Estado de México

Évelin, cinco años en la oscuridad tras ser sustraída; su padre aún la busca

La niña de 9 años fue secuestrada en el Estado de México en 2014, no hay pistas sobre su paradero, su papá sigue buscándola

Por  David Ortega

Évelin, cinco años en la oscuridad tras ser sustraída; su padre aún la busca

Évelin, cinco años en la oscuridad tras ser sustraída; su padre aún la busca

Estado de México.- Évelin obedeció a su madre: tomó una bicicleta, la bolsa de mandado y la servilleta para las tortillas. Salió rápido de casa a la hora de la comida. Ejidos de Tequisistlán, Tezoyuca, es un lugar en la periferia de la Ciudad de México. Aquí es notorio que el progreso y la modernidad están ausentes y lejos de llegar.

Las calles son de terracería, falta el servicio de drenaje, alumbrado y seguridad. Una persona se inyecta entre los callejones. La pobreza es evidente. Las casas son chicas, algunas de techos de lámina. Ahí, algo tan simple como que Évelin de 9 años vaya sola a unas cuadras de su domicilio es peligroso. Aquí fue donde se robaron a la más pequeña de la familia Alcántara Legorreta.

Era un día como cualquier otro

Desde hacía poco más de un mes se había hecho costumbre que la niña realizara mandados debido a que su madre padecía diabetes y se encontraba delicada de salud.

El 29 de mayo del 2014 no fue la excepción, a las 10:30 horas su padre pidió que le sirvieran el desayuno. Desde las 6:00 horas él, junto a su hijo mayor, trabajaban en casa, en una panadería que ahí improvisaron.

La niña tomó una pequeña bicicleta de un vecino, se subió en ella vestida con short rosa, playera y calcetas blancas, con su largo y suelto cabello, dio vuelta sobre la avenida Cinco de Mayo hasta el establecimiento, a 500 metros de su casa. Évelin compró las tortillas, la señora del local afirmó que la pequeña acudió, pero había un hombre con ella. Évelin ya no regresó a casa.

«Dice la señora de las tortillas que ella le acomodó sus tortillas, ella traía una bolsita de mandado y el tipo se quedó atrás de ella como a un metro de distancia (en otra bicicleta), pero dice que ella nunca pensó que era un desconocido, que pensó que a lo mejor era uno de sus hermanos. Entonces, cuando le despachó sus tortillas, se fue, pero hacia la salida del Rey del Valle, en sentido contrario hacia donde nosotros vivimos», contó el papá de Évelin, Salvador Alcántara.

Ayuda a localizarla: Si ha visto a Évelin, llame al 800-7028-770, escriba a cerotolerancia@edomex.gob.mx o vaya directo a la coordinación de investigación y análisis de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

Indiferencia y desesperación

Yo lo único que quisiera es que me devolviera a mi hija o que dijera dónde está, porque no gano nada con pedir castigo para él, o que existiera la pena de muerte, eso no me ayuda a nada. Yo solo quiero que me regrese a mi hija. -Padre de Évelin, Sustraída el 2014

Primero salió su madre y cuñada a buscarla, luego su hijo, y al final Salvador. Al ver que nadie regresaba, pidió la camioneta prestada a un vecino y salió en busca de su familia. «Y me fui, pero ya no había nadie. Llegué hasta el Real del Valle, y estaba mi esposa en una esquina llorando, no paraba de llorar, no podía articular palabras del llanto que tenía. Entonces le dije que subiera, la subí y me regresé a la tortillería». A los minutos de la desaparición de la pequeña, Salvador dio aviso en una estación de Policía en Real del Valle, donde le dijeron que realizarían el reporte.

Después se encontró con otra patrulla, pero solo le repitieron que sí buscarían; y en una segunda patrulla los elementos solo dijeron que ya les habían notificado del reporte. Salvador dice que no buscaron nada. «Cuando regresamos estaban las tres patrullas y estaban todos los policías comiendo».

La indiferencia de las autoridades cambió al otro día 30 de mayo del 2014, cuando los vecinos de la familia Alcántara Legorreta, en solidaridad y por propia iniciativa, cerraron la principal vía de comunicación de la zona, la carretera Texcoco-Lechería. Solo así fue cuando todos los ojos de las autoridades mexiquenses se volcaron al caso de Évelin, no sin antes amenazar a su padre de meterlo a la cárcel si no detenían el bloqueo.

El Ejército mexicano, perros de búsqueda y policías estatales llegaron al lugar de los hechos.

