Economía

Los problemas en el uso de tarjetas de crédito

Sondeo realizado por EL DEBATE evidencia inconvenientes de usuarios de créditos, por lo que especialistas en finanzas llaman a hacer un uso correcto de ellos

Por  Fabiola Cerros

Los problemas en el uso de tarjetas de crédito.(Imagen ilustrativa/ Pixabay)

Los problemas en el uso de tarjetas de crédito. | Imagen ilustrativa/ Pixabay

Siete de cada diez usuarios entrevistados han tenido algún problema con sus tarjetas de crédito, esto según resultados obtenidos mediante un sondeo realizado vía online por esta casa editorial. Pagar por comisiones indebidas (37.50 por ciento), el cobro de compras no realizadas (19.44 por ciento) y ser víctima de fraude cibernético (18.06 por ciento) son algunos de los principales problemas que manifestaron los dueños de un crédito.

El sondeo en cuestión, publicado por EL DEBATE del 22 al 27 de marzo y distribuido por internet, entrevistó a personas mayores de edad, beneficiarios de tarjetas crediticias. En el mismo se indagó en las instituciones bancarias con las cuales los cuentahabientes han presentado inconvenientes, entre las que destacaron BBVA Bancomer (17.89 por ciento), Banamex (16.26 por ciento) y Bancoppel (8.13 por ciento).

Cabe destacar que, tan solo en el 2018, la Comisión Nacional para la Protección y la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recibió 156 mil 385 quejas en general por tarjetas de crédito. 

Las comisiones

Respecto a la principal queja —que involucra los pagos injustos o incorrectos de comisiones—, el asesor financiero Luis Felipe Leyva Robles explicó a este medio que gran parte del problema reside en los mismos usuarios. Dijo que, en realidad, rara vez se trata de comisiones indebidas, y que más bien involucra una falta de conocimiento acerca de los estatutos que posee la tarjeta misma: «Los clientes nunca leen el librito. No hay ninguna otra comisión», mencionó Leyva Robles. 

Sobre las comisiones, Jorge Sánchez Sandoval, economista y catedrático de la UAdeO, aclaró que si bien estas se establecen en las «letras pequeñas» de los contratos, muchos de los problemas que reporta el usuario se relacionan con la misma necesidad económica de las personas y los cobros «excesivos» de los bancos: «En los países en vías de desarrollo, los bancos grandes abusan, por los usos y costumbres de esos países, cobrando excesivas tasas de intereses, manejo de cuentas y de todo», lamentó, reconociendo que esta situación no ocurre en todo el mundo.

Sánchez dijo que no es fácil el uso de las mismas y que finalmente concluye en la decisión de utilizarlas, para lo que el economista reiteró: «El problema es que la decisión está manipulada por la ambición de poseerla», por lo que consideró que normalmente se ofrecen tarjetas en temporadas vacacionales, festivas o de alto derroche económico.

Responsabilidad

En cuanto a la creciente oferta y la proliferación de tarjetas de crédito ofrecidas por diversas tiendas, como lo son las departamentales o los supermercados, el economista Jorge Sánchez realizó el llamado a los cuentahabientes a utilizar el raciocinio y hacer un juicioso empleo de las mismas: «Se tiene que razonar si se necesita realmente (el crédito)», finalizó Sánchez. 

Asimismo, el economista y asesor financiero Rajid Luna instó igualmente a los usuarios a hacer un uso responsable; y sobre las tarjetas de tiendas cada vez más accesibles al público anotó que no es algo negativo per se: «Por fortuna, en los últimos años las cosas están de modo para que cualquiera tenga un crédito. Hoy llegas a una tienda o una plaza comercial y casi casi te ruegan que saques una tarjeta con ellos. La mayoría de las personas pueden acceder a un crédito», aseveró Rajid Luna.

Planteó, pues, que la negatividad radica en el mal uso de las mismas: «El lado malo es que es peligroso que alguien que no es organizado tenga una tarjeta de crédito en sus manos, pues se desconoce lo que pudiera llegar a generar».

Letras chiquitas

Luna planteó que aunque muchas veces a la hora de obtener un producto de financiamiento no se informa completamente al usuario, esto no cambia lo establecido originalmente en el contrato que se firma: «No te dijeron, pero que no te dijeron no quiere decir que eso no estuviera en el contrato», declaró. 

Llamó también a utilizar los créditos con responsabilidad y en momentos realmente necesarios, así como en lugares seguros, además de mantenerse alerta ante las circunstancias que podrían facilitar la clonación de las tarjetas, como lo son los cobros que se realizan fuera del alcance de la vista del comprador. 

En este tenor, recomendó leer minuciosamente el contrato donde vienen establecidas las reglas, lo cual —afirmó— puede ser muy complicado: «Es necesario que las instituciones financieras lo hagan también más digerible, un poco menos enredado», reconoció.

Reiteró que, aun así, dicha responsabilidad cae en mayor medida en el mismo dueño del crédito:

No es malo usar una tarjeta de crédito. Cada vez mas instituciones dan crédito, pero la mayoría de las ocasiones hay gente que pierde la cabeza utilizándola, y a la mera hora no puede pagarla. Somos los mismos usuarios los peligrosos, reconoció Luna.

En cuanto a las medidas de resolución por las que se optaron para las quejas referidas por los entrevistados, más de la mitad de las personas sujetas al sondeo de EL DEBATE expresó haberse comunicado a las líneas telefónicas del banco en particular (57.89 por ciento) particularmente por problemas como comisiones indebidas o clonación de tarjetas. 

Financiamiento

A manera de recomendación, el asesor financiero Luis Felipe Leyva puntualizó que el uso de las tarjetas debe limitarse preferentemente a utilizarlas para promociones, por ejemplo en la compra de artículos, bienes o servicios a meses sin intereses, y que la utilización de estas para respaldar gastos frecuentes no es redituable. «Las tarjetas no son para financiarse», sostuvo.

Apuntó que más allá de ser una herramienta para «sacar de apuros», lo ideal es utilizarla solamente si se tiene la capacidad de liquidar el saldo a la fecha de corte.

Para lo mismo, agregó, además, que el límite de estas debe ir a la mitad del presupuesto de quien la posee, para que vaya «de acuerdo a tu nivel», y así evitar problemas mayores.

Leyva Robles hizo énfasis en los intereses y los pagos que se generan con compras a través de créditos, pues alertó que comprar con las mismas simboliza abonos que resultan costosos, finalmente.

Indicó que las cuentas de crédito representan mayormente un pago excesivo: «Es tomar un crédito para hacerte de algún bien, pero vas pagando mínimos y saldos que no corresponden a los montos totales, vienen siendo tasas del 40 o 50 por ciento. Es un crédito carísimo», finalizó.

CONSEJOS

Fecha límite

Condusef aconseja a los usuarios recordar pagar antes de la fecha establecida para no generar intereses y verse afectado por los mismos.

Pago mínimo global

Es la cantidad mínima que se requiere por el banco para que el crédito se mantenga vigente. Condusef aconseja un pago mayor al mínimo.

Pago para no generar intereses

Consiste en todo lo que se debe en el mes. Lo recomendable es pagarlo en su totalidad; de lo contrario, se pagarán intereses.

No tener más de una tarjeta

Podría generar un descontrol. Condusef recomienda cancelar aquellas que cobren mayor tasa de interés o anualidad.

Evitar ser víctima de fraude estas vacaciones 

La Condusef emitió un comunicado en el cual convocó a tomar precauciones al emplear tarjetas de crédito durante esta próxima temporada vacacional, y evitar así ser víctima de fraudes. Entre los consejos sugiere solicitar que lleven la TPV al momento de pagar para hacer la operación al acudir a restaurantes o comercios, no permitir que deslicen dos veces la tarjeta por la terminal electrónica, evitar las compras por impulso y al acudir a un cajero automático verificar que no existan elementos ajenos o extraños instalados en la ranura lectora de la tarjeta, entre otras acciones encaminadas a ello.