Economía

Por qué peleamos por dinero, 5 casos que causan rupturas familiares

Los peores conflictos por dinero te hacen perder amistades, rupturas de familias y peleas de pareja por dinero

Por  López Torres

Por qué peleamos por dinero, las peleas de pareja por dinero, y peleas por herencia son muy frecuentes y llegan a causar rupturas familiares(Pixabay)

Por qué peleamos por dinero, las peleas de pareja por dinero, y peleas por herencia son muy frecuentes y llegan a causar rupturas familiares | Pixabay

México.- ¿Alguna vez tuviste una pelea por dinero que hizo que perdieras amigos o incluso una pareja? Un simple comentario sobre dinero se puede convertir en una pelea, en una ruptura de pareja, incluso desintegración familiar o hasta en una demanda.

Ahorrar y derrochar, peleas por herencias, compartir, regalar y prestar el dinero, son algunos de los temas que causan conflicto debido al uso que cada quien le da a los billetes.

Es un tema amplio y difícil de tratar, pues resulta incómodo, incluso hay preguntas sobre el dinero que se consideran tabú o incluso vulgares como para platicar a la ligera, pues provocan tensión en más de una persona.

Aunque el dinero es la forma en la que recibimos los frutos de nuestra productividad y nuestros logros, causa una fuerte tensión en las relaciones humanas, incluso puede generar estigmas o prejuicios sobre ciertas personas.

Por lo que no sólo es un problema de parejas. El dinero es un tema que suele crear distanciamientos entre amistades y familiares, o hasta con ciertos sectores de la sociedad.

Si bien, existen personas que no necesitan saber sobre nuestros ingresos, cuando se tiene una relación, la buena comunicación es una solución ante problemas que podría traer el secretismo en un futuro.

El reto (que también es la solución) será tener una conversación honesta y abierta respecto al dinero, y cómo es que este nos puede ayudar en nuestras vidas (y no frustrarnos).

Existen varias perspectivas respecto al dinero, y esto es algo que se debe considerar antes de comenzar a debatir a diesta y siniestra, pues no podemos cambiar la filosofía económica de algunas personas.

1.- Personas ahorradoras y derrochadoras

Un conflicto muy típico se da entre quienes son cuidadosos con el dinero, y quienes viven al día con lo que ganan. Mientras unos piensan en el futuro, otros deciden invertir en el presente.

Estas perspectivas sobre el dinero se forman desde nuestra niñez, las aprendemos en nuestra casa, en la escuela o incluso por consejos de familiares o amigos.

Por lo que una persona que nació en un ambiente escaso de dinero, puede ser propenso a gastarlo todo cuando ya tiene algo dinero.

Esto no signfica que todas las personas de escasos recursos estén destinadas a gastar todo lo que ganan, pues otras personas, que han nacido en el mismo ambiente han sabido cómo invertir su dinero correctamente y cuándo guardarlo, volviéndose personas exitosas.

Incluso hay personas que nacen en un ambiente dichoso, pero no cultivan una buena cultura financiera. Por lo que algunos no saben administrar correctamente sus activos y su dinero.

2.- El dinero como seguridad, libertad, amor y otros usos

Cada persona tiene una visión y una preferencia distinta sobre el uso que le da al dinero. Si no comprendemos ni respetamos la libertad que cada quien tiene para utilizar el dinero, podríamos ser parte del conflicto.

Mientras algunos se sienten seguros de tener una fuente de ingresos; otros consideran este dinero como una forma de adquirir libertad.

Otras personas utilizan el dinero para demostrar amor con su familia, amigos y sus parejas. También hay quienes lo utilizan para sentir poder o un buen estatus social.

Nuestra relación con el dinero hoy en día es profunda, dificil de separar con nuestras actividades más cotidianas.

Incluso puede causar frustración cuando nuestra pareja no comparte la misma filosofía sobre el dinero. Si por ejemplo, uno es ahorrador y la otra persona le gusta gastar, uno creerá que malgasta el dinero, y el otro creerá que es un avaro.

Cuando nuestras ideas sobre el uso y finalidad del dinero está muy interiorizada, nos será difícil comprender otros puntos de vista sobre el dinero.

3.- La herencia de los padres y abuelos

Otro de los grandes pleitos por dinero son las herencias. Las peleas por las herencias se dan con testamento o sin testamento, y suelen existir resentimientos con quienes reciben más, o provocan sentimientos encontrados, dejando de lado el amor incondicional que se tenía en vida con los familiares y los recuerdos.

Es el caso de muchas familias mexicanas que suelen distanciarse tras la muerte de los padres o abuelos, pues eran ellos los que los reunían, y tras un pleito por dinero las familias terminaron distanciadas.

El conflicto puede llegar a tal grado en que, incluso antes de morir, algunos miembros de la familia "cazan" a los familiares mayores que consideran cerca de la muerte, y procuren mucho el tema de la herencia.

Esto genera un ambiente no sólo desagradable para ciertos miembros de la familia, que terminan "huyendo" de tíos y hermanos, o asilándose de otros familiares que consideran "mezquinos", sino que a veces las familias se separan.

A veces, la herencia de los abuelos divide a las familias que alguna vez estuvieron unidas. Se dividen porque consideran justo o injusto algo, o por interés personal, o por evitar que otro se aventaje sobre los demás.

4.- Compartir dinero y la desconfianza en las parejas

Compartir el dinero puede ser engañoso. Decidir cómo compartir los ingresos es aún más difícil pues no todos quieren hablar sobre eso.

Es aquí que se vuelve necesario considerar el trabajo que cada quien aporta, pues a veces repartir los ingresos a la mitad no es suficiente.

Si por ejemplo, uno de los dos percibe más ingresos que la otra persona, podría generarse un desequilibrio de poder en la relación, que conlleva a una frustración al depender económicamente de otra persona.

En ocasiones, uno de los dos percibe más gastos personales que incluso los propios hijos y esto no sólo afecta a los niños, sino que genera un desequilibrio.

La idea de una relación es poder crear un ambiente favorable para ambos, o incluso un legado para sus hijos y el retiro de ambos. Sin embargo no todos tienen la misma idea de la relación. Ante esto, si preferimos vivir en paz en vez de causar conflictos, lo mejor es dialogar o negociar.

Desconfianza en las parejas debido al dinero

Es común hoy en día también que las tarjetas de crédito a escondidas formen parte de los conflictos debido al dinero en las parejas.

En ocasiones, un miembro de la relación puede caer en deuda y perjudicar a su pareja. Esto suele causar inseguridad o indignación, cuando los gastos son muy frecuentes y altos.

5.- ¿Los amigos y familiares están obligados a prestar dinero?

Algunas personas creen que pueden condicionar una amistad en base a un prestamo de dinero, o que por ser tus familiares tienen la obligación de prestarles dinero.

Sin embargo, cuando es muy frecuente y es la única razón por la que te buscan, quizá deberían buscar un prestamista o preocuparse por su realidad financiera, ya que una amistad que se basa en dinero podría terminar mal para ambos.

Algunas veces los prestamos se suelen considerar como un regalo, y esto sucede porque no existe una comunicación clara entre ambos.

Gran parte de los malentendidos sobre los prestamos de dinero, es porque solemos guardarnos nuestra opinión o se nos dificulta expresarla.