Buscaron por un tiempo, pero nada resultó para dar con el paradero de la pequeña. 15 días después de la desaparición, se detuvo a un presunto responsable.

La media filiación que había dado la señora de la tortillería correspondía con este sujeto detenido bajo el delito de lesiones y de quien se decía que había tocado a otras menores en rumbos vecinos adonde vivía Évelin. Incluso, Salvador afirmó en esta entrevista para EL DEBATE que algunos vecinos dijeron haber visto al hombre con anterioridad en el lugar de los hechos, que él estaba en una bicicleta sentado afuera de una tienda.

Posible caso de tráfico de menores

Si bien este sujeto, de nombre Emmanuel Tarríos Olívar, fue sentenciado en 2016 a 34 años de prisión acusado por otro hombre, que en su momento fue detenido, de haber sido él quien sustrajo a la menor para venderla en 100 mil pesos, Tarríos Olívar siempre se declaró inocente de los cargos; y hasta ahora no ha dado un dato de información que aporte la localización de Évelin Alcántara, quien ahora tendría 14 años.

De acuerdo con Salvador, en un principio pensó que quizá se estaba inculpando a un inocente. Sin embargo, afirmó que en ese momento se detuvo a dos personas que resultaron ser parientes del hoy inculpado. Ellos acusaron a Emmanuel de traficar con personas.

«Emmanuel se llama el tipo que está en la cárcel, entonces él les habló y les dijo a sus tíos que tenía un trabajito, entonces se llevaron a Évelin para Puebla y después la regresaron aquí al Estado de México y de aquí supuestamente se la llevaron a Sonora, y en Sonora estaba uno de sus tíos que se encargaba de pasar a la gente para Estados Unidos. Los policías dieron con todo eso a través de las investigaciones que hicieron, pero en las audiencias que hacían este tipo se contradecía, y hasta su propia familia se contradijo en las audiencias», señaló Salvador, por lo que ahora está seguro de que él es el responsable.

La tragedia de esta familia se engrandeció cuando el año pasado, 2018, la madre de la menor, Esperanza Legorreta, murió de diabetes sin haber podido encontrar y abrazar de nuevo a su pequeña hija.

Reclamo de justicia

Han pasado cinco largos años de ausencia, en los que su padre, Salvador, denuncia que las autoridades del Estado de México simplemente dejaron de buscarla. Incluso, expone que Dilcya Samantha García Espinoza de los Monteros, subprocuradora para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM), quien había prometido a la familia dar con el paradero de Évelin, dejó de contestarle las llamadas y mensajes. Lo mismo ocurrió con la promesa del titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, Alejandro Jaime Gómez Sánchez, quien también, a ojos de Salvador, abandonó el caso de Évelin.

El padre de Évelin mantiene con cariño un altar a la Virgen de Guadalupe, en memoria de su niña desaparecida y su esposa, quien falleció buscando a su hija.
El padre de Évelin mantiene con cariño un altar a la Virgen de Guadalupe, en memoria de su niña desaparecida y su esposa, quien falleció buscando a su hija Foto: El Debate

Pese a que hay un culpable en la cárcel, Salvador dice que eso no le sirve de nada si no recuperan a Évelin.

«No quiero nada con él, no quiero decir que pague lo que hizo. Yo creo que con el tiempo que ha estado ahí se ha dado cuenta de lo mal que es estar ahí. Yo lo único que quisiera es que me devolviera a mi hija o que dijera donde está, porque no gano nada con pedir castigo para él, o que existiera la pena de muerte, eso no me ayuda a nada, yo solo quiero que me regrese a mi hija», dijo Salvador.

Actualmente el caso está en manos del Observatorio Nacional de Desaparecidos México. De acuerdo con Salvador, ellos lo ayudaron a acercarse con el nuevo Gobierno federal, en particular con la actual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y con quien es ese momento fuera candidato a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador. En aquel encuentro del año pasado, López Obrador le prometió  la creación de una comisión, la cual se dedicaría a buscar a todos los desaparecidos del país para darle solución.

Nota: Fé de Erratas

Este artículo fue corregido el día 19 de agosto del 2019, por la publicación de dos datos erróneos realizados involuntariamente, uno en el pie de página donde se escribió que la edad de la niña Evelin era de cinco años al momento de su desaparición cuando el dato correcto es de nueve años y el segundo en la cronología, donde se quitó el punto 5 que no correspondía a la historia.