Selecciona tu región
Estados

Covid-19 vulnera más a migrantes en México

La Comisión Nación de los Derechos Humanos en México hace un llamado a protegerlos frente a la pandemia del COVID-19 

Por Lorena Caro

-

Sinaloa.- El sueño americano de miles de centroamericanos —según expertos— ha pasado de estar motivado por la búsqueda de mejoras económicas a tratarse de una situación de vida o muerte.

Los actos de violencia, narcotráfico, delincuencia organizada y más se han agravado en países como Honduras, Guatemala y El Salvador, quienes han visto a las caravanas de migrantes como la vía para llegar a Estados Unidos, pasando antes, a como dé lugar, por México. 

Para obtener las últimas noticias sobre coronavirus, regístrate dando clic en este espacio y te enviaremos la información al instante.

Hoy, a esta realidad se suma un problema de salubridad: el COVID-19, que ya mantiene en México más de 5 mil contagios, 9 mil sospechosos y 332 muertes que ponen en la alerta a los migrantes que permanece hacinados en refugios o sin hogar.

La situación para los migrantes en México era complicada antes de la epidemia ante medidas cada vez más restrictivas y violatorias a los derechos humanos por parte del gobierno mexicano. 

Protección por COVID-19

De acuerdo con la información publicada por Reforma, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) pidió al Instituto Nacional de Migración (INM) tomar medidas para prevenir contagios de coronavirus en las estaciones y los albergues mexicanos: «Ante la necesidad de tomar medidas razonables, preventivas y de atención contra la patología COVID-19, se deben implementar medidas cautelares para proteger la vida de los migrantes alojadas en sus estaciones», indicó en un comunicado.

El organismo señaló que las medidas también buscan proteger de la epidemia al personal del Instituto Nacional de Migración, que trabaja en esos lugares.

Además, la Comisión hizo el llamado al organismo para suministrar en dichos inmuebles los productos e insumos que sean necesarios y suficientes para prevenir el contagio, y hacer una vigilancia permanente, principalmente, de adultos mayores, por ser los más vulnerables a sufrir complicaciones por el nuevo virus. 

Sin políticas claras

Para activistas, académicos y directores de organizaciones nacionales e internacionales, la respuesta general ante el fenómeno migrante por parte de la autoridad mexicana ha carecido de un enfoque internacional y de derechos humanos. Cuatro expertos coincidieron en destacar que el panorama para el 2020 no suena nada alentador, tomando en cuenta las acciones que hasta el momento ha realizado el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien ha designado a la Guardia Nacional para actos de contención migratoria; mantiene en estaciones migratorias a menores, a pesar de estar prohibido por la ley, y carece de una política pública que otorgue a los centroamericanos seguridad, educación y salud, mientras esperan que Estados Unidos les otorgue el asilo. 

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, 238 mil 925 migrantes, la mayoría de Honduras, Guatemala y el Salvador, han sido repatriados a sus países desde México durante el 2018 y el 2019. A partir de la llegada de la segunda caravana migrante procedente de Centroamérica en diciembre del 2018, se mantienen además en México 60 mil migrantes esperando asilo en Estados Unidos. Otros 70 mil 302 solicitaron refugio en México, de acuerdo con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

Abandonaron en la frontera sur a migrantes centroamericanos 

FRONTERA TALISMÁN, Chis. El pasado 8 de abril el instituto Nacional de Migración (INM) dejó abandonados en este poblado fronterizo con Guatemala a 480  centroamericanos procedentes de estaciones migratorias de Matamoros, Tamaulipas, y Acayucan, Veracruz, ante la negativa del vecino país de permitirles el acceso. 

Pobladores explicaron que ante la negativa de las autoridades de Guatemala de permitirles cruzar la frontera, debido al cierre para evitar la propagación del coronavirus, fueron dejados en el lugar.

Ante el temor de que los migrantes estuvieran contagiados de Covid-19, los habitantes se organizaron y evitaron que se dispersaran por el poblado. También cerraron los accesos a la localidad, para bloquear la llegada de más autobuses con migrantes. Elementos de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano arribaron al lugar, aseguraron a los migrantes y los pusieron a disposición del INM

Algunos de los extranjeros se resistían a abordar los autobuses para ser trasladados a la Estación Migratoria Siglo XXI, donde ya se encuentran encerrados decenas de migrantes cubanos, haitianos, africanos y de la India, además de centroamericanos.

Bernardo Méndez Lugo, Director ejecutivo de América sin Muros AC: «A la gran mayoría se les va a negar el asilo en EUA»

Para el especialista, la respuesta del Gobierno de México ante la situación de migrantes, a partir de abril y mayo del año pasado, se ha dado en un ambiente de fuerte presión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que México aplique una política de contención de los migrantes que ingresan por la frontera sur.

Consideró que las capacidades materiales y financieras de México para atender a un número creciente de transmigrantes de Centroamérica es limitada, y se debe considerar el crecimiento de un sentimiento antiinmigrante en ciudades fronterizas de Chiapas y frontera norte. 

El también cónsul en retiro dijo que ya hay casi 60 mil centroamericanos solicitantes de asilo en Estados Unidos y que esperan en México. A la mayoría —según expuso— les será negado el refugio en el país vecino. Detalló que entre los solicitantes de asilo en México y los retornados unilateralmente de Estados Unidos se tendría que atender a 100 mil personas originarias de Centroamérica en territorio mexicano, sin contar con los que lleguen en 2020.

Desde América sin Muros, Bernardo Méndez dijo que la agenda bilateral de México con Estados Unidos es muy compleja: comercio y el nuevo Tratado T-MEC, control de tráfico de armas de EUA a México, urgencia de recursos de EUA para continuar el Plan Mérida, pero con mayor énfasis en desarrollo económico y la pacificación sin estrategias violentas y confianza para desarrollar mayor atracción de turismo estadounidense, entre otras urgencias. 

«Más solicitantes de asilo en Estados Unidos no va a cambiar la suerte de los centroamericanos, y serán rechazados en su inmensa mayoría. Entonces, para qué llegar hasta la frontera norte de México si no tienen ninguna posibilidad de obtener asilo en Estados Unidos. Serán al final una responsabilidad de México», expuso. 

La incursión por el río Suchiate de la caravana, consciente o no, es una provocación hacia México y su Gobierno, señaló. 

«Vivimos épocas de intervencionismo y manipulación política, y el caso de las caravanas no es una excepción», concluyó.

Gretchen Kuhner, Directora del Instituto para las Mujeres en la Migración AC: «Hay confusión sobre la ley de migración y atención a menores»

Gretchen Kuhner señaló que desde hace un par de años se tiene el registro de que las personas de Centroamérica están saliendo mucho más en grupos familiares con niños y niñas, pero eso ha provocado un grave problema en México.

Detalló que el Instituto Nacional de Migración no considera a los menores como niños, están pensando que son unidades familiares; sin embargo, la ley establece que, niño o niña, independientemente de si es acompañado o no, tiene que tener un proceso de evaluación de su interés superior.

«El año pasado fueron más de 52 mil niños y niñas detenidos en estaciones migratorias en México, entonces ahí hay un grave problema, porque ninguna persona migrante debería estar en una estación migratoria, pero la ley sí establece que ningún niño o niña está permitida la detención migratoria, ahí hay un tema de una situación de violación a derechos», recalcó. 

La directora del Instituto para las Mujeres en la Migración AC señaló que ni el Instituto Nacional de Migración, y mucho menos la Guardia Nacional, entienden que no solamente se trata de la ley de migración, sino que hay otras leyes que interactúan y que proveen de muchos derechos a cualquier persona. 

Agregó que la comunicación social del Instituto Nacional de Migración y de Gobernación hace mucha confusión en la prensa porque hablan de que los migrantes están violando la ley; sin embargo, si se entra al país, de la forma que sea o desde afuera solicita asilo, es completamente legal. 

«El Gobierno mexicano tiene que aumentar, fortalecer, designar más presupuesto para que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados pueda tener muchísima más capacidad, porque el Gobierno mexicano, por lo menos, sabe que la situación en la región no es una migración primordialmente económica, es una migración de personas que están huyendo de diferentes situaciones de violencia y que la forma de recibir a estas personas tiene que cambiar y tener un enfoque de carácter internacional», sostuvo.

Ana Sainz, Directora de Sin Fronteras México: «Gobierno ha dispersado las responsabilidades»

Desde la segunda caravana migrante, a finales del 2018, con la llegada del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la directora de Sin Fronteras señaló que notaron un endurecimiento en los mecanismos que preocupan a las organizaciones, pero sobre todo por el sufrimiento que eso implica a las personas migrantes: el estar privados de la libertad, además de que vienen huyendo de su país por inseguridad.

En particular, mencionó que han generado un círculo que no se rompe, en el que la gente es devuelta a sus países de origen; y, así como se bajan del autobús, se vuelven a subir, para regresar y volver a intentarlo, simplemente porque no pueden estar allá por la situación de violencia, de amenazas. 

«La novedad de este Gobierno fue hacerles los llamados Quédate en México, que sí preocupan mucho, porque creo que no se ha medido la dimensión, porque van hasta el momento 60 mil personas devueltas de Estados Unidos a esperar su turno en México, y son 60 mil personas que no se ha hecho un esfuerzo correcto, primero que nada por protegerlos; segundo, por darles acceso a derechos, que era parte del compromiso firmado entre México y Estados Unidos», destacó. 

Por el otro lado, Ana Sainz mencionó que el Gobierno ha dispersado las responsabilidades sobre este tema. Detalló que si bien legalmente el asunto corresponde a la Secretaría de Gobernación, el programa Quédate en México está a cargo del subsecretario del Empleo, Horacio Duarte Oliveras; el asunto de migración está a cargo del secretario de Relaciones Exteriores; y la Unidad de Políticas Migratorias sigue a cargo de la Secretaría de Gobernación. 

«Creo que esta dispersión no nos ha servido y ha diluido responsabilidades, y para agravar la situación no se ha logrado construir una política propia en materia de movilidad humana, que hace que estemos reaccionando a las exigencias de Estados Unidos, porque no tenemos una modelo propio el cual tengamos que apegarnos o defender». 

El 2020 es un panorama preocupante, de acuerdo con la activista, esto al considerar que la situación en Centroamérica no va a mejor rápidamente por más exitoso que llegara a ser el Plan Integral, que es una apuesta a largo plazo: «Nosotros sí vemos que la situación se va agravar en relación a que la gente sigue siendo devuelta bajo el programa de Quédate en México y están siendo víctimas de la delincuencia. Están en una situación muy precaria en el norte, y la situación de la frontera sur tendremos que esperar a ver qué consecuencias trae. Sin duda, es una situación inédita de la que tendríamos que estar al pendiente, pero no está nada alentador el tema», concluyó.

Gloria Ciria Valdez, Académica e investigadora especialista en migración: «La presencia de la Guardia Nacional pone en duda muchas situaciones»

La doctora en Antropología Cultural por la Universidad de Arizona , académica en el Colegio de Sonora y experta en estudios transfronterizos señaló que la visto sobre la migración centroamericana en México es una inexperiencia por parte de las autoridades mexicanas acerca de cómo lidiar con el fenómeno.

Hizo hincapié en que el presidente Andrés Manuel López Obrador en campaña, y quizá con muy buena voluntad —según consideró— en su narrativa planteó la apertura de la frontera para todo aquel que la necesitara al llegar a México; no obstante, expuso que al llegar a la presidencia se encontró con un desorden total, que lo imposibilita a realizar lo que él quizá pensó podía hacer: «Estamos viendo una situación a nivel internacional donde la discriminación, la violencia, las guerras, el crimen organizado están movilizando a las personas de sus países de origen a otros países. Creo yo que hasta con cierta ingenuidad se planteó eso», anotó. 

Asimismo, Gloria Ciria Valdez puntualizó que lo que se requiere por una parte, una regulación de la migración en el sentido de que las personas que ingresen al país cuenten con su pasaporte, con su permiso; pero también se requiere una ingeniería social para que las personas sean tratadas conforme a derechos humanos: «La presencia de la Guardia Nacional, que no se creó para esos propósitos, pone en duda muchas situación, como cuál es el trato que se les está dando a los migrantes. ¿Se estarán violando los derechos humanos?», cuestionó. 

Ya estando los migrantes en el país, dijo que no está claro cómo se va a proceder con los las personas que están solicitando refugio para quedarse en México ni tampoco con los migrantes que están en la frontera norte.

Tampoco está claro —afirmó— cuál es la ruta crítica para que estas personas, en especial niños, niñas y adolescentes, se integren a la vida social, y cuestionó: ¿dónde están?, ¿qué están haciendo?, ¿van a la escuela?, ¿cuántos son? «No está claro un programa transversal que toque a la salud, la vivienda y la educación». 

También añadió que es importante reconocer que casi 900 integrantes del Instituto Nacional de Migración fueron cesados de su labor por corrupción, así como la detención de dos tráileres que llevaban migrantes.

Son acciones que no se veían antes; sin embargo, hay muchas áreas de oportunidad.

Síguenos en
Más sobre este tema