Economía

Estados Unidos solicita inspeccionar todo el tomate

 La propuesta planteada es calificada como un absurdo por el director del CIDH, Mario Haroldo Robles

Por  Manuel Campaña Padilla

México exporta 1.7 millones de tomates anualmente hacia Estados Unidos.(Foto: El Debate)

México exporta 1.7 millones de tomates anualmente hacia Estados Unidos. | Foto: El Debate

Sinaloa.- La última propuesta presentada por el Departamento de Comercio de Estados Unidos plantea que se inspeccione la calidad de los tomates mexicanos en el 100 por ciento de los camiones que ingresen al país norteamericano, aseveró el director de la Comisión para la Investigación y Defensa de las Hortalizas (CIDH), Mario Haroldo Robles. 

La medida, dijo, es calificada como un absurdo que carece de una base legal para inspeccionar el tema de calidad dado que es la suma de atributos, los cuales no representan un riesgo para la salud de las personas, animales o el medio ambiente, que son las únicas razones para legislar o regular la inspección de entrada a un país de otros, aseveró.  

Con 1.7 millones de toneladas exportadas de tomate al año, divididas por 18 toneladas en cada unidad, al año se inspeccionarían 120 mil camiones. En este sentido, señaló que ya existe una inspección del 7 por ciento del producto hortícola a través del denominado marketing orders. 

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

De acuerdo con Haroldo Robles, si llegara a pasar la propuesta, el volumen de inspección se incrementaría 13 veces, ocasionando un problema de logística que demoraría 72 horas en la frontera para poder ingresar al vecino país del norte.

Posición

Esa propuesta podría generar que el producto se eche a perder”. Pese a la oposición de las autoridades e industria mexicana, el Departamento de Comercio de Estados Unidos busca forzar en la negociación para que se acepte la inspección.

Por ello, el dirigente del organismo detalló que ya se informó a Sader que esta propuesta no beneficia a  los horticultores mexicanos, para que presente una posición fuerte en el tema y en última instancia se levante una política espejo. 

De no pronunciarse en contra de esta propuesta, Estados Unidos llevaría esta medida a otras importaciones de productos mexicanos, como manzanas, maíz, soya y trigo,  tendría que inspeccionarse por parte del Gobierno mexicano los productos de origen estadounidense, ya que con la presente propuesta planteada por el Departamento de Comercio, las negociaciones vuelven a complicarse.