Economía

¿Qué es y cómo evitar un embargo bancario?

Cuando las instituciones financieras otorgan un préstamo, su apuesta suele ser que no sean pagados a tiempo para embargar lo que recibieron como aval. Conoce más sobre el tema.

Por  Juan Chaidez Aispuro

Esto necesitas saber sobre los embargos para no perder tus bienes(Foto: Pixabay)

Esto necesitas saber sobre los embargos para no perder tus bienes | Foto: Pixabay

México.- ¿Tienes deudas con un banco o cualquier otra institución financiera? De ser así lo más probable es que antes de 'encharcarte' realizaras una profunda investigación sobre las ventajas y desventajas de pedir prestado, pero de no ser así, a continuación encontrarás lo que necesitas saber para evitar un embargo.

No es difícil notar que el negocio de las empresas crediticias es prestar dinero a personas o entidades que no puedan solventar los altos intereses, por ello, es común que existan retrasos en los pagos, más en épocas complicadas económicamente a nivel mundial.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Pero, aunque el banco o institución que te prestó dinero te amenace con un embargo, es muy importante ser consciente de que ellos no tienen por sí mismos la autoridad de de concretarlo, pues es un proceso que debe ser dictaminado por un juez, y que no puede darse de un día para otro.

Antes que nada, ¿sabes qué es un embargo?

Seguramente en algún momento de la vida habrás escuchado el término “embargo”. Y es que, este concepto está relacionado directamente con el mundo de los créditos y los préstamos. El embargo es un proceso por el cual cualquier institución o empresa puede retener los bienes de un cliente moroso y tomarlos como medida de pago.

Es un derecho de las instituciones financieras o empresas que otorgan crédito, para reclamar el pago de una deuda que no ha sido cubierta en tiempo y forma, según las condicionantes que fueron puestas en el contrato inicial, por ello es de suma importancia leer hasta el último apartado de los documentos que firmas.

Pero, ¿cómo procede un embargo en México?

Debes considerar que el embargo es la última opción que tienen las instituciones para poder reclamar el pago de una deuda. Antes de esto, procederán de diversas formas para intentar recobrar el préstamo; una de ellas podría ser la mediación para llegar a un acuerdo y liquidar el adeudo, pero si se agotan todos los mecanismos previstos y el incumplimiento en el pago persiste, no habrá opciones.

Al ser un procedimiento netamente legal, para llegar a un embargo, la institución interesada deberá interponer una demanda para iniciar un juicio ejecutivo mercantil. Así, la autoridad, como en cualquier procedimiento de carácter legal, tiene la obligación de notificar a las partes involucradas. Por lo que de ser el caso, el deudor será notificado sobre la demanda de embargo interpuesta en su contra.

Una vez levantada la demanda por parte del acreedor, el juez realizará las diligencias que competen a este tipo de actos, pero no es la perdición, pues podría existir la oportunidad de liquidar el monto total y así nulificar la demanda.

Este tipo de juicios suelen ser de largo plazo, con duración de entre ocho meses y cinco años, todo según la disposición de las partes involucradas y los requisitos interpuestos por el juzgador.

En caso de que el fallo sea a favor de la insittución, el juez dicta un acto de ejecución y se notifica a las partes; se establece el día y la hora en el que se procederá con el embargo. Ese dí el actuario se presentará en el domicilio del deudor con la documentación que acredite la orden de la autoridad para llevar a cabo el embargo.

En caso de no encontrarse el deudor en la fecha y hora señalada, la ley establece que el embargo se procedería al día siguiente, de no encontrarse al día siguiente se procederá con cualquier persona que esté en la vivienda o de no haber alguien, con el vecino inmediato.

Tal vez el apartado más esperado por muchos, ¿Cómo evitar un embargo?

Es recomendable no alejarse o desentenerse de la deuda, estar en contacto con el prestamista o institución financiera siempre dejará mayores posibilidades de acordar nuevos plazos y evitar perder tu patrimonio.

Recuerda que el embargo es un proceso jurídico, por lo que no deberías dejarte llevar por amenazas sin antes ser notificado por un juez. Tu banco antes intentará liquidar la deuda por los otros medios posibles.

Si estás en una situación de impago, y tu escenario se torna complicado, existe la opción de acudir a una reparadora de crédito. Con la ayuda de este tipo de entidades, es posible llegar a una mediación con las instituciones y evitar un proceso de embargo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo