Selecciona tu región
Economía

¿Cuál será el salario mínimo en 2021 en México?

La Conasami aprobó sin unanimidad un aumento global del 15% al salario mínimo para los trabajadores de México para 2021, ¿de cuánto será este incremento?

Por Raúl Durán

-

¿Cuánto aumentará el salario mínimo en México el próximo año? La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) aprobó recientemente un aumento del 15% para el salario mínimo que reciben los trabajadores mexicanos, por lo que a partir del 1 de enero de 2021 la cifra aumentará la cantidad de 18.48 pesos.

En concreto, el salario mínimo en 2021 será de 141.70 pesos diarios por jornada laboral en todo México, a excepción de la llamada Zona Libre de la Frontera Norte, donde el pago por jornada laboral pasará de 185.56 a 213.39 pesos, un incremento de 27.83 pesos.

Este aumento global del 15% se acordó el pasado 16 de diciembre en la Conasami sin unanimidad, con los representantes del gobierno y el sector obrero pronunciándose a favor, en contraste con los 11 representantes del sector patronal en contra. (Coparmex Sinaloa advierte riesgos por aumento de salario mínimo)

Para determinar el nuevo salario mínimo, se partió del salario actual de 123.22 pesos, a los que sumaron 10.46 mediante el Mondo Independiente de Recuperación (MIR), a lo que luego se aplicó un incremento porcentual del 6%. 

¿Es bueno o malo el aumento del salario mínimo?

El salario mínimo es la mínima cantidad que el patrón está obligado a pagar a sus empleados como remuneración por sus labores realizadas durante una jornada de trabajo, cada país se hace cargo de regular el suyo, pero en teoría la cifra se determina de manera que alcance para cubrir los gastos fundamentales que permiten una vida digna. 

En ese sentido, los principales beneficiados con un aumento en el salario mínimo son los trabajadores que reciben esta remuneración. En México, el 60.7% de la población trabajadora percibe entre uno y dos salarios mínimos, lo que equivale a menos de 8 mil pesos mensuales, según datos del Inegi. 

La Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE) de la dependencia actualizada hasta junio pasado encontró que el 23.8% de la población ocupada percibe solo un salario mínimo, tras registrar un aumento de 3.5 millones de personas mayo y junio, mientras que el 36.9% restante gana entre uno y dos salarios mínimos.

Sin embargo, se trata de una cifra insuficiente para cubrir las necesidades básicas de una familia promedio mexicana, según estimaciones del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), ya que indica que la canasta básica por persona tiene un costo de mil 615 pesos al mes, más servicios, gastos de traslado y escolares.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, fue quien propuso un incremento del 15% al salario mínimo, considerándolo algo "justo y necesario" para los trabajadores. 

El mandatario expuso que es una vergüenza que México cuente con el salario mínimo más bajo de toda América Latina, pese a que ha tenido un aumento del 30% desde su llegada a la presidencia, es decir, los últimos dos años.

El salario mínimo de México se estancó durante los últimos 40 años, con lo que el país quedó cada vez más atrás en comparación con otras naciones. Imagen: Gobierno de México

AMLO acusó al periodo neoliberal como el culpable de mantener a los trabajadores mexicanos con un sueldo precario, ya que durante décadas se registraron incrementos mínimos que dejaron al país por debajo de sus pares latinoamericanos. 

De manera que con este nuevo aumento se busca recuperar el poder adquisitivo que los empleados mexicanos han perdido durante los últimos 40 años, expuso la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS), María Luisa Alcalde. 

Sin embargo, el sector patronal, representado por la Comisión Patronal de la República Mexicana (Coparmex), ha advertido que un incremento de esta naturaleza tendrá un impacto negativo en las micro, pequeñas y medianas empresas, dado el panorama económico que ha dejado la pandemia este año. 

En esa línea, advierten que cerca de 700 mil negocios resultarán directamente afectados al no poder cubrir estas nuevas obligaciones, lo que provocará recortes de personal, es decir, desempleo, ya que son estos centros de trabajo los que pagan principalmente el salario mínimo. 

Síguenos en