Economía

¿En qué consiste una hipoteca inversa?

La hipoteca inversa es una opción diseñada para adultos mayores que tienen una vivienda y necesitan mayores ingresos. Aquí te explicamos de qué se trata

Por  Raúl Durán

La hipoteca inversa es una opción especialmente diseñada para adultos mayores que tienen una vivienda y necesitan mayores ingresos(Foto temática: Especial)

La hipoteca inversa es una opción especialmente diseñada para adultos mayores que tienen una vivienda y necesitan mayores ingresos | Foto temática: Especial

Si te has jubilado, posees una vivienda y necesitas mayores ingresos, existe una opción especialmente diseñada para ti: la hipoteca inversa.

También llamada hipoteca a la inversa o hipoteca revertida, esta operación diseñada para adultos mayores consiste en convertir en dinero el valor que posee la vivienda sin que el titular pierda los derechos de propiedad. 

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

¿En qué consiste?

En la hipoteca inversa, básicamente el propietario de la vivienda, quien debe tener 65 años o más de edad, recibe una cantidad de dinero por parte del banco a cambio del inmueble, el cual puede seguir utilizando y será de su propiedad hasta su fallecimiento.

Esta opción resulta bastante atractiva para adultos de la tercera edad que busquen complementar sus ingresos de pensión.

Foto temática: Pixabay

Una vez que el propietario muere, la entidad financiera se convierte en el nuevo dueño de la propiedad, a menos que los herederos paguen el dinero que dio en vida el fallecido.

Sin embargo, el importe que el beneficiario reciba por renta dependerá de diversos factores como su edad y la de su cónyuge, así como la elección de la hipoteca por un plazo determinado o de forma vitalicia, esta última la más frecuente entre las ofertas de los bancos.

Una de las grandes ventajas de esta hipoteca es que el banco NO puede exigir el pago de la deuda acumulada mientras viva el beneficiario o el último de los beneficiarios.

¿Qué pasa cuando el propietario fallece?

Cuando el titular del inmueble muere, la propiedad pasa a convertirse en propiedad de la entidad que dio el préstamo, pero si hay herederos, estos adquieren tanto la propiedad como la deuda acumulada.

Ante este panorama, los herederos cuentan con dos opciones: quedarse con la vivienda, para lo cual tendrán que liquidar la deuda, o venderla, para saldar la deuda contraída con el dinero de la venta.

Te puede interesar:

Hipoteca: ¿en qué consiste un crédito hipotecario?

Infonavit convertirá 100 mil créditos de salarios mínimos a pesos

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo