Estados

Biografía de Benito Juárez, el presidente que hizo historia en México

Biografía de Benito Juárez, "Benemérito de las Américas", el presidente que cambió el curso de la historia de México

Por  Raúl Durán

Se trata de uno de los personajes más ilustres de la historia de México. Esta fue la vida de Benito Juárez,

Se trata de uno de los personajes más ilustres de la historia de México. Esta fue la vida de Benito Juárez, "Benemérito de las Américas". | Foto: Especial

¿Qué mexicano no ha escuchado el nombre de Benito Juárez? Desde niños nos dijeron en la escuela que fue el primer presidente indígena de México y uno de los más importantes en la historia del país, ilustre por su frase: "Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz".

Se trata de uno de los personajes que más admiración despierta entre los mexicanos, ya que a pesar de que su vida estuvo llena de desgracias y adversidades logró superarlas y volverse presidente de la joven nación, impulsando cambios que ayudarían a formar al México que hoy conocemos. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Pese a ser tan conocido, en realidad se ignoran muchos detalles sobre su vida, así que si quieres saber más sobre quién fue Benito Juárez, has llegado al lugar correcto.

Cuna zapoteca

Su nombre completo fue Benito Pablo Juárez García, y nació el 21 de marzo de 1806 en el poblado de San Pablo Guelatao (hoy día llamado Guelatao de Juárez), ubicado en Oaxaca, durante el Virreinato de la Nueva España.

Juárez y su familia pertenecían a la etnia zapoteca, lengua que hablaban. Sus padres, Marcelino Juárez y Brígida García, eran "indios de la raza primitiva del país", según sus propias palabras, y ambos se dedicaban a la agricultura.

Una estatua erigida junto a la laguna de Guelatao representando a Juárez de niño como pastor. Foto: Especial

Cuando tenía apenas 3 años, Benito se quedó huérfano al morir su padre y su madre, quedando él y sus hermanas María Josefa y Rosa al cuidado de sus abuelos paternos, también zapotecas.

Pero tambén sus abuelos mueren a los pocos años, y sus hermanas se casaron, por lo que él quedó bajo la custodia de su tío Bernardino Juárez.

Desde entonces y hasta los 12 años trabajó en el campo y como pastor de oveja. Su tío comenzó a enseñarle español, pero el hecho de que nadie más en el pueblo lo hablara y la ausencia de escuelas hizo su conocimiento del idioma muy limitado. 

El pequeño Benito comenzó a alimentar el deseo de irse a la ciudad en busca de mejores oportunidades, y así lo hizo el 17 de diciembre de 1818, a la edad de 12 años, partió a la ciudad de Oaxaca.

En esta imagen el niño Benito es representado junto a su tío Bernardino Juárez. Foto: Especial

En el camino

Su nueva vida en la ciudad no fue fácil. Juáez apenas hablaba español y su origen indígena lo hacía objeto de discriminación. El primero en ayudarlo fue el padre Antonio Salanueva, gracias al cual ingresó al seminario, que fue escalón para estudiar leyes y obtener la lincenciatura en Jurisprudencia el año de 1834 en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca. 

Tras graduarse como abogado dedicó un tiempo a trabajar defendiendo comunidades indígenas, desempeñó cargos docentes y se inició en la política resultando elecoto para diversos cargos legislativos, así como juez en ciertas instancias.

En este punto Juárez ya contaba con una sólida formación intelectual; hablaba y podía leer en latín, francés e inglés, y conocía a fondo tanto el derecho civil como el canónico.

Cuando tenía 37 años se casa con Margarita Maza, quien por entonces tenía 17. Esto a pesar de que ya era padre de al menos dos hijos de una mujer de pueblo, a quien desconoció.

A la edad de 37 años contrae matrimonio con Margarita Maza de Juárez, quien sería su esposa hasta el final de sus días. Foto: Especial

En 1847, resulta electo como diputado federal, por lo que se muda a la Ciudad de México junto a su esposa.

Un año antes había iniciado la Internvención Estadounidense en México, durante la presidencia de Antonio López de Santa Anna, un conflicto bélico que culminó con la pérdida del territorio de Texas.

Durante ese tiempo, Benito Juárez se desempeñó como gobernador interino de Oaxaca. Disputas con el presidente Santa Anna o llevaron a ser exiliado en Cuba, desde donde viajó a Nueva Orleans (EU) para volver un tiempo después y ayudar a derrocarlo.

Fue nombrado Ministro de Justicia e Instrucción Política por el nuevo presidente, Juan Nepomuceno Álvarez. De allí pasó a ser Gobernador de Oaxaca y presidente de la Suprema Corte de Justicia.

Siendo presidente de la Suprema Corte de Justicia, Juárez impulsó las leyes de Reforma, uno de los detonantes de la guerra de los Tres Años. 

Mientras desempeñaba este último cargo tuvo lugar la llamada guerra de Reforma o guerra de los Tres Años, en la que él tuvo un papel fundamental al negar su apoyo al Golpe de Estado de Ignacio Comonfort contra sí mismo. 

Este evento concluyó con la renuncia de Comonfort y la llegada de Juárez a la presidencia de México, primero de modo interino y luego formalmente. 

El nuevo rostro de México

La situación estaba lejos de tranquilizarse en el país. Las conspiraciones en su contra no cesaban, luego vino la Intervención Francesa, lo que lo obligó a abandonar la capital y trasladar su gobierno a otra ciudad, ya que Maximiliano de Habsburgo había llegado y se instalaba el Segundo Imperio Mexicano.

Con el Imperio debilitado luego de que Francia retirara su apoyo a Maximiliano, Juárez obtiene apoyo internacional -principalmente de Estados Unidos- y comienza a recuperar la República, lo que culmina con la captura y fulisamiento del Emperador.

Con Maximiliano I al frente del Segundo Imperio Mexicano, Juárez trasladó su gobierno a otra ciudad. Foto: Especial

Juárez es reelecto como presidente, dando pie a un periodo de restauración republicana y nuevas acciones para separar a la Iglesia del Estado, lo que había iniciado ya con la guerra de Reforma.

Últimos años, muerte y legado

En 1871 tenían lugar nuevas elecciones para la presidencia de México. Benito Juárez tenía 65 años y llevaba ya 14 años al frente del país. Su salud había comenzado a deteriorarse notoriamente desde la muerte de su esposa, ocurrida ese mismo año.

Sebastián Lerdo de Tejada le sugirió que ya no se postulara para las nuevas elecciones; él mismo había externado que posiblemente ya no lo haría. Sin embargo, al final decide hacerlo. Lerdo presenta su renuncia y se lanza a la contienda.

En este punto Juárez ya había recibido numerosas críticas por su deseo de prolongarse tanto tiempo en el poder.

En julio de 1871 se llevaron a cabo las elecciones: Juárez compitió contra Lerdo de Tejada y el general Porfirio Díaz. El fallo le dio la victoria a Juárez en un proceso que muchos acusaron de fraudulento.

Porfirio Díaz contendió a la presidencia contra Juárez y perdió, sin embargo, esto sería apenas el inicio de un nuevo capítulo en la historia de México. Foto: Especial

En los meses siguientes fue cobrando fuerza el movimiento liderado por Porfirio Díaz, quien tras separarse del Ejército pronunció el Plan de Noria, desconociendo al presidente y llamando al pueblo a levantarse en su contra bajo la consigna de "no reelección".

Sin embargo, Juárez no lograría ejercer su nuevo periodo presidencial completo. Ya con la salud deteriorada, terminó en cama.

Finalmente la noche del 18 de julio de 1872, el "Benemérito de las Américas" fue declarado muerto por angina de pecho. En su honor, se llevó a cabo un mes entero de actos solemnes en el país.

Han pasado ya casi 214 años de su nacimiento y la figura de Juárez continúa siendo una de las más recordadas de la patria. 

A casi 214 años de su nacimiento, el nombre de Benito Juárez es uno de los más recordaros y admirados en México. 

El aniversario de su natalicio, 21 de marzo, es día festivo nacional. Su rostro se encuentra en los billetes mexicanos de $500 pesos. Numerosos monumentos, edificios y calles al norte y sur del país llevan su nombre en su honor.
 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo