Economía

Facturación al instante es una medida opcional sin fines de fiscalización

Tras la confusión generada a finales de 2019, especialista en contaduría aclara que el objetivo de esta medida es facilitar la deducibilidad de gastos al contribuyente

Por  Francisco Castro

Facturación al instante es una medida opcional sin fines de fiscalización(Foto ilustración El Debate)

Facturación al instante es una medida opcional sin fines de fiscalización | Foto ilustración El Debate

Culiacán, Sinaloa.- La facilidad que a partir de este año tendrán los tarjetahabientes para obtener su factura electrónica al momento de pagar no será obligatorio, como se divulgó a finales de 2019 y todavía a inicios de año, sino que será un servicio opcional para quienes decidan previamente vincular su Registro Federal de Contribuyentes (RFC) al plástico.

Tampoco será una nueva estrategia de fiscalización para los cuentahabientes, como se divulgó en redes sociales, pues desde hace más de 10 años el SAT tiene acceso a todas las cuentas bancarias.

Lo anterior fue confirmado por el contador público y académico de la Facultad de Contaduría y Administración de la UAS, Eleazar Angulo López, quien, en entrevista para EL DEBATE, reconoció que a finales de 2019 se generó una especia de sicosis en redes sociales, alimentada por la falta de un pronunciamiento oportuno de parte del Sistema de Administración Tributaria (SAT), lo que llevó incluso a una convocatoria para no usar tarjetas durante el 4 y 5 de enero.

El origen de la confusión

El especialista en el tema explicó que todo se originó luego de un acuerdo en noviembre entre el SAT y la Asociación de Bancos de México (ABM) para efecto de facilitar el esquema de la facturación al cuentahabiente, pues existía mucha complejidad y pérdida de tiempo al momento de solicitarla.

Con este acuerdo, detalló, la autoridad fiscal, mediante la Asociación de Bancos, implementa el famoso chip que deberá ser adherido a la tarjeta del cuentahabiente, esto solamente con la finalidad de simplificar la emisión de la factura.

Sin embargo, ante la falta de claridad en la información por parte de la autoridad tributaria, en redes sociales se generó una polémica muy fuerte debido a la incertidumbre entre los contribuyentes inscritos y no inscritos ante el SAT, pues se dijo que la autoridad los iba a fiscalizar por todos los pagos que hicieran a través de los plásticos y sancionaría a quienes tuvieran gastos mayores a sus ingresos.

Se rumoraba que en todos los pagos con tarjeta tendrían que emitirse las facturas, ante lo que la autoridad se pronunció y dijo que no es así

Este acuerdo entre el SAT y la ABM facilitará que el contribuyente que quiera una factura para hacerla deducible al momento de erogar el gasto, presente el plástico y ahí mismo diga si quiere factura o no, pero es opcional, no es obligación emitir todas las facturas.

De la confusión a la sicosis

Eleazar Angulo recordó que entre la falsa información que se generó, muchos ciudadanos pensaban que a partir de enero todas las tarjetas traerían incluido el RFC en el famoso chip y las facturas se generarían en automático por cada consumo pagado con el plástico; pero no es así, pues esta medida se implementará de manera gradual y de forma opcional.

Los tarjetahabientes que quieran armonizar su RFC con el chip de su tarjeta bancaria para deducir sus gastos tendrán hasta mayo de este año para acudir a su banco para hacer la solicitud, pero es un servicio opcional, insistió.

No obstante, el contador público reconoció que, a pesar de la aclaración que hiciera el SAT en diciembre pasado, hay contribuyentes que aún desconocen cuál será el procedimiento, pues no han escuchado que los bancos estén adhiriendo los RFC a los chips de las tarjetas.

El objetivo de esta medida

Sobre si esta medida permitirá al Sistema de Administración Tributaria vigilar el origen del dinero con que se pagan las tarjetas de crédito y cuidar que los tarjetahabientes no caigan en una discrepancia fiscal, Angulo recordó que el tema de la discrepancia fiscal, que ocurre cuando el contribuyente registra más erogaciones que ingresos y no tiene la forma de demostrar el origen del dinero, es una práctica que ya está regulada y se aplica solo a personas físicas, esté inscrito o no en el RFC.

No es algo nuevo. Se emita factura o no, la autoridad ya sabe qué pagaste con eso, pues la empresa también tiene que informar.

El especialista insistió que lo que generó esta sicosis fue el tema de la facturación instantánea y la inscripción del RFC al chip de la tarjeta de crédito o débito, lo que ya quedó aclarado que será opcional.

Recordó que, ante la sicosis, mucha gente empezó a comentar la intención de recurrir a los pagos en efectivo y reducir los pagos con tarjeta, o la reducción de tarjetas de crédito, por lo que llamó a la tranquilidad: «Tranquilos, no pasa nada, siempre y cuando demuestres el origen del dinero. Que se preocupen aquellos que no van a poder demostrar realmente el origen el dinero», advirtió.

Para aquellas personas que tienen una o varias tarjetas de crédito y que no están al corriente con sus pagos, el académico dijo que la autoridad detectará ese tipo de situaciones y también dependerá del monto, pero llamó a no asustarse por cantidades pequeñas.

Quien desee facturar al instante sus consumos debe estar dado de alta ante el SAT y podrá registrar todas las tarjetas de debido y crédito, excepto departamentales.

«No se trata de ninguna modificación a la legislación, solo es una forma de facilitar la facturación instantánea» Eleazar Angulo López, Contador público y académico de la Universidad Autónoma de Sinaloa 

Pese a posicionamiento, la duda persiste

El Sistema de Adminis-tración Tributaria reiteró que la vinculación del RFC a la tarjeta no tiene nada que ver con un acto de fiscalización.

  • 241 facturas por segundo emitió de enero a junio de 2019 la autoridad fiscalizadora.
  • 206 facturas por segundo se emitieron en el mismo periodo de 2018, de acuerdo con el SAT.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo