Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Economía

Pega falta de pensión en salud y vivienda 

La mayor parte de los adultos con pensión contributiva y no contributiva radican en zonas urbanas, hay rezagos en lo rural

Avatar del

Por: Agencia Reforma

Carecer de una pensión significa también tener faltantes de vivienda y de servicios de salud, según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar). 

De los 2.5 millones de adultos mayores que carecen de pensión, el 19 por ciento tampoco tiene seguro de salud ni vivienda propia, según el informe trimestral de abril-junio del 2018 que la Consar entregó al Congreso de la Unión. 

Pega falta de pensión en salud y vivienda  | Foto: Reforma

Otro 43 por ciento tiene seguro popular, 27 por ciento tiene derecho a los servicios del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 8 por ciento a los del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y 3 por ciento a los de Pemex, las Fuerzas Armadas o a un seguro privado.

A su vez, del universo de adultos sin pensión, sólo 45 por ciento son propietarios de una vivienda, ya que 55 por ciento habita en un lugar que no le pertenece.

Según el informe, en el universo de personas que reciben una pensión contributiva, es decir, aquella que se generó mediante aportaciones realizadas en la vida laboral, 34 por ciento no es dueña de una vivienda, contra 66 por ciento que sí es propietaria,

Asimismo, cerca de 70 por ciento de las personas que tienen pensión contributiva están afiliados al IMSS para cubrir sus servicios de salud, y 18 por ciento al ISSSTE.

Sólo 2 por ciento de este universo carece de servicios de salud y 6 por ciento tiene seguro popular.   

Según el informe, la mayor parte de los adultos que cuentan con pensión contributiva y no contributiva radican en zonas urbanas, por lo que es necesario ampliar el beneficio a zonas rurales. 

El informe destaca también que existen importantes diferencias en la cobertura geográfica por estado.

Mientras las pensiones contributivas se concentran en el Norte-Centro del País, hay poca presencia en el Sur, y las pensiones no contributivas están concentradas en el Sur-Sureste.

Consar comentó en el informe que en los últimos años han surgido programas sociales orientados a otorgar beneficios a los adultos mayores, sobre todo a quienes se encuentran en condiciones económicas desfavorables.

Comentó que por su tamaño y cobertura destaca el Programa de apoyo para adultos mayores (65 y más) que consiste en apoyos económicos de 580 pesos mensuales, con cobertura a nivel nacional. 

Al cierre de 2017, el padrón de beneficiarios de este programa ascendía a 5 millones 123 mil 553 pesos y el beneficio es pagado con cargo al presupuesto federal. Para el ejercicio fiscal 2017 fue de 37 mil 20.8 millones de pesos.