Economía

No te agobies, recibe dinero ahora mismo

Con responsabilidad puedes pedir un crédito rápido para cubrir la necesidad inmediata

Por  El Debate

Foto:veracidadchannel

Foto:veracidadchannel

En distintas situaciones puede ser necesario un aporte de dinero extra. Para hacer una reparación en el baño, para pintar la casa entera o para irse de vacaciones unos días. Siempre cabe la posibilidad de no reparar el baño, no pintar la casa y no irse de vacaciones, claro, pero eso es como poner en rojo todos los semáforos de la ciudad para evitar accidentes.

Si realmente tienes la posibilidad y la certeza de que podrás devolverlo en un plazo concreto, entonces puedes pedir un crédito rápido para cubrir la necesidad inmediata.

¿Qué es un crédito?

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La palabra crédito proviene del latín credere, que significa confianza. Así, un crédito es una relación de confianza que se establece entre quien presta el dinero y quien lo recibe y tiene la obligación de devolverlo.

Habitualmente se utilizan las palabras préstamo y crédito de forma indistinta, porque realmente son sinónimas, sin embargo hay pequeños matices que las diferencian.

Un préstamo es lo que todos conocemos, es decir, una persona o una empresa reciben dinero prestado de una entidad financiera con la obligación de devolverlo en un plazo pactado y con unos intereses también acordados.

Sin embargo un crédito es un dinero que la entidad pone a disposición del solicitante para que lo utilice según le convenga, tanto si utiliza la totalidad del importe como si utiliza solo una parte, eso dependerá de la situación financiera del solicitante. De forma que cuando una entidad, como por ejemplo credy24, pone créditos rápidos a disposición de sus clientes, lo que hace es un préstamo de dinero que entrega inmediatamente y que debe ser devuelto en el plazo acordado.

Esta forma de prestar dinero evita los engorrosos procesos de las entidades bancarias, que suelen ser lentos y complicados. Al utilizar el método de crédito rápido, el dinero puede estar a tu disposición en cuestión de horas.

Esta entrega de dinero rápido es la solución a la mayoría de las necesidades de dinero inmediato que puede tener cualquiera en su vida cotidiana.

¿Qué tipos hay?

Dependiendo del plazo de devolución, hay préstamos a corto plazo, medio plazo y largo plazo.

Los de corto plazo son los que se devuelven en menos de 45 días. Los de medio plazo son los que se devuelven en menos de 3 años. Y los de largo plazo son los que se devuelven en más de 3 años.

Dependiendo del uso que se le va a dar al dinero, los tipos de préstamos que hay son:

  • Préstamos personales: que son los que piden para cubrir unas vacaciones o una avería en la casa.
  • Préstamos al consumo: que son los requeridos para comprar un coche, un electrodoméstico o un producto similar.
  • Préstamos de estudios: para aquellos estudiantes que no tienen ayuda familiar o que no pueden optar a una beca.
  • Préstamos hipotecarios: los solicitados para comprar una vivienda. Normalmente se utiliza como aval la propia vivienda, de manera que en caso de impago el prestamista tendría la opción a quedarse con la propiedad.
  • Minicréditos: son importes pequeños necesarios para cubrir imprevistos igualmente pequeños, como una boda o un viaje de fin de semana.
  • Microcréditos: pequeñas cantidades de dinero que se les presta a los más desfavorecidos, normalmente para ayudarles a iniciar un negocio que mejore su situación económica.

¿Cómo organizarse?

Normalmente cuando uno pide un préstamo debe de tener en cuenta sus posibilidades para devolverlo en el plazo pactado.

Debe de tener en cuenta también los gastos y las comisiones que le va a costar el préstamo y tener muy presente cuál será el importe total que le toca devolver.

A continuación lo que hay que hacer es un calendario de pagos donde puedan verse los meses o las semanas en las que hay que hacer las devoluciones. A ese calendario hay que añadirle tanto los ingresos que se espera tener en esas fechas como otros gastos que también se espera tener, de forma que se pueda ver claramente que con los ingresos esperados hay suficiente para asumir todos los gastos de cada mes.

Por último, nunca hagas cálculos de futuro ajustando todo hasta el último céntimo, porque siempre van a suceder imprevistos y hay que dejar un margen en los cálculos para poder asumirlos.

Te puede interesar:

 
  • prestamo
  • dinero
  • credito
  • tipos de prestamos

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo