Economía

¿Qué pasa si no declaras ante el SAT la venta de un auto usado?

Si estás pensando en vender o comprar un auto usado, debes saber que tienes obligaciones fiscales que cumplir ante el SAT

Por  Raúl Durán

Si estás pensando en vender o comprar un auto usado, debes saber que tienes obligaciones fiscales que cumplir ante el SAT.(Pixabay)

Si estás pensando en vender o comprar un auto usado, debes saber que tienes obligaciones fiscales que cumplir ante el SAT. | Pixabay

México.- Si estás pensando en comprar o vender un auto usado próximamente, debes saber que existen obligaciones fiscales que cumplir y la acción debe ser declarada ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT), ya que en caso de no hacerlo podría haber problemas en un futuro.

Al igual que con la venta de cualquier bien, al vender un vehículo usado el SAT debe ser notificado, pues un porcentaje de la operación le corresponderá por concepto de impuestos sobre la utilidad de la venta, ya que los vendedores son personas físicas y como tal también deben pagar impuestos.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En caso de que decidas no notificar al SAT de la venta o compra del auto, puedes volverte acreedor a multas, recargos o incluso auditorías, lo que es acumulable y terminará por afectar tu historial crediticio. 

¿Qué pasa si no declaras la operación ante el SAT?

Venta de auto

De acuerdo con el Reglamento del Código Fiscal de la Federación, por cada obligación fiscal no declarada dentro del plazo correspondiente la persona puede volverse acreedora de una multa que va desde los mil 400 hasta los 17 mil 370 pesos, por lo que si vas a vender o comprar un vehículo debes considerar lo siguiente.

El Régimen de Enajenación de Bienes establece que las personas físicas que obtienen ingresos derivados de venta o permuta de bienes deben notificar la acción en su declaración anual de impuestos ante el SAT, esto aplica incluso si no se encuentran inscritos en el RFC.

La venta del auto debe ser notificada en la declaración anual de impuestos presentada al SAT. Foto temática: Pixabay

La cantidad a pagar al SAT corresponde únicamente a la utilidad sobre la venta, por lo que entre mayor sea el precio del vehículo, mayor será el porcentaje de impuestos a pagar, siendo el 35% del valor total la cantidad máxima. 

Para calcular el valor de la utilidad basta con restar al costo total del auto el precio al que se vendió, esto aplica si la operación se llevó a cabo entre particulares.

Asimismo, el vendedor deberá realizar una declaración mensual esporádica en el mes en que la transacción se llevó a cabo, esto con el fin de que el impuesto sea cobrado una sola vez. 

Por otra parte, si el automóvil es vendido a una empresa no hay de qué preocuparse, ya que en estos casos no existe ningún tipo de retención de impuestos, siempre y cuando la venta no rebase los 175 mil pesos. Si la transacción es mayor a 250 mil pesos, deberá ser sujeta a revisión.

Compra de auto

Si en cambio lo que buscas es comprar un auto usado, el panorama es más favorable, ya que los gastos de la compra pueden ser deducidos si estás bajo el régimen de honorarios, actividad empresarial o régimen de incorporación fiscal. El monto máximo deducible es de 175 mil pasos tanto para autos nuevos como usados.

Si la compra se realiza entre particulares, no podrás emitir una factura para deducir tus pagos, sin embargo, si la operación es con una empresa, esta se encuentra obligada a generar una factura. 

Así que recuérdalo, es obligatorio atender tus obligaciones fiscales si compras o vendes un auto usado, de lo contrario el SAT podría imponerte una multa de mil 400 a 17 mil 370 pesos, y si dejas pasar el tiempo los cargos sólo se acumularán, con la posibilidad de que incluso llegue a una auditoría. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo