Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Siembra de maíz amarillo es opción para Sinaloa

SINALOA

Ante las serias dificultades que nuevamente plantea la comercialización del maíz blanco el año entrante, derivado de los bajos precios que persistirán en los mercados internacionales, representantes de los sectores productivos ya analizan seriamente la necesidad de pensar en la reconversión de este cultivo y alternar su siembra con el maíz amarillo.

Y es que en estos momentos el maíz amarillo mantiene buenos precios en los mercados internacionales y con los apoyos a la inducción que le brindan las autoridades federales permite alcanzar un precio que rebasa los 4 mil pesos por tonelada, cuando el maíz blanco se venderá como máximo a los 3,850 pesos por tonelada.

La buena cotización se logra conjugando el precio que alcanza este grano en la Bolsa de Granos de Chicago, el cual asciende a los 3,700 pesos por tonelada, además de que tiene un apoyo de inducción de 725 pesos más.

Otro aspecto que juega a favor de la reconversión de este cultivo es que anualmente se importan a México alrededor de 8 millones de toneladas de maíz amarillo, que representa en el país una fuga importante de divisas por el concepto de las importaciones.

>Opción viable que conviene explorar. Ulises Robles Gámez, presidente de la Asociación de Agricultores del Río Fuerte Sur, señaló que aun cuando hay varios aspectos más que analizar aparte del precio, esta opción debe empezar a considerarse ya por los escenarios deprimidos de precios que, al parecer, se mantendrán durante el 2015 para el maíz blanco.

"En las condiciones actuales vemos en el maíz amarillo una alternativa que se debe fortalecer porque en lo que respecta al maíz blanco cada vez hay más problemas para comercializarlo y estableciendo una menor superficie hay posibilidad de lograr una mejor comercialización".

>Planeación. Por su parte, Gilberto Irazoqui Galaviz, presidente del Comité Municipal Campesino 05, consideró que desde este momento es necesario planear las nuevas siembras para evitar los menores posibles en la comercialización.