Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
La economía mexicana enfrenta retos en 2018, tanto externos como internos. (Foto: El Universal)

La economía mexicana enfrenta retos en 2018, tanto externos como internos. (Foto: El Universal)

Economía

Los tres retos de la economía mexicana en 2018

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos y las elecciones en México son grandes desafíos para la economía nacional
Avatar de El Universal

Por: El Universal

Uno de los aspectos más importantes para el país es la estabilidad laboral. (Foto: El Universal)(Uno de los aspectos más importantes para el país es la estabilidad laboral. (Foto: El Universal))

Uno de los aspectos más importantes para el país es la estabilidad laboral. (Foto: El Universal) | Uno de los aspectos más importantes para el país es la estabilidad laboral. (Foto: El Universal)

Ciudad de México. El año que inició será más complicado para México en materia económica en comparación con 2017, debido a los retos que generarán gran incertidumbre y volatilidad en la actividad productiva del país, coinciden varios especialistas consultados.

Los principales desafíos que enfrenta el país y que van a mantener inquietos a los mercados son: la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el impacto de la reforma fiscal aprobada en Estados Unidos, así como el proceso electoral en México que se llevará a mediados de este año.

Se espera que la presión de dólar americano sobre el peso sea mayor. (Foto: El Universal)

Después de un 2017 complicado, este año habrá gran volatilidad porque muchos procesos se van a concretar. "Va a ser un año de desenlaces, para saber qué va a pasar con el TLCAN, qué va a ocurrir con la sucesión presidencial, ver cómo va a impactar la reforma fiscal en Estados Unidos y qué va a suceder con la política monetaria", comentó Adrián Muñiz, analista económico de Vector CB.

"El 2017 fue de incertidumbres y este año va a ser como de desenlaces, donde vamos a saber cuál fue el resultado de los diferentes procesos, lo que también implicará múltiples retos para la economía mexicana", agregó el analista.

En opinión de los especialistas, uno de los factores que generará mayor incertidumbre durante 2018 será el proceso de renegociación del TLCAN.

El riesgo de una ruptura del acuerdo sigue presente, y si bien su impacto en la economía real se verá reflejado hasta 2019, puede tener consecuencias inmediatas en los mercados financieros, específicamente en el tipo de cambio, y ello a su vez en otras variables económicas como la inflación, consideró James Salazar, analista económico de CI Banco.

La posible conclusión del acuerdo comercial trilateral puede ser un choque muy importante para la economía, sería un cambio estructural en las relaciones comerciales que existen entre México y Estados Unidos; es un choque en donde la economía mexicana se ajustará, pero la transición del ajuste puede ser un tanto costosa, coincidieron los expertos.

Hay temores de que una mala renegociación del TLC afecte al empleo en México. (Foto: El Universal)

"Este es uno de los retos más importantes: cómo enfrentar una eventual salida de Estados Unidos del TLCAN, y cómo ayudar a la economía a transitar a un nuevo equilibrio, para minimizar los costos", advirtió el analista de Vector CB.

Mientras que para Muñiz la posibilidad de que ocurra una ruptura del acuerdo comercial es de hasta 50%, para Salazar la probabilidad de este hecho es de apenas 10%, y considera que al final de las negociaciones habrá un acuerdo satisfactorio para los tres países.

Ajuste tributario

El segundo reto del próximo año para la economía mexicana es la reforma fiscal en Estados Unidos, porque puede implicar un impacto sobre los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) en el país.

La economía también tiene que transitar hacia un nuevo equilibrio, en donde algunas de las nuevas inversiones planeadas para México por parte de capital estadounidense probablemente no se concreten, y puede resultar en un choque que asimilará el tipo de cambio, igual que en el tema comercial, afirmó Muñiz.

El presidente Donald Trump bajó impuestos en su país para fortalecer el empleo. (Foto: El Universal)

Sin embargo, la tasa de impuestos es sólo un elemento de muchos que toma en cuenta el inversionista, e incluso en Estados Unidos ninguna empresa paga 35%, que era la tasa vigente, pues con las deducciones pagan entre 20% y 25%, nivel similar al que se aprobó, dijo Salazar.

Normalización monetaria

En todo caso, a ambos especialistas les preocupa más el proceso que tiene que ver con el alza de tasas de interés en Estados Unidos, lo que conlleva el riesgo de que el Banco de México (Banxico) se vea en la necesidad de volver a entrar en un espiral alcista de tasas de interés. Ese es otro riesgo, al que no se le ven muchas probabilidades pero es factible que se presente, agregó el experto de CI Banco. 

Es posible que se de fuga de capital de México a EE.UU. incluso caída en la recaudación. (Foto: El Universal)

Si la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos empieza a subir tasas en forma acelerada, Banco de México probablemente lo tenga que hacer, y si la autoridad mexicana las sube a niveles superiores a 8% u 8.50%, podría tener incidencia significativa en el consumo e inversión, dijo Salazar.

"Hay que ver cómo puede hacer México para desligar su política monetaria de la estadounidense, porque nosotros ya estamos en niveles muy altos y no tenemos margen para seguir subiendo las tasas", dijo Muñiz.

"Además del hecho de que haya mayores tasas de interés, Estados Unidos es un incentivo para haya un movimiento de capitales hacia allá y eso afectará al tipo de cambio", explicó Adrián Muñiz.

Campañas presidenciales

Otro tema a tomar en cuenta es el proceso electoral en México, en el sentido de que alguna de las opciones políticas que resulte triunfadora llevaría a cabo un viraje significativo en las políticas económicas del país, incluyendo una revocación de la agenda de reformas estructurales.

El resultado de las elecciones, sobre todo la presidencial, genera incertidumbre. (Foto: El Universal)

Eso no sólo va a generar inestabilidad en los mercados financieros, sino también implicaciones en materia de inversión, sobre todo infraestructura, construcción y en el crecimiento económico, explicó Salazar.

"Todo proceso electoral, y en este caso de elección presidencial, está definiendo la posibilidad de darle continuidad o cambiar el rumbo en las decisiones de política económica", comentó Aníbal Gutiérrez, profesor e investigador de la Facultad de Economía de la UNAM.

"Aquí el riesgo es que las posiciones de los tres principales candidatos están polarizadas, en particular de quién ha venido aventajando en las encuestas (Andrés Manuel López Obrador, de Morena), que trae un planteamiento de cambio radical en muchos temas", expuso Aníbal Gutiérrez.

La inseguridad es otro factor que ahuyenta a las inversiones del país. (Foto: El Universal)

La presente administración va a tratar de cerrar con un escenario de mayor estabilidad, pero hay muchos factores en contra. Uno es el proceso electoral, y el otro es que cuando hay cambios de gobierno a nivel federal, pero sobre todo a escala local, se desata la delincuencia en los estados, porque hay cambio de mando, acuerdos y demás, agregó el académico.

"Yo creo que 2018 nos va a traer mucha inestabilidad, no sé si nos lleve a una crisis profunda, pero va a haber volatilidad que las autoridades monetarias y hacendarias van a tratar de enfrentar. El 2018 lo veo complicado en términos económicos, políticos y de seguridad", dijo Gutiérrez.

En esta nota:
  • Inestabilidad
  • Economía Nacional
  • Incertidumbre financiera