la venta de estos activos durante abril de 2019, y concluir la desinversión durante el segundo trimestre de 2019, agregó. 

Los activos en Alemania que se están vendiendo consisten en 4 canteras de agregados y 4 plantas de concreto en el norte de Alemania. 

También en 9 canteras de agregados y 14 plantas de concreto en el noroeste de Alemania. 

Los recursos que se esperan obtener de esta desinversión serán utilizados principalmente para reducción de deuda, así como propósitos generales corporativos", informó Cemex. 

El cierre de esta transacción está sujeto al cumplimiento de condiciones habituales para este tipo de transacciones, las cuales incluyen la autorización de reguladores.

Cemex es una compañía global de materiales para la industria de la construcción que ofrece productos y servicios a clientes y comunidades en más de 50 países. 

Además, busca soluciones innovadoras de construcción, mejoras en eficiencia y esfuerzos para promover un futuro sustentable. 

Cemex anotó un beneficio neto de 543 millones de dólares en 2018, un dato 33 % menor a los 806 millones de dólares de ganancias de 2017. 

En 2017, Cemex obtuvo un beneficio neto de 806 millones de dólares, obteniendo sus mejores resultados de la última década. 

Con sede en la norteña ciudad de Monterrey, la cementera ganó 750 millones de dólares en 2016, multiplicando por 10 las ganancias del año anterior, y 75 millones de dólares en 2015. 

En cambio, en 2014 tuvo una pérdida neta de 507 millones de dólares, 40 % menor a la registrada en 2013, cuando totalizó 843 millones de dólares. 

La empresa entró en dificultades a raíz de la compra de la australiana Rinker por 15.300 millones de dólares en 2007 y el inicio de la crisis de la construcción en EE.UU. y Europa en 2008,