Estados

Descartan científicos de la UNAM riesgo por volcán Popocatépetl

Los científicos del Instituto de Geofísica de la UNAM explicaron mediante una conferencia virtual que el volcán no representa ningún riesgo de alta peligrosidad

Por  agencia.reforma y Israel Sánchez

Descartan expertos de UNAM riesgo por volcán Popocatépetl(Reforma)

Descartan expertos de UNAM riesgo por volcán Popocatépetl | Reforma

México.- Durante las últimas semanas, el volcán Popocatépetl ha tenido una actividad frecuente de emisiones que no representan ningún riesgo considerable ni preludian algún evento de alta peligrosidad.

Así lo explicaron ayer científicos del Instituto de Geofísica de la UNAM, durante una conferencia virtual en la que detallaron el tipo de actividad que se ha registrado.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Tenemos un volcán que emite fragmentos incandescentes durante día y noche, aunque particularmente visibles en la actividad nocturna, indicó Hugo Delgado Granados, director de dicho instituto.

Leer más: No te pierdas la conjunción de Marte, Urano y la Luna este 21 de enero

Lo que ahorita está sucediendo es este fenómeno que produce fundamentalmente ceniza. Hay pequeñas emisiones y otras más grandes que producen más ceniza, añadió Ana Lillian Martin del Pozzo, investigadora titular de este mismo centro.

Tan sólo ayer, en el boletín informativo diario, se reportaron ocho exhalaciones y mil 327 minutos de tremor, es decir, 22.11 horas de vibraciones continuas en el volcán, detalló el investigador Carlos Valdés González.

Sin embargo, nada de esto sería alarmantemente distinto a lo que el Popocatépetl ha venido haciendo desde que entrara en actividad el 21 de diciembre de 1994, según recordaron los científicos.  

"Lo que vemos ahora está dentro de los parámetros observados anteriormente. Creemos que ahora, con el conocimiento en estos 26 años, y sobre todo habiendo vivido la crisis de diciembre del año 2000, en donde produjo su actividad más importante culminando el 21 o 22 de enero del 2001, tenemos más o menos idea de lo que puede hacer el volcán.

Mientras los parámetros que observamos antes no cambien ahora, nos da confianza que el volcán no va a hacer algo más de lo que ya hemos visto: emitir ceniza, emitir explosiones, a veces espectaculares, pero que no ponen en riesgo a la gente, remarcó Valdés González.

Martin del Pozzo descartó un aumento en la actividad del volcán, así como la detección de un domo, fenómeno al que suele estar asociado la salida continua de ceniza, misma que, de acuerdo a las corrientes de aire, suele caer predominantemente en regiones de Puebla, pero incluso puede alcanzar entidades como Tlaxcala o la propia CDMX.

Valdés González subrayó que el volcán está en todo momento siendo monitoreado, cual si fuera un paciente en el área de cuidados intensivos, por el Instituto de Física de la UNAM, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), e incluso investigadores de otras instancias, como la Universidad de Colima. 

Y el estudio constante de los gases, los sismos volcano-tectónicos y hasta de la ceniza misma -para identificar si proviene de regiones profundas les permite determinar si hay cambios que sugieran eventos de riesgo considerable.

Leer más: ¿Qué es la marea roja tóxica y que la causa?

Dependiendo de qué tan alterados estén los parámetros, podría uno suponer que la actividad se viene incrementando y que en cuestión de días podría incrementarse a un nivel más importante, o en cuestión de meses. Esto requiere de un seguimiento constante, dijo.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo