Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Señala Banxico atonía en inversión, consumo y venta.

ECONOMÍA

MÉXICO, DF, (EL UNIVERSAL) La debilidad económica en los primeros meses del año fueron resultado de la atonía, estancamiento y bajos niveles de indicadores del mercado interno como la inversión, consumo, ventas en tiendas minoristas y departamentales, así como la confianza del consumidor y productor, reconoció el Banco de México (Banxico).

Las minutas sobre la más reciente decisión de política monetaria revelaron que la mayoría de los miembros de la junta de gobierno del instituto central reconocieron un inesperado bajo dinamismo económico en el primer trimestre del año, lo que hace prever que México no alcanzará la tasa de crecimiento que ellos estimaron hace algunas semanas.

El pasado 23 de mayo, el Banxico recortó su intervalo de crecimiento económico de 3 a 4% por uno más moderado que va de 2.3 a 3.3%, mismo que, de acuerdo con las minutas y el anuncio de política monetaria, podría no alcanzarse.

Para los representantes del banco central los tres factores que sorprendieron negativamente y que harán que su intervalo de crecimiento económico sea menor fueron que el PIB del primer trimestre en México fue menor al esperado; la variación del IGAE en términos desestacionalizados de marzo fue negativo, y se registró una revisión a la baja en la tasa del PIB de Estados Unidos en el periodo enero-marzo de 2014.

Otro aspecto que mencionaron contra el dinamismo económico es que el proceso de aprobación de las reformas ha sido más lento de lo esperado.

"En este contexto, la mayoría concordó que esta evolución de la economía apunta a un rango de crecimiento esperado para 2014 inferior al publicado en el último Informe trimestral", detalló la minuta.

La economía mexicana creció 1.1% durante 2013, y para el consenso de analistas, la expansión del PIB para este año podría oscilar alrededor de 2.6%. Es decir, que el promedio de crecimiento en los dos primeros años de la administración de Enrique Peña Nieto será de 1.85%.

En ese sentido, algunos integrantes del Banxico notaron que a pesar de que la expansión esperada para 2014 será más elevada que la del año anterior, es previsible que el promedio de ambos años se sitúe por debajo de la media de crecimiento que se ha registrado desde que la naturaleza de los ciclos de negocios cambió notoriamente respecto a décadas previas.