Selecciona tu región
Estados

Efecto del cambio climático será cada vez más y peor: advierten especialistas

Inundaciones recientes en ciudades de Jalisco y Sinaloa, o Nueva York y Nueva Jersey, son producto de una mezcla de efectos meteorológicos que se irán intensificando, apuntan expertos

Por Lorena Caro

-

Las insistentes y poderosas lluvias han protagonizado los últimos meses en México y el mundo. Ciudades que parecían intocables, como Nueva York, hoy es como si repitieran las escenas de las catastróficas películas de Hollywood. En México, dos huracanes que luego se convirtieron en tormentas, Grace y Nora, han golpeado estados como Veracruz y Sinaloa, con pérdidas totales de productos, como camarón de granja, ganado y miles de familias damnificadas.

Especialistas en ecología acuática, ecofisiología, recursos naturales y medio ambiente dijeron a Debate.com.mx que el cambio climático está modificando las tormentas, que ahora son más y de mayor fuerza. En un pronóstico poco alentador, aseguraron que, si no se reducen los impactos de gases como el metano o el dióxido de carbono, estos eventos se irán intensificando.

“Estos procesos que estamos viendo, podríamos decir que están sumados al efecto de La Niña que es una mayor incidencia de viento, más al efecto del cambio climático. En el caso de Sinaloa, se suma la temperatura del agua del golfo de California y su baja presión”, apuntó Leticia Espinosa Carreón, profesora investigadora en el Departamento de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional del Instituto Politécnico Nacional.

Cambio climático

Rafael Ortiz, experto en ecología acuática, ecofisiología y director de pesquerías en la organización Environmental Defense Fund de México (EDF de México), señaló en entrevista para Debate.com.mx  que los efectos del cambio climático son visibles incluso ante la percepción de la ciudadanía. Precisamente, indicó que el último reporte del Panel Intergubernamental del Cambio Climático, que se publicó hace algunas semanas, habla de la frecuencia en la intensidad de eventos meteorológicos, por ejemplo, que golpea a las comunidades costeras, no solo de México, sino del mundo.

“Los efectos de los eventos meteorológicos, como los huracanes, son catastróficos. Lo que sí estamos viendo por el cambio climático es una gran variedad en ellos, esto quiere decir que están ocurriendo con mayor frecuencia en algunas regiones, con mayor intensidad en otras, en algunas otras incluso con menor intensidad, pero también pueden estar asociados a sequías”, detalló.

Rafael Ortiz añadió que, en general, el cambio climático lo que está atrayendo es un cambio en el patrón que se conocía del estado normal de las cosas, y una de las desventajas para muchas de las comunidades costeras es que, potencialmente, pueden ser impactadas por esos fenómenos meteorológicos, como huracanes con más frecuencia y con más intensidad. 

El director de pesquerías en la organización Environmental Defense Fund de México (EDF de México) añadió que en el último reporte del Panel Intergubernamental del Cambio Climático precisamente habla que ya se adelantaron algunas de las modificaciones que vienen en el cambio climático. Sin embargo, indicó que uno de los mensajes más importantes que están dentro de este reporte, es que aunque cueste tiempo, es posible recuperarse de este daño que se ha provocado en el ambiente.

“Están hablando que los cambios que ya originamos, van a seguir ocurriendo durante los siguientes 10 o 20 años. Sin embargo, si ponemos en regla nuestra emisión de gases de efecto invernadero, bióxido de carbono y metano, podemos evitar escenarios más catastróficos, incluso después de estas décadas y regresar a un estado diferente, sin embargo, con eventos potencialmente menos extremos”, explicó.

Impacto de La Niña

Leticia Espinosa Carreón, profesora investigadora en el Departamento de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional del Instituto Politécnico Nacional, describió el fenómeno climático La Niña. Señaló que esta condición de la naturaleza es un proceso natural que siempre se ha generado; primero se tienen las condiciones normales, luego el evento de El Niño y luego el evento de La niña. Detalló que en el planeta se tiene un sistema natural de vientos alisios y contralisios y otra vez alisios, dependiendo de la zona en la que se esté situado.

Por ejemplo, si se está en el Ecuador, a los 30 grados al norte sur, dijo que se generan vientos alisios, ¿qué significa esto?, que es un viento que se genera y que en este caso viaja de este a oeste. Señaló que estos vientos tienen ciertas propiedades y, en condiciones normales, produce surgencias costeras, que es la elevación de agua fría y rica en nutrientes, y se dan principalmente en la franja oriental de todas las costas del mundo.

Proceso cambio climático.

“Si nosotros nos identificamos en América del Norte, es toda la costa de California, Baja California y, en este caso, en el sur sería Perú, Chile y Argentina. Este movimiento trae riqueza al océano, esas serían las condiciones normales. Cuando ocurre el evento de La Niña, estos vientos alisios se debilitan, por lo tanto, estas surgencias ya no se producen a tal magnitud, creando condiciones cálidas en el agua”, explicó Espinosa Carreón.

Al respecto, abundó que cuando se da el cambio hacia La Niña, hay una incidencia mayor de vientos alisios, por lo tanto, hay un arrastre que se da de la costa hacia mar adentro del agua. Esto produce un incremento de las surgencias costeras y, por lo tanto, hay aguas más frías. Pero ¿qué repercusión tiene en los organismos? La especialista ejemplificó que los peces están acostumbrados a ciertas condiciones del ambiente, es decir, a cierta temperatura, cierta salinidad y corrientes.

Efectos en Sinaloa por el cabio climático

La también experta en medio ambiente señaló que la temporada de huracanes empezó en mayo, y ahora se vive el máximo entre septiembre y octubre. El huracán Nora, por ejemplo, comentó que se instaló desde Jalisco, Oaxaca, Nayarit, Sinaloa y hasta Sonora, aunque ya transformado en tormenta tropical para estas últimas regiones. Sobre este punto, destacó que también las condiciones del golfo de California atraparon o permitieron que se metiera esta tormenta tropical, debido a que estos fenómenos meteorológicos siguen las bajas presiones y, aparte, la cantidad de calor y la cantidad de energía que está acumulada en las aguas del golfo.

Leticia Espinosa Carreón dijo a Debate.com.mx que en Sinaloa, la ventaja que se tuvo, se podría decir así, es que Nora pegó directamente en las costas de Jalisco, ya que al pegar este huracán en las costas, disminuye el efecto, “es como si chocara con algo y, en este caso, disminuye la presión, el efecto, la fuerza y la vitalidad de los vientos porque choca con una barrera, en este caso es la zona costera, y disminuye. ¿Qué es lo que pasó?, que conforme el huracán iba avanzando, iba perdiendo fuerza porque todo este sistema iba chocando con el continente, por así decirlo. A pesar de que estaba muy cargado de nubosidad, de lluvia y de fuerza a lo largo de su trayecto, fue perdiéndose”, sostuvo.

¿Qué hacer?
La también experta en recursos naturales y medio ambiente consideró que, definitivamente, se tendría que hacer más para mitigar el cambio climático, más en el sentido de una microayuda, es decir, que si la familia está consciente de separar la basura, de separar los plásticos, de cortarle las tiras elásticas a los cubrebocas, lo lleve a cabo. 
“Todas esas pequeñas acciones ayudan a minimizar los efectos del cambio climático, es decir, si nosotros aportamos desde nuestra casa, si sumamos muchas pequeñas ayudas, eso se va convirtiendo en un apoyo más”, expresó.

Ortiz comentó, a su vez, que una de las formas de manejar estos cambios desde las comunidades costeras es siendo resilientes después de haber sufrido un impacto natural, que les permita regresar a lograr un desempeño adecuado. Explicó que un punto de lo más importante para las comunidades costeras y su resiliencia en México es que se logre tener una productividad que pueda adaptarse a todos los cambios del cambio climático, que para las comunidades costeras representa la pesca.

Las personas comunes pueden participar desde la mitigación del cambio climático en las metas que son generalmente nacionales, según expuso Ruiz. Además, puntualizó que la mitigación quiere decir evitar seguir liberando gases de efecto invernadero a la atmósfera, pero también la adaptación, como en el caso de las comunidades costeras.

Síguenos en