Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

"Las personas hacen crecer a las empresas"

ENTREVISTA

Culiacán. Uno de los principales retos para las empresas es encontrar el personal adecuado para dirigirlas. El directivo debe tener capacidad de aprender y decidir para llevar a la organización al crecimiento, asegura Luis Alfredo Santana Zevada, director regional del Centro de Formación y Perfeccionamiento Directivo (Icami), que cumple 40 años de operar en Culiacán.

¿Qué cualidades debe tener un directivo?

El talón de Aquiles para el crecimiento de las empresas es la formación directiva, encontrar con quién crecer. Generalmente se improvisa al directivo, pero posteriormente esto le cuesta mucho a la empresa. Quizá alguien que está en un cargo directivo consigue resultados, pero eso no es suficiente, debe ser también capaz de encontrar y desarrollar las capacidades de sus colaboradores, de ganarse su confianza, además de llevar la operación de su departamento porque no hay que olvidar que las personas renuncian a sus jefes, no a la empresa. Los conocimientos nos permiten llegar a los puestos directivos, pero una vez ahí son otras habilidades las que nos llevarán a dar resultados. Una empresa puede estar bien administrada, pero mal dirigida; se administran las cosas y se dirige a las personas.

¿De qué manera ayuda Icami en el perfeccionamiento directivo? No hacemos bueno al que no lo es, no hacemos jefe al que no lo es, pero si alguien ya está en un puesto con personas a su cargo y tiene la responsabilidad de la operación le es positivo revisar cómo manda, cómo decide, cómo argumenta y cómo plantea sus ideas. Nadie nos puede enseñar cómo ser; sin embargo, en Icami el participante desarrolla su capacidad de trabajo en equipo, aprende a comunicarse, fortalece el liderazgo y se conoce así mismo.

¿Qué importancia tiene crear armonía entre la familia y la empresa?

La experiencia nos dice que si no tienes en los puestos directivos una persona que tenga resuelta su vida familiar, hablaremos de alguien que no tiene la cabeza en el trabajo y será la organización la que termine pagando la factura. Si bien es cierto que hay una presión muy grande por alcanzar los resultados, y uno le apuesta a eso, en algún momento se da el quiebre, ya sea en la salud o en el entorno familiar.

¿Cuál es la principal enseñanza que le han dejado estos 40 años de experiencia? Que tenemos que ser capaces de reinventarnos. A mí me ha formado la apertura en el crecimiento, saber que somos capaces de volver a ser, somos algo que se ha reinventado continuamente. Somos muy conscientes del bien que podemos hacer, entendemos que las empresas quieren mejores personas pero que están preocupadas por los resultados, por eso en los programas tenemos la forma de hacer evidente la mejora personal. Como organización estamos en la línea de que la empresa hace una inversión, entendemos que somos una institución para la élite de las empresas, para los cuerpos de mando, para la media cancha de la organización. La formación para un directivo es ineludible. "Generalmente se improvisa al directivo, pero después esto le cuesta mucho a la empresa. Quizá alguien que está en el cargo consigue los resultados; sin embargo, eso no es suficiente".

Luis Alfredo Santana Director del Icami