Estados

A una década de impunidad y dolor del asesinato de Marisela Escobedo se exige justicia en México

El devastador caso de Marisela Escobedo, una mujer que luchó hasta la muerte buscando justicia por su hija Rubí, sigue impune desde 2010; "Ni una más"

Por  Sandra Audelo Leyva

Justicia para Marisela Escobedo tras 10 años de su asesinato(EFE)

Justicia para Marisela Escobedo tras 10 años de su asesinato | EFE

Ciudad Juárez, Chihuahua.- Hoy 16 de diciembre se cumplen 10 años del asesinato de la activista Marisela Escobedo, de 52 años de edad, quien buscaba justicia por el feminicidio de su hija Rubí.

Marisela Escobedo fue cobardemente ejecutada de un balazo en la cabeza justo enfrente al Palacio de Gobierno de Chihuahua, luego de una lucha imparable durante dos años en busca del asesino de su hija Rubí Marisol Frayre, quien fue víctima de feminicidio por su pareja Sergio Rafael Barraza Bocanegra con quien procreó una hija, en el 2008 en Ciudad Juárez.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

A diez años del asesinato de Marisela Escobedo el colectivo Mujeres de Negro colocó este miércoles arreglos florales y una lona con su fotografía en la placa de Escobedo en la ciudad de Chihuahua. 

Ante la impunidad del doloroso caso de Marisela Escobedo, el colectivo demandó  justicia para madre e hija ya que el asesinato de ambas está impune.

El 16 de diciembre 2010, #MariselaEscobedo fue cobardemente asesinada a las puertas previamente cerradas del Palacio de Gobierno de la Ciudad de Chihuahua, se indicó en la página "Justicia para Marisela Escobedo" en Facebook.

Tras la muerte de su hija, Marisela Escobedo se dedicó a buscar al asesino de Rubí y lo encontró en Zacatecas, Barraza Bocanegra fue trasladado a Ciudad Juárez y enfrentó un proceso penal por el homicidio de Rubí.

En abril del 2010 Sergio Rafael Barraza Bocanegra quedó libre por tres jueces bajo el argumento de que no había pruebas suficientes para inculparlo, a pesar de que él confesó el crimen ante los policías que lo detuvieron, esto fue en un Tribunal Oral.

Justicia para Marisela Escobedo tras 10 años de su asesinato 1
Colocaron arreglos florales afuera del Palacio de Gobierno de Chihuahua, lugar del asesinato de Marisela/Foto: EFE

Barraza Bocanegra indicó donde había dejado los restos de Rubi, y fueron recuperados gracias a la información que él dio y sin embargo fue dejado en libertad, acto que causó consternación e impotencia en su familia y en la población de todo el país.

Tras la liberación del asesino de Rubí, su madre, Marisela Escobedo no se quedó con los brazos cruzados y siguió buscando justicia haciendo plantones, incluso caminó desnuda solo la tapaba una imagen con el rostro de su hija hasta llegar a las instalaciones de la Fiscalía y volvió a buscar a Barraza Bocanegra.

Justicia para Marisela Escobedo tras 10 años de su asesinato 3
Foto: Facebook/Justicia Para Marisela

En segunda instancia, un Tribunal de Casación, compuesto por tres magistrados, revocó la sentencia absolutoria y lo condenó a 50 años de prisión y ordenó su reaprehensión.

Después Marisela Escobedo se plantó frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua exigiendo justicia para su hija, tiempo después fue asesinada de un balazo en la cabeza.

En octubre de 2012 fue detenido José Enrique Jiménez Zavala, alías el "Wicked", presunto asesino material de Escobedo, así lo presentó la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, sin embargo el hermano de Marisela, Ricardo Escobedo dijo que él no era el asesino debido a que él fue testigo de la ejecución.

Justicia para Marisela Escobedo tras 10 años de su asesinato 2
El 16 de diciembre de 2010 fue ejecutada Mariselae Escobedo/Foto: EFE

Ricardo Escobedo afirmó que el autor material del asesinato de Marisela era Andy Barraza, hermano de Sergio Rafael Barraza Bocanegra.

Dos años después el "Wicked" fue estrangulado por otro reo en la cárcel y Sergio Rafael fue abatido en un enfrentamiento con el Ejército Nacional. 

Cabe mencionar que el doloroso caso de Marisela Escobedo y su hija Rubí se asume ahora como una demostración de la ineficacia del sistema judicial y reflejo de la ola descontrolada de violencia que sacude México, pero también de icono y motivación para que la lucha no termine hasta que se haga realidad el lema "Ni una más".

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo