Economía

¿Qué hacer cuando la compañía de seguros no responde en México?

¿Qué pasa cuando una compañía de seguros en México se niega a pagar la indemnización del seguro de vida? Aquí te decimos tus opciones

Por Raúl Durán

-

México.- Un problema con el que se puede enfrentar alguien a la hora de cobrar un seguro de vida es que la compañía de seguros se niegue a responder pagando la indemnización, lo que sin duda puede poner en serios aprietos a los beneficiarios, sobre todo si dependían económicamente del fallecido. 

Recordemos que un seguro de vida está respaldado por un contrato que se celebra entre el dueño de la póliza y la compañía de seguros. Todo se hace con el fin de garantizar el futuro de la familia, que generalmente es la beneficiaria. 

En el contrato están estipulados los derechos y obligaciones de ambas partes, y en la aseguradora recae la responsabilidad de cumplir otorgando el pago de indemnización a la persona designada por el asegurado. ¿Pero qué pasa cuando una aseguradora se niega a pagar en México?

Lamentablemente, los seguros de vida no están libres de controversias, y puede pasar que la compañía de seguros rechaza una reclamación que a todas luces es válida, o bien intenta pagar un monto inferior al esperado.

En primer lugar, la aseguradora está obligada a explicar detalladamente el motivo por el cual está rechazando el siniestro, citando la cláusula del contrato donde se excluye. 

Si no estás de acuerdo con la resolución de la compañía de seguros, ya sea que se niegue a reconocer el siniestro u ofrezca una cifra menor a la acordada, tienes al menos dos caminos: recurrir ante las autoridades o demandar a la compañía.

Leer más: ¿Cuántos seguros de vida puede tener una persona?

La primera opción consiste en presentar una reclamación contra la aseguradora ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), que se hace cargo de brindar asesoría y defensa a los clientes ante cualquier controversia derivada del contrato. 

Sin embargo, de acuerdo con las estadísticas de la Condusef, alrededor del 40% de las reclamaciones que reciben se resuelven a favor del usuario. Y es que si bien la Condusef puede emitir resoluciones y laudos, estos no poseen carácter obligatorio, lo que dificulta obligar a la aseguradora a responder. 

Es así que el otro camino que queda es el de presentar una demanda ante un juez en la vía mercantil, quien podría dictar una sentencia que obligue a la compañía a pagar al beneficiario. Sin embargo, esta opción a menudo desanima a los clientes, que desisten de la idea de llevar el caso a juicio por los gastos que podría generar.

Pero antes de llevar el caso ante un juez, lo mejor será realizar algunas acciones con las que se podría solucionar la controversia. 

Lo primero a saber es que cualquier negativa de la compañía deberá ser comunicada por escrito. En el documento, la aseguradora debe explicar los motivos por los cuales no puede hacer el pago de indemnización previamente acordado.

Lo siguiente será estudiar a detalle los argumentos y comparar detenidamente el texto con cada cláusula descrita en el contrato, esto a fin de detectar las posibles debilidades en el documento, sobre todo si se está en una "zona gris" o laguna legal, que podría ser utilizada a favor del usuario. 

Si se llegan a identificar las debilidades en el contrato, es necesario responder a la aseguradora por escrito exponiendo las razones por las que se rechaza su negativa. Luego la compañía deberá dar una nueva respuesta escrita, en la cual puede reafirmar su decisión o resolver a favor de los beneficiarios. 

Si se encuentra evidencia de que la aseguradora evade su responsabilidad, se podrá recurrir ante la Condusef para presentar una reclamación. Si la decisión se mantiene como negativa, es factible proceder a demandar a la compañía de seguros por incumplimiento de contrato. 

Leer más: ¿Qué pasa si el beneficiario de un seguro de vida es menor de edad?

Síguenos en