Economía

Hay tendencia favorable en apreciación del peso

La buena conducción del Gobierno federal, sumada a factores externos, favorece a la moneda mexicana

Por  Ramón Verdín

Hay tendencia favorable en apreciación del peso.(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Hay tendencia favorable en apreciación del peso. | Imagen ilustrativa/ Pixabay

Los Mochis, Sinaloa.- Desde la última quincena de marzo, el peso observa un comportamiento estable frente al dólar, pasando de los 19.37 pesos al 28 de marzo, a los 18.77 pesos al 12 de abril del 2019, según las cifras oficiales del Banco de México (Banxico). 

Esta situación, favorecida por factores externos, también es debida al sano manejo de las finanzas de la actual Administración federal, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, manifestaron los economistas César Miguel Valenzuela Espinoza y Jorge Sánchez Sandoval.

Por un lado, en el plano internacional, el precio del petróleo creció gradualmente, lo que ayuda a las finanzas públicas mexicanas. Asimismo, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea, además de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China, fueron procesos que se pausaron, reconoció Valenzuela, por lo que la estabilidad podría permanecer:

«Materias primas, alimentos, el precio de todos estos commodities, bienes primarios e intermedios se ha mantenido; el costo de los granos, como el maíz, ha bajado, lo cual no nos beneficia como entidad, pero en el ámbito internacional da estabilidad e incluso hace que el dólar no tenga un comportamiento alcista», abundó el expresidente del Colegio de Economistas de Sinaloa.

Orden en política monetaria

A pesar de los pronósticos poco alentadores de crecimiento de la economía en México para 2019 (situada por la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público entre los 1.4 y 2.4 puntos porcentuales), lo que representa una desaceleración de las economías globales, debe existir mucha precaución por parte del Gobierno de la República.

«Tiene mucho que ver que el actual Gobierno ha sido ordenado en cuanto al manejo del déficit, traemos un superávit primario como lo prometieron y lo han confirmado, que no se llevaría más de lo que está establecido en la iniciativa del Presupuesto de Egresos para el 2019», aceptó el docente de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS). 

Respecto al no aumento en la tasa de interés por parte de Banxico, el académico aclaró que obedece a que no hubo variación por parte de la Reserva Federal del Banco de Estados Unidos. 

Jorge Sánchez, profesor en la Universidad Autónoma de Occidente (UAdeO), afirmó que el comportamiento de López Obrador ha sido diferenciado al de otras Administraciones emanadas de la izquierda, que generalmente incrementan el gasto público.

Los beneficios del gasto social 

«Lo que hace el Gobierno es aplicar el ahorro: disminuir gastos duplicados, bajar sueldos, todo eso lo metieron al gasto social, y al hacer eso puede tener un incremento el producto interno bruto (PIB), que es el resultado de la suma del consumo, la inversión, el gasto del Gobierno y el comercio exterior», reiteró.
En torno a la presumible «guerra comercial» que la Unión Americana emprendería contra China, Sandoval argumentó que Donald Trump «cedió» con la nación asiática:

«No hubo un descontrol de la economía global, un evento que lleve a los inversionistas a refugiarse en el dólar, hay una estabilidad. Se firmó el T-MEC, se aclaró el agua en materia comercial entre México, Estados Unidos y Canadá. La amenaza de Trump de cerrar fronteras no fue viable», dijo. 

El flujo de dólares hacia el mercado de capitales y de dinero seguirá ocurriendo sin abruptos, por lo que el peso mexicano estará fortalecido momentáneamente, subrayó el economista:

No hay que asustarse, lo que hay que ver es lo inmediato. Así como sube, baja. Es como una fotografía instantánea. Cualquier variable que mueves internacional o localmente, creará cambios.

En última instancia, Sánchez llamó a los distintos niveles de Gobierno a mantener un gasto responsable: «No se pueden relajar, aunque hay una tendencia a abandonar el neoliberalismo, no se consolida el nuevo modelo, estamos en una transición, que puede resultar o no, y debemos cuidar ese aspecto. El Gobierno y los inversionistas deben velar por el futuro de nuestra economía», concluyó.