Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

La inocuidad influye en la competitividad

ENTREVISTA

Culiacán, Sinaloa.- La mayor severidad de las normas y el aumento de las acciones de inspección, indican que la situación de los productos alimenticios, tanto en los mercados nacionales como en los internacionales, debe ser objeto de esfuerzos sostenidos para lograr que todos los países cuenten con sistemas efectivos de control de calidad e inocuidad, advirtió Luis Fernando Hernández Lezama, vicepresidente de Investigación, Ciencia y Tecnología (ICTI). Dijo también que el impacto económico, sanitario y de credibilidad que tiene el tema de la inocuidad alimentaria actualmente es de mayor consideración.

¿Qué importancia tiene la inocuidad en la competitividad?

—Fundamentalmente, la competitividad en este momento tiene dos componentes básicos, uno de ellos son los precios, todo lo que implica la mejor proporción costo-eficacia; por otro lado, el componente más importante es que los alimentos tienen un impacto en la salud. Entonces, cualquier cosa que disminuya el efecto benéfico de los alimentos en la salud, automáticamente se convierte en un factor de rechazo. Cualquier producto o un problema de mal manejo o una historia de contaminación, automáticamente estará en desventaja ante la posibilidad de que lo adquiera un consumidor.

¿Qué países tienen las mejores condiciones de inocuidad actualmente?

—Las mejores condiciones de control interno las tiene la Unión Europea, ya que son espacios de producción más pequeños y más controlados; por otro lado, tienen un nivel más homogéneo de operación. En México hay una gran diversidad, precisamente porque las condiciones de producción son diferentes, varía la calidad del suelo, del agua, de los fertilizantes, plaguicidas y los nutrientes vegetales, en comparación con países como Grecia, España, Portugal, que tienen estándares más parecidos, sus procesos son más homogéneos y tienen mejores controles. Además, el mercado de la Unión Europea es lo suficientemente grande para absorber su propia producción, por lo cual no es competencia para nosotros.

En el caso de Sinaloa, ¿qué haría falta en materia de inocuidad?

—Debería trabajar de una manera más concentrada, más organizada. Sinaloa tiene un excelente nivel de operación, lo que se tiene que cuidar en el estado es evitar que haya heterogeneidad, que se cuiden los factores de riesgo para que no exista la posibilidad de que un producto que se produce en condiciones diferentes pueda poner en riesgo a otros que tienen altos niveles de control. Todo lo que hagamos debe estar documentado, esa es una parte muy importante, que se documente el trabajo que hay detrás de la producción. Debe haber un sistema que respalde todo lo que hacen.