Economía

Deshidratados, una saludable opción

Portafolio

Por: María Elizalde

Culiacán, Sin.- La amabilidad y una buena actitud hacia los clientes han logrado que la empresa sinaloense Yamas Yammi sea la número uno en ventas de productos deshidratados, caracterizándose por su inigualable sabor.

Orígenes. Yamas Yammi inició al ver que en Sinaloa se desperdiciaba mucho mango en cada temporada, por lo que buscaron crear un negocio donde el principal insumo fuera esta fruta.

La fábrica formalmente empezó a operar en 2008, pero las circunstancias no permitieron que se empezara a laborar con el mango, ya que no era temporada, como otra alternativa se comenzó a producir carne deshidratada.

Al paso del tiempo se han ido agregando diferentes variedades en sus productos, de acuerdo a las necesidades y gustos de los clientes.

Lety Coronel, fundadora de Yamas Yummi, rompió los paradigmas y se convirtió en una mujer empresaria, demostrando que se puede combinar el trabajo con la familia. "El más grande reto es que soy ama de casa, manejo las ventas y la estructura del negocio", indicó la fundadora de Yamas Yammi.

Productos. La fábrica de deshidratados ofrece plátano, carne, mango, pasas y arándanos secos, los cuales se caracterizan por su original sabor y su bajo costo.

El proceso de deshidratación comienza desde la selección del producto, pelarlo, picarlo y mantener la temperatura adecuada en los hornos. "Hacer productos deshidratados es una artesanía, desde cuidar la higiene hasta el embolsado y entrega".

Estrategia. Lety Coronel comentó que la innovación ha sido la pieza fundamental para el posicionamiento y crecimiento de la fábrica. Destacó que desde hace cuatro meses comercializan maíz deshidratado con queso, el cual tiene un sabor similar al de una palomita comercial, idea que nació por la necesidad de ofrecer un producto saludable que funcione como snack. Para la empresa, la mayor satisfacción es alimentar de manera saludable a las familias sinaloenses.

Beneficios de los productos deshidratados. Los alimentos secos son ideales para comerlos en cualquier momento como snack entre las horas de comida, por su fácil transportación y prolongación en la caducidad.

Los productos deshidratados conservan un gran porcentaje de su sabor, color, resistencia y propiedades, ya que lo único que se pierde en el proceso es agua y la humedad.

En esta nota:
  • Frutos secos
  • Yamas Yummi
  • innovación
  • fábrica
  • Sinaloa
  • Culiacán