Selecciona tu región
Economía

Huracán Ida inundó más de 200 mil autos y los quieren vender como si no les hubiera pasado algo

Una agencia especializada alertó a los compradores ya que estiman que muchos de los vehículos inundados por Ida sean reparados y vendidos como si no les hubiera pasado algo

Por Kenneth Montes

-

Estados Unidos.- El pasado 29 de agosto el huracán Ida azotó diferentes regiones de los Estados Unidos dejando a su paso mucha devastación y sobre todo un duro golpe al sector automotriz dejando pérdidas de miles de millones en dólares.

De acuerdo con una publicación de CCN, según la agencia especializada en vehículos Carfax, estima que Ida dejó al menor 212 mil vehículos se perdieron por la tormenta, mientras que AIR Worldwide una empresa de análisis de riesgos estima que las pérdidas podrían alcanzar a los 250 mil vehículos de los cuales solo alrededor de 78% estarían asegurados contra este tipo de siniestros.

Si bien ese es un aspecto de la tragedia para el sector empresarial, uno de los grandes temores de Carfax es que estos vehículos que ya se encentran en las concesionarias y bodegas podrían ser vendidos pese a que ya estuvieron bajo el agua ya que los empresarios podrían darles una reparación para volverlos a poner en venta como si no hubieran estado inundados.

Por lo que pidió especial atención a los compradores que en los próximos meses busquen adquirir un vehículo, incluso en zonas en donde no azoto el huracán.

Carfax estima que al menos unos 350 mil vehículos que han sido dañados por tormentas se encuentran en la actualidad circulando en las carreteras, incluso algunos que resultaron dañados hace 16 años por el huracán Katrina.

Alertó que uno de los primeros indicios que podrían anunciar que los vehículos estuvieron involucrados en la inundación es el ver "un precio demasiado bueno para ser verdad", lo que podría sugerir que el buen precio tiene alguna razón.

Señaló que este fenómeno es mucho más frecuente de lo que se cree, especialmente en concesionarias pequeñas que los colocan en piso de venta como nuevos.

“Este fenómeno es más común de lo que se cree, especialmente en pequeñas agencias que no tienen seguros para este tipo de casos. Solamente les dan una buena limpiada, reparan algunos componentes evidentes y los ponen en el piso de venta de nuevo,” comentó Carfax en un comunicado.

Añadió que de acuerdo a los estudios que han realizado el problema se reflejara en algunos meses cuando los autos inundados que parecen funcionar bien comiencen a tener fallas en sus sistemas eléctricos, lo que podría derivar en "incendios espontáneos, lo que pone en riesgo la vida del ocupante".

Situación que podría no solo extenderse en las grandes empresas, sino también por particulares a través de compraventa de vehículos.

Leer más: El Pentágono admite que el mortal ataque de Kabul en el que murieron varias personas incluidos 7 niños, "fue un error"

De manera general, la aseguradora recomendó que al momento de adquirir un vehículo, sea nuevo o usado lleves a tu mecánico de confianza para que realice las inspecciones necesarias y verifique a profundidad que el vehículo no muestre indicios de haber estado inundado.

Ya que algunos aspectos como olores, arcilla bajo los asientos y humedades en el tablero o lugares recónditos del vehículo podrían se un signo de que el auto estuvo en alguna inundación.

Se desborda presa en Zacatecas y causa inundaciones con decenas de afectados
Síguenos en