Estados

A un año de la mayor tragedia por huachicoleo en México

 En el marco del primer aniversario luctuoso de aquella explosión acontecida en una toma clandestina en la que 137 de los lugareños, incluidos menores de edad, perdieran la vida, el Gobierno de México da un informe

Por  David Ortega

A un año de la mayor tragedia por huachicoleo en México(Foto: El Debate)

A un año de la mayor tragedia por huachicoleo en México | Foto: El Debate

México.- Hoy hace un año el país se conmocionó cuando en pleno apogeo de la lucha contra el robo de combustible, implementado por el entonces nuevo Gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, tuvo su peor momento: una toma clandestina ubicada en Tlahuelilpan, Hidalgo, explotó, matando ahí mismo a 69 personas.

Durante la conferencia matutina de este viernes, Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Desarrollo Democrático, participación social y asuntos religiosos de la Segob, brindó su informe anual al respecto de las acciones que esta tragedia requirió que fueran implementadas.

Informó que, tras la explosión, 68 personas que estuvieron hospitalizadas posteriormente fallecieron, así como 13 personas más que estuvieron hospitalizadas lograron ser dadas de alta. En total, informó que fueron 140 hombres y 10 mujeres de diferentes rangos de edad, incluso menores de edad.

«Identificamos problemas específicos que nos ayudaron posteriormente a tomar decisiones inmediatas y también a mediano a largo plazo, como el fallecimiento de sostenes económicos de familia, la muerte de varios integrantes de la misma familia, viudez y orfandad y cambio repentino de roles, por ejemplo: amas de casa que enviudaron y que no tenían ningún empleo, ninguna formación; o el viudo, también trabajador, que se quedó sin preparación para la crianza de los hijos; adultos y adultas mayores que eran dependientes de sus hijos y que quedaron como responsables de los menores».

Familiares se consuelan entre sí luego de la explosión. Foto: El Debate

Destacó que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana participó para que se lograra la identificación de todas las personas fallecidas. Así como la creación de un protocolo de entrega de los fallecidos a sus familiares, y se capacitaron a todos los elementos de los servicios periciales.

«Se le apoyó a la Fiscalía en todo el proceso para identificar y entregar los cuerpos, y todo esto a través de elementos del área científica, lo cual le da mucha tranquilidad a todos estos familiares».

También el apoyo funerario en coordinación con el DIF Nacional. Apoyo para la ampliación del panteón, ya que en ese momento estaba saturado el panteón de Tlahuelilpan y se adquirieron los terrenos. Y el apoyo humanitario para hacer frente a los gastos y situación de vulnerabilidad inmediata de los familiares, que consistió en una cantidad de 15 mil pesos por familiar fallecido, hospitalizado o desaparecido.

Hecho lamentable

El presidente López Obrador mencionó que este evento ha sido muy doloroso, «Considero que fue lo más triste que hemos padecido desde que estamos en el Gobierno, muy lamentable lo que sucedió».

Señaló que tienen el compromiso de seguir atendiendo las causas de fondo, sobre todo la desatención, el abandono a la gente, a los pueblos, a las familias, a los jóvenes.  
Mencionó que el huachicol es producto de la desatención, de no dar opciones, de no dar alternativas. Desde luego, manejado por grupos de delincuentes, pero con una base social de apoyo.

Aspecto aéreo al día siguiente de la explosión. Foto: El Debate

«Se había convertido en una práctica el destruir un ducto, hacer una toma clandestina, extraer gasolina; los jefes, los de las bandas, llevarse pipas, distribuir la gasolina, sacar mayor provecho, y a la gente de las comunidades, de los pueblos por donde pasan los ductos, donde están las tomas, dejarles algo, hacer zanjas para ir y recoger combustible y vender el combustible».

El presidente expuso en su intervención que era una actividad para la sobrevivencia con la tolerancia de las autoridades, pues ellos estaban también haciendo lo mismo, nada más que con otro tipo de actividades, también huachicol, pero en contratos, en sobornos, afirmó.

«Entonces, los de abajo, viendo que esto sucedía arriba, no sentían ninguna mortificación, ninguna culpa: ‘Si lo hacen arriba, ¿por qué nosotros no? Si no nos dan nada, si estamos abandonados’. Entonces, esto llevó a esta situación tan difícil y a esta tragedia», dijo.

López Obrador mencionó que aún el día de hoy se sigue padeciendo de este robo, pero ya no como antes.

«Sigue habiendo huachicol en Hidalgo, ahí donde fue la tragedia; es el estado con más tomas clandestinas, segundo lugar el Estado de México, pero Hidalgo, notoriamente, es el que tiene más actos de robo de combustible».

Huachicoleo: Más de 7 mil tomas clandestinas detectadas

En lo que va de esta Administración se han detectado 7 mil 427 tomas clandestinas para robo de hidrocarburos. De acuerdo con un reporte difundido por Presidencia, enero del año pasado fue el mes en el que se detectaron más «piquetes», con un total de mil 78.

Diciembre de 2018, el primer mes del nuevo Gobierno fue el que registró menos tomas, con 177. Según el documento, en lo que va de enero de 2020 ya se han detectado 200, En el marco de la lucha contra el huachicoleo, entre diciembre de 2018 y enero de este año se recuperaron más de 22 millones de litros de hidrocarburos, se aseguraron 11 mil 603 contenedores y 3 mil 847 vehículos. Fuente: Reforma.

Riesgos

El presidente volvió a hacer un llamado a todos, a la población en general, a las comunidades que viven cerca de los ductos. «No es lo que se roben de combustible, sino que son las vidas. Es un riesgo altísimo», dijo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo