Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Falta de liquidez pega a tipo de cambio

FINANZAS

México, D.F.- Los niveles alcanzados del tipo de cambio peso-dólar, por arriba de los 13.10 pesos, se derivan básicamente de la falta de liquidez registrada en las últimas semanas de diciembre, coincidieron analistas del medio financiero consultados.

Bajo ese contexto, el peso mexicano mostró una devaluación de 2.32%, al pasar de 12.870 pesos a 13.1590 pesos. Sin embargo, en 2013 reportó una depreciación de 1.71%.

La paridad peso-dólar ha mostrado una fuerte volatilidad, marcando niveles cercanos en el interbancario de los 12.80 pesos en las primeras semanas de diciembre, y cotizaciones hacia el cierre de mes de los 13.15 pesos. La incertidumbre en los mercados financieros a nivel mundial por el tema de un cambio en la política monetaria de la Reserva Federal de inyección de liquidez, es otro factor que genera presión en mercado de cambios nacional.

Cae inversión en cartera

La menor liquidez observada sobre todo en los países emergentes, derivada de una menor entrada de flujos de inversión de cartera; es un elemento que realmente preocupa a los inversionistas.

Sin embargo, los participantes se encuentran un tanto optimistas en torno a la recuperación de Estados Unidos, manteniendo la idea de que la Reserva Federal seguirá reduciendo sus estímulos monetarios de forma gradual a lo largo de 2014.

El ánimo en relación al crecimiento estadounidense, se vio fortalecido tras la publicación de las órdenes de bienes duraderos a noviembre que avanzaron 3.5% a tasa anual, mientras que el mercado inmobiliario se recupera con un repunte en las ventas de casas nuevas.

Por otro lado, la ausencia de noticias económicas sobresalientes tanto en el contexto nacional como internacional (EU), permitió una depreciación del peso mexicano en la medida que los inversionistas realizaran cambios de posiciones previas al fin de año. La directora de análisis económico y bursátil de Banco Base, Gabriela Siller, destacó que la devaluación del peso mexicano se explica por la baja liquidez del mercado.

La especialista anticipó que este movimiento es coyuntural, pues en la medida que los días vayan avanzando y se incorporarán más participantes al mercado, además de que se publiquen más datos económicos, permitirá que el tipo cambio tome un rumbo definitivo.

Agregó que el peso aún podría depreciarse hasta 13.18 pesos, para poder apreciarse a partir del 9 de enero, y recuperarse hasta finalizar el mes en cotizaciones por abajo de los 13.0 pesos.

En tanto, el subdirector de mercados financieros de Santander, Salvador Orozco, dijo que el entorno se ve un poco complicado por la menor liquidez que se observarán en los mercados.

Sin embargo, el experto mencionó en los primeros meses de este año, el peso mexicano se mantendrá por arriba de los 13.0 pesos, pero hacia el cierre de año mostraría una cotización de alrededor de 12.60 pesos, apoyado en los posibles flujos de inversión extranjera directa por el tema de la Reforma al Sector Energético.