Selecciona tu región
Economía

¿Son los Estados Unidos el motor de la economía de México?

Las remesas se han incrementado, mientras que la inversión extranjera aumentó el primer trimestre de 2021 respecto al año pasado en nuestro país.

Por David Ortega

-

México.- ¿Cuál será el impacto del aumento de inversión en el crecimiento económico mexicano y qué medidas pueden implementar los líderes nacionales para impulsar la colaboración económica con Estados Unidos en los siguientes años?, fueron los temas debatidos por especialistas en el webinario: Estados Unidos, ¿el Motor de la Economía de México? Un foro digital organizado por Center for U.S.-Mexican Studies, UC San Diego y Alianza UCMX, Comexi, Periódicos Asociados en Red y esta casa editorial, Debate.

En su intervención, Lydia Antonio, directora general de Cumplimiento de Tratados, destacó las buenas noticias, ya que se llevó a cabo la primera reunión de la Comisión de Libre Comercio del T-MEC, en la que las cifras anunciadas en materia de inversión extranjera directa, correspondiente de enero a marzo del 2021, indicaron que se captaron 11 mil 864 millones de dólares de inversión extranjera directa.

Esto significó un incremento de casi 15 por ciento con respecto al primer trimestre del 2020, el mayor monto para un primer trimestre en la historia desde que empezó a medirse la inversión en México, en 1999, detalló.

Leer más: Kamala Harris y AMLO se reunirán este martes en Palacio Nacional

Lydia Antonio expuso también que esto se suma al posicionamiento de México como primer socio comercial de Estados Unidos en el primer trimestre del año. “Hemos acumulado 153 mil 906 millones de dólares. Un 14.8 por ciento del comercio de Estados Unidos con el mundo lo tiene México”, destacó.

Vecindad y logística

De acuerdo con la experta, este es un resultado que se ha dado gracias a la vecindad y a la logística que tiene México, pero sin duda a que ambas naciones son socias comerciales de toda la vida, donde se ha construido una integración productiva desde hace más de 25 años, lo que ha llevado a México a tener una economía de escala, economías complementarias de sectores como: el agroalimentario, automotriz, electrónico, textil y de medicinas.

“Sin duda, el T-MEC nos da el marco jurídico actualizado mediante el cual se rigen las relaciones comerciales con nuestros socios de América del Norte. Las cifras hablan por sí solas y son un elemento positivo en lo que estamos haciendo en la Secretaría de Economía para la correcta implementación del T-MEC”, aseguró.

Por su parte, Carlos Capistrán, de Bank of America, respondió la interrogante: ¿En qué medida la economía de Estados Unidos está siendo el motor del crecimiento en México en este 2021? Respondió que prácticamente todo el crecimiento proviene de los Estados Unidos, lugar en el que la expectativa es que este año, este país, crezca en un 7 por ciento, una gran diferencia con respecto a que antes era del 2 por ciento.

Capistrán explicó que este crecimiento está fundamentado no solo en el proceso de vacunación contra la covid-19, pues ya va muy avanzado, sino fundamentalmente en un estímulo fiscal gigantesco, el cual el año pasado fue del 13 por ciento, más otro 13 por ciento este año, más el plan de trabajo que se anunció de Joe Biden y que aún está en espera de su aprobación, lo que daría un total de paquete fiscal de alrededor de 37 puntos del PIB, explicó.

Indicó también que México, al ser socio comercial, al tener el acuerdo firmado, se beneficia enormemente de esto a través de las exportaciones, de las remesas, y en servicios como el turismo que, si bien ahorita con la pandemia aún no despierta del todo, hacia adelante debería mejorar, dijo.

“No está ayudando tanto como en el pasado. En el pasado, la relación era mayor. Por cada punto de crecimiento de Estados Unidos, México se beneficiaba más, así es que México se podría estar beneficiando todavía más. Y el segundo punto es: en la parte doméstica, pues todavía se ve bastante dormida, bastante sin crecimiento, eso quizá tenga que ver con una falta de apoyo doméstico. Decíamos 37 por ciento de apoyo en Estados Unidos, menos de 1 por ciento de apoyo en México de paquete fiscal, y esto va a tener consecuencias importantes hacia adelante en el caso de México”, dijo.

Política expansionista

Gerardo Traslosheros, director ejecutivo de PECC México y asociado de Comexi, expuso algunas preocupaciones en relación al crecimiento de México asociado con el crecimiento estadounidense.

Primero afirmó que México sí tendrá un crecimiento, luego de venir de un nivel sumamente bajo, pues toda la política expansionista americana, tanto fiscal como monetaria, ayudará a México; sin embargo, expuso que la embajadora Katherine Chi Tai, actual representante comercial de los Estados Unidos, se refirió a México señalando algunas preocupaciones. Una de ellas, mencionó, es la importancia de implementar las obligaciones ambientales y laborales del T-MEC, así como la importancia de implementar una política energética que respete las inversiones americanas, que sea consistente con el combate al cambio climático, pues se exige que México siga una estrategia de desarrollo sustentable hacia adelante si no quiere ser sujeto de sanciones comerciales, comentó.

Otra exigencia para México es que tenga una estrategia sustentable. “En la comisión trilateral del T-MEC, la embajadora Tai enfatizó una política comercial americana centrada en el trabajador, comprometiéndose con ambientalistas y trabajadores”, agregó. Dijo que ya no se trata de un libre comercio sin ataduras, por lo que los estándares laborales mexicanos deberán asegurar la libertad sindical y la negociación colectiva, lo que implicará mayores salarios y el desarrollo de ventajas competitivas distintas de los bajos salarios para nuestras exportaciones, lo que es un gran reto para una economía abundante en mano de obra.

México tiene problemas

Traslosheros mencionó también que la agenda de Joe Biden con México es mucho más compleja que la de Donald Trump, pues además de la migración y comercio, implica rubros en los que México tiene problemas como: medio ambiente, democracia, derechos laborales, derechos humanos, seguridad. “No tendrá empacho hacia adelante en aplicar sanciones por incumplimiento”, señaló.

Mencionó también que en Estados Unidos el proteccionismo de republicanos y demócratas hizo sentir su fuerza a través del T-MEC, que le servirá de modelo para acuerdos futuros con el mundo en desarrollo; en cambio, para México sí cumple con los acuerdos, se mantendrán abiertas las posibilidades de exportar y atraer inversión de manera preferencial en un mundo que cambia rápidamente.

México apuesta a la recuperación americana para favorecer la suya mediante el crecimiento de las exportaciones, de la inversión y de la llegada masiva de remesas, a pesar de contradictoriamente debilitar la confianza del inversionista continuamente mediante la cancelación de proyectos.

“El Gobierno mexicano, de manera ultraortodoxa, no tiene una política fiscal contracíclica en medio de la pandemia con el pretexto de evitar un mayor endeudamiento. La caída del PIB el año pasado fue de las peores del mundo, la inflación está siendo un elemento preocupante, en medio de un ambiente recesivo, por lo que difícilmente habrá más reducciones en la tasa de interés de referencia”, dijo. Agregó que el reto es alcanzar tasas de inversión cercanas al 25 por ciento, “lo que ha sido el talón de Aquiles de las últimas décadas”.

Dos Méxicos

En ese sentido, el director ejecutivo de PECC México y asociado de Comexi, también expuso que el gran problema de México es la división que tiene en un país formal e informal, pues el México del norte está más desarrollado y ligado a Estados Unidos, y el del sur está sumido en el atraso, afectando el crecimiento y la productividad promedio del país.

Ante esto, el conocedor aseguró que una salida a esto podría ser la inversión masiva pública y privada en infraestructura física y humana, lo que se lograría de manera sostenida contando con mayores niveles de recaudación y el uso de recursos escasos sin corrupción de proyectos que brinden el mayor beneficio social.

Dijo también que el desperdicio de recursos en obras faraónicas en el sur del país debe ser corregido, ya que México debe apoyar su crecimiento en el desarrollo de proveeduría doméstica para las exportaciones en la atracción de cadenas de producción que se están saliendo de China, por la guerra comercial contra Estados Unidos y la pandemia.

“El mayor reto es el cambio tecnológico que la pandemia ha acelerado. La económica digital y la automatización desplazan al factor trabajo menos calificado en México y el mundo, lo que debe ser enfrentado con mayor educación y capacitación para no quedarse atrás. El gran confinamiento mostró la vulnerabilidad de depender de la mano de obra para asegurar el suministro, lo que acelera la automatización. México deberá encontrar nuevas ventajas competitivas para exportar distintas de los bajos salarios, tanto por el cambio tecnológico como por las disciplinas laborales del T-MEC”, mencionó.

Remesas no son buenas

Carlos Capistrán, de Bank of America, dijo que lo que le preocupa es que se han mantenido dos tendencias: por un lado, las remesas y, por otro, la inversión extranjera directa. Esta última ha tenido una suave tendencia a disminuir, hasta el año pasado; mientras que las remesas han tenido una clara tendencia a subir hasta el próximo año, por lo que consideró que lo mejor es que esa tendencia se revirtiera y que México tuviera mucha más inversión extranjera directa para que, eventualmente, muchos mexicanos puedan regresar y producir desde México.

“No es una buena noticia que las remesas aumenten, hay que revertir eso”, afirmó. Finalmente, criticó el anuncio que realizó el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre que en el mes de diciembre el presidente del Banco de México cambiará, sin decir o dar a conocer quién ocupará el cargo. Esto es negativo, porque genera “ruido e incertidumbre”, lo que hace que disminuya la inversión y, además, genera primas de riesgo en activos financieros.

Leer más: Declaración de Joe Biden sobre financiamiento a organizaciones civiles no es por México: Ebrard

“Creo que algo muy importante sería disminuir el ruido, nos podría ayudar mucho a que florezcan estas ventajas de crecimiento de Estados Unidos y aprovechar estructuras como el T-MEC”. Gerardo Traslosheros mencionó que las recomendaciones que podrían servir para aprovechar más esta relación comercial es que hay que tomar en cuenta la inversión en el sureste del país, pues existe un ofrecimiento del Gobierno americano, “que no quedaría en letra muerta”, a diferencia del ofrecimiento de Donald Trump y el cual sería muy importante tomarlo porque para Estados Unidos es estratégico y una cuestión de propia seguridad el desarrollo del triángulo del norte y del sur y sureste de México, porque son fuentes de expulsión de mano de obra y personas y eso se convierte en un problema político muy rápidamente para Estados Unidos.

Economía 

El webinario Estados Unidos, ¿el Motor de la Economía de México? Un foro digital organizado por Center for U.S.-Mexican Studies, UC San Diego y Alianza UCMX, Comexi, Periódicos Asociados en Red.

¿Cree que la economía estadounidense tiene gran impacto en la mexicana?

Si 0%
No 0%
Jesús Zambrano denuncia amenazas contra candidato en Sinaloa
Síguenos en