Estados

Así fue el fuerte enfrentamiento entre policías y sicarios en Nuevo Laredo

Agentes y sicarios, presuntos integrantes del Cártel de Noreste, se enfrentaron a balazos ayer por la tarde, dejando un policía y un civil herido, además de varios muertos 

Por EFE

-

Nuevo Laredo, Tamaulipas.- Un enfrentamiento a tiros librado este miércoles entre fuerzas de seguridad y un grupo armado que integraban presuntos narcotraficantes del Cártel del Noreste (CDN) en la ciudad mexicana de Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos, fue difundido por decenas de ciudadanos a través de redes sociales.

Según una versión extraoficial de los hechos, no confirmada por las autoridades, hubo al menos dos heridos, un policía y un civil, y se habló también de varios muertos.

Al percatarse de las detonaciones de las armas, algunos testigos comenzaron a registrar videos, en los cuales se escuchan las ráfagas, y a publicarlos, al igual que fotografías de personas resguardándose en centros comerciales cercanos al lugar del enfrentamiento.

Los informantes indicaron que alrededor de las 17.00 horas locales (23.00 GMT) se registró una agresión contra agentes de la policía del estado norteño de Tamaulipas que cumplían un recorrido de vigilancia en Nuevo Laredo por parte de un grupo armado, que disparó hacia un hotel donde los primeros trataron de guarecerse.

En las redes, las personas que divulgaron el enfrentamiento identificaron a los agresores como presuntos sicarios del Cártel del Noreste (CDN), quienes dispararon sus armas durante más de una hora.

De acuerdo con algunas de esas versiones, los autores de los disparos eran hombres con una vestimenta similar a la del personal de la Secretaría de Marina, lo hicieron a bordo de varias camionetas blindadas de manera artesanal y. además de perpetrar la agresión contra los policías en respuesta por la muerte de tres de sus sicarios el martes, quemaron un negocio de mármoles y canteras.

El sábado 30 de noviembre, el Cártel del Noreste protagonizó un enfrentamiento contra policías estatales en el municipio de Villa Unión, en el estado de Coahuila, que dejó 23 muertos.

La citada organización delictiva, parte de los antiguos Zetas, busca retomar el control de los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas en el noreste México.

Síguenos en