Selecciona tu región
Economía

El aumento al salario mínimo causa controversia en Sinaloa

Especialistas y empresarios en Sinaloa se pronuncian, unos a favor y otros en contra, sobre esta disposición de la Consami del aumento al salario mínimo. La mayoría coincide en que el incremento debe consensuarse entre las partes involucradas. 

Por El Debate

-

Sinaloa.-  Luego de que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) aprobara un incremento salarial para el próximo año del 15 por ciento general y para la zona libre de la frontera norte, empresarios, dirigentes camarales y economistas en Sinaloa se pronunciaron al respecto.

La determinación de la Conasami significa que el salario mínimo para el 2021 suba de 123.22 a 141.70 pesos; mientras en la zona libre de la frontera norte pasa de 185.56 a 213.39 pesos. 

A favor, pero...

Para el secretario de Economía del estado, Javier Lizárraga Mercado, el aumento al salario mínimo es un aliciente, pero advierte que, primero, esta decisión debe consensuarse entre los actores implicados.

 “Siempre es bueno para los trabajadores, es muy aliciente. Soy de la idea de que se tendría que consensuar con los distintos sectores antes de que pudiera aplicar el 15 por ciento. También es importante escuchar qué tiene que decir Concamin, las cámaras importantes del país, las que más generan empleos. Yo creo que sí es importante consensuar”, afirmó.

La Confederación Patronal de la República Mexicana en Mazatlán, a través de su presidente, Jorge García Félix, recordó que este organismo está a favor de que los trabajadores tengan mejores ingresos, por lo que ha impulsado ajustes históricos, graduales y progresivos en cuanto al salario, pero —indica— que este nuevo incremento, sin consensuar y en las condiciones adversas que viven las empresas, pueden generar pérdida de empleados y cierre de negocios. 

En contra

Diego Castro Blanco, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), delegación Culiacán, prevé un panorama complicado para las empresas que no se reponen de la crisis ocasionada por la pandemia del Covid-19.

 “En relación a ese incremento que se perfila para el próximo año, estamos viendo que a la mayoría de las empresas se le complicará la situación en cuanto los ingresos que hemos tenido este año, respecto a la baja de las utilidades, a raíz de la crisis que se derivó de la crisis de salud. La situación es caótica, difícil, para la mayoría. El 93 por ciento de las entidades productivas son pequeñas empresas, son pymes, sobreviven. Ahorita estamos prácticamente en arenas movedizas. Sentimos que nos estamos hundiendo, y entre más nos movemos, más avanzamos a hundirnos”, concluye.

En Salvador Alvarado, Everardo Ángulo Valle, economista, señala que el salario mínimo actual se ha pulverizado, y que el aumento anunciado sería insuficiente. Vaticina que a los empresarios se les elevarán sus costos de producción y tendrían que compensar con un aumento en los precios de sus productos y servicios. 

Sin afectaciones

En la región del Évora, también la Confederación de Trabajadores de México dio su opinión en este caso, y es un tanto neutral. Florencio Villa Gallardo, líder de esta central sindical, expone que ninguno de los más de cuarenta agremiados percibe el salario mínimo, pues gozan de contratos colectivos de trabajo, por lo que el aumento al mismo no les genera ningún beneficio. Incluso —agrega— ni a las empresas de esta región.

Finalmente, el director de Trabajo y Previsión Social en esta zona, Sergio Robles, aseguró que, como autoridad, estará atento de que se cumpla con el decreto aprobado del incremento al salario mínimo en el país, e informó que estarán preparados para realizar las inspecciones correspondientes el próximo año, a partir del primero de enero, que es cuando entra en vigor el mandato constitucional.

Economista

Es un acto de justicia: López Cervantes

Gerardo López Cervantes, economista de la Universidad Autónoma de Sinaloa, considera que el aumento al salario mínimo en México es un acto de justicia.

Desde el punto de vista humano —dijo—  es perfectamente válido el  15 por ciento de aumento al salario mínimo, sobre todo si se considera que este país es el que tiene los sueldos más bajos de toda América Latina. 

“México es el país de América Latina con el salario más bajo, lo cual fue producto del descuido y la omisión de las pasadas autoridades. Si se hubieran realizado incrementos que realmente hubieran estado mucho más altos que la inflación durante los últimos años, no se tendría ahora que hacer este tipo de incrementos, los cuales son muy justos para los trabajadores”, expuso.

López Cervantes señaló que, ahora, los empresarios tendrán que ajustar los pagos que hacen ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, porque si bien pagaban más a los trabajadores, los  tenían registrados con montos muy bajos, lo cual afectaba en las pensiones.

El profesor investigador de tiempo completo de la UAS lamentó que siempre se había hecho creer que si se aumentaba el salario aumentaría la inflación, lo cual no es así: “Siempre se nos ha hecho creer que, si se aumenta el salario a los trabajadores, la inflación también aumentaría, pero no necesariamente es así”, concluyó.

Síguenos en