Economía

Inegi estima la peor caída del PIB para México desde 1995

Especialistas en economía destacan que el Gobierno de México debe aplicar una política fiscal para reducir el desempleo y salvar al sector secundario, que registra una de las más altas caídas

Por  Lorena Caro

Aspectos de un local cerrado en Sinaloa durante la pandemia.(Foto temática El Debate / Luis Gerardo Magaña)

Aspectos de un local cerrado en Sinaloa durante la pandemia. | Foto temática El Debate / Luis Gerardo Magaña

México.- Para el segundo trimestre del 2020 (abril, mayo y junio), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) estima que se registró una fuerte contracción del producto interno bruto de 18.9 por ciento en términos reales frente al mismo trimestre del 2019. Las cifras representan además la peor caída en la historia de dicho indicador macroeconómico, y supera con creces las bajas en 1995 en el primer trimestre, cuando registró una caída de 8.6 por ciento, incluso supera la caída del primer trimestre del 2009, cuando se registró una contracción de 7.7 por ciento. 

Si bien la caída del PIB del segundo trimestre coincide con la contingencia sanitaria por COVID-19, además de que otros países también ha registrado importantes pérdidas económicas, el especialista César Valenzuela señaló que en México la contracción estimada por el Inegi no solamente es el efecto del problema de salud pública, sino de una caída gradual que viene registrando el país desde el 2019.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Registro a la baja

En el informe «Estimación oportuna del producto interno bruto en México durante el segundo trimestre del 2020», el Inegi detalla que en su comparación anual, por actividades económicas, el PIB de las actividades secundarias cayó 26 por ciento; el de las terciarias 15.6 por ciento, y el de las actividades primarias 0.3 por ciento.

Durante el primer trimestre del 2020 (enero, febrero y marzo), el Inegi reportó una caída del PIB total en su comparación anual de 1.4 por ciento, lo que representaría que para el segundo trimestre la caída representó 17.3 por ciento.

Inegi estima la peor caída del PIB para México desde 1995

Además, detalla que desde el primer trimestre del 2019, y con base en el indicador PIB, México no ha tenido un crecimiento económico, sino que ha reportado contracciones constantes. De un crecimiento de 1.1 por ciento que se tuvo en el último trimestre del 2018, para el primer trimestre del 2019 pasó a -1.1 por ciento; el segundo tuvo una caída de 0.4 por ciento; el tercero de 0.7; y el cuarto, para cerrar el 2020, de 1.4 por ciento. 

Consecuencias y retos

El economista César Valenzuela indicó que ante este panorama, el Gobierno tiene que implementar una política fiscal, que consiste en otorgar algunos subsidios, esquemas preferenciales o de prórrogas en el pago de los impuestos para que las empresas sobrevivan, pero que, en todo caso, mantengan los empleos.

Destacó que es necesario rescatar a las pequeñas, a las micro y a las medianas empresas, que son casi 4 millones, y que generan el 80 por ciento del empleo en el país: «Si bien el Seguro Social refleja más de un millón de desempleos, la informalidad es más numerosa, por eso se habla de más de 10 millones de empleos perdidos», expuso. 

César Valenzuela detalló en ese sentido que el crédito de 25 mil pesos que el Gobierno anunció como parte del rescate de las empresas no fue funcional para muchas de ellas. Dijo que no alcanzaron ni a dispersar 500 mil créditos: «¿Por qué? Porque eso no les sirve de mucho, y como están ligados (los créditos) al Seguro Social, saben que un préstamo al Seguro Social, el Seguro Social se los va a cobrar, y si no tienen para pagar, les va a embargar lo que tenga, por esa razón la gran mayoría no lo obtuvo», destacó. 

Valenzuela agregó que estabilizar los impactos de esa caída establecida por el Inegi requerirá, además de una definición gubernamental para la inversión privada, dar solución a los conflictos en Pemex. 

Efecto vacuna

A su vez, el economista Daniel Jaffet León Chávez coincidió al destacar para EL DEBATE que la actual situación económica que se refleja en los índices mexicanos tiene entre uno de sus agravantes el COVID-19; sin embargo, dijo que hay otros factores que suman, como la omisión del Gobierno federal de implementar medidas que ofrezcan una política fiscal expansiva para afrontar los gastos de la población.

El especialista agregó que otro de los factores es el panorama mundial de crecimiento negativo que comenzó a reflejarse desde el 2019, y que se prevé que continúe en el resto del 2020. 

En ese contexto, destacó como una opción sumamente importante la existencia de la vacuna COVID-19, que —dijo— será un catalizador para que los sectores privados de las economías de todo el mundo retomen actividades: «Si bien actualmente las economías están en un periodo de financiarización, en realidad el que permite el desarrollo actual es el sector secundario, y para que ello suceda tienen que retomar actividades y existir la posibilidad de contar con congregaciones con más de cincuenta personas», expuso.

Un punto muy importante de la recuperación económica de México —opinó— es que se obtenga esa vacuna, porque por el momento, aunque sea implementada una nueva normalidad, haya medidas de prevención o sean retomadas algunas otras actividades, la economía no se va a recuperar de forma eficaz o necesaria.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo