Selecciona tu región
Estados

Desde hace 30 años don Clemente cultiva cempasúchil en Michoacán, hoy lo ofrenda a su padre

Por 30 años, don Clemente ha cultivado con sus propias manos el cempasúchil para cientos de familias michoacanas; hoy, es la ofrenda para su padre.

Por Alejandra Zamudio

-

Morelia, Michoacán.- Con flores de cempasúchil, en el altar de Día de Muertos ‘están mis abuelos, mis tíos… mi papá, apenas, aunque no les gusten. Ya muerto, ya no sabe ni lo que le van a poner a uno’.

Don Clemente Suárez vive junto al Lago de Cuitzeo con su familia, donde siembra flor de cempasúchil desde hace 30 años en la tenencia de Santa Rita, perteneciente al municipio de Copándaro de Galeana, Michoacán.

Sembrar, cuidar y cosechar la flor de cempasúchil es un oficio que, recuerda, lo aprendió desde pequeño con su padre, quien falleció hace poco y figura entre los retratos que el campesino coloca en su altar de día de muertos, año con año.

“Mi ‘apá’ era dueño de toda la tierra. En aquel tiempo no valían las flores; te pagaban a cinco o cuatro pesos el manojo. Ya si te pagaban cinco, pues ya hacías algo”, comenta don Clemente junto a su hectárea de flor “de muerto”.

Aunque comenta que con el tiempo han cambiado las cosas y la demanda de cempasúchil ha crecido dentro y fuera del estado en la actualidad, los compradores continúan ‘regateando’ el precio de los manojos, pero siempre se llega a un acuerdo.

“Aquí hay gente que viene de Toluca, Estado de México, de Monterrey, viene mucha gente de dondequiera a comprar y negociamos”.

Con la participación de su familia, el señor Clemente plantó las primeras semillas de cempasúchil desde el pasado 15 de agosto, después de la flor conocida como “guinda” o “diente de león” y, por último, “la nube”, con el entusiasmo de que esta temporada fuera mejor que la pasada.

“Con eso de que el gobierno no estaba dejando llevar flores al panteón y la gente no quiso consumir, sobre todo los compradores que compran en grandes cantidades”, recuerda lo vivido en octubre de 2020, cuando autoridades de Michoacán restringieron los accesos a panteones y eventos públicos ante la pandemia por Covid-19.

“Pero este año, bendito sea Dios, que a cualquiera que tenga un pedacito, Dios lo va a socorrer. Toda la gente ya tiene vendido su pedazo”.

El campesino se encuentra desde la mañana de este marte esperando arribar la camioneta de un comprador de Uruapan, quien, dice, se llevará toda la flor, misma que ayudarán a cortar jornaleros que ya ha contratado previamente.

Por lo que esta temporada, el señor Clemente se alegra de los resultados de la cosecha que, sabe, es destinada a cientos de michoacanos y michoacanas que ofrecen este obsequio a sus seres queridos que ya fallecieron. Y para quienes no osan de llevar este regalo a sus difuntos, el campesino les invita a no olvidarse de quienes ya partieron.

“Yo veo muchas sepulturas de hijos que no les llevan ni un ramito de flores. Sean lo que sean, tienen derecho a un manojito por tanto que nos dieron”.

Lee más: Flor de cempasúchil en Michoacán anuncia llegada de Día de Muertos

Además, invita al público en general a comprar a los agricultores que año con año siembran la flor de cempasúchil: “que consuman porque la gente anda muy cuarteada con esta cochinada de enfermedad que hay…”

Will Smith narra documental Noche de Muertos en Michoacán
Síguenos en