Estados

En Puebla "los jóvenes se han quebrado, todo va empeorando"

En Puebla la violencia ha ido subiendo, a cualquier hora hay robos, asaltos, muertes, los jóvenes son los principales autores de estos crímenes quienes han llenado de terror a Puebla  

Por  El Debate

En Puebla

En Puebla "los jóvenes se han quebrado, todo va empeorando"/Foto: Xinhua

Puebla.- Dicen que aquí el crimen no respeta ni a los maestros de la primaria. La semana pasada, Melitón Lozano, Secretario de Educación, reveló que al menos 20 maestros del "Triángulo Rojo", los municipios que van de Amozoc a La Esperanza, hacia Veracruz, han pedido cambio de adscripción porque el crimen los obliga a pagar una cuota quincenal para permitirles ir a dar clases.

"Sólo a 12 maestros, con los casos más graves, les han dado el cambio", dice la periodista Elvia Cruz, que plantearía el tema en la conferencia mañanera del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Son las cinco de la madrugada, López Obrador está por llegar a la Escuela Militar de Sargentos para su reunión sobre seguridad y su conferencia de prensa.

El veterano reportero José Luis Benítez se frota las manos por el frío afuera y cuenta cómo ha visto deteriorarse la seguridad.

Foto: Xinhua

"En Amozoc antier recuperaron ocho pipas de gas robadas. ¡Ocho pipas, imagínate el terreno para guardar ocho pipas!. Cuando cerraron los ductos de la gasolina, los huachicoleros se convirtieron en huachigaseros y ahora no hay día en que no se encuentren ductos de gas picados, por lo menos hay cuatro o cinco a la semana", dice cuando ya entra el Presidente en un convoy de cuatro camionetas y con recibimiento militar de trompetas.

Está lleno de robo en el transporte público. Robo a las dos de la tarde, robo a las cinco de la tarde, a las nueve de la noche, a cualquier chingada hora roban ahora".

Adentro del Auditorio, enorme como para 500 personas, lleno a la mitad, el señor Miguel Pérez, arrastrando una pierna por la poliomielitis, apoyándose en su bastón, busca el lugar para los comités de padres de familia que van a recibir los cheques de reconstrucción de las escuelas y cuenta lo que pasa en su pueblo de El Pajar, en Atlixco.

"A un paisano le iban a quitar su tractor, le fueron a pedir que trabajara y le enseñaron el fierro y ya se llevaban el tractor pero se dieron cuenta unos vecinos y lo habían metido en la cajuela", dice

Se estremece el campesino: "Los jóvenes se han dedicado a quebrarse, señor, todo va empeorando, empeorando, empeorando. A mí no me ha pasado todavía nada, y ni queremos, gracias a Dios".

Lento, con mucho trabajo para subir los escalones de madera hacia el escenario de la conferencia, aunque sonriente llega el gobernador Miguel Barbosa. Llega y se queda ahí tal como pasará dos horas, después de dar un informe sobre la delincuencia: sentado, mostrando la prótesis de su pie derecho cubierto por el calcetín, mirando el techo o adormilado o bostezando.

Barbosa afirma que recibió un sistema de seguridad muy deteriorado. Luego los avances: que están por rentar mil patrullas, comprar armamento, municiones, chalecos, centros de mando, arcos de seguridad, hasta drones.

"Todos los días hacemos acciones de desmantelamiento de bandas, no tenemos registro de que haya la presencia de cárteles nacionales, son células de delincuentes locales", presume Barbosa.

Es una declaración que pocos creen la de que no hay carteles nacionales, porque en su informe el Secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, informa de 373 homicidios en el estado relacionados con el crimen organizado desde el 1 de agosto, cuando Barbosa tomó la Gubernatura.

Foto: Reforma

La renuncia de Eduardo Medina acapara las preguntas, por lo que Barbosa comienza a Bostezar. Después de todo, será el Presidente quien responda sobre la inseguridad en el estado.

"En municipios del Triángulo Rojo principalmente hay maestros presionados por el crimen organizado para ya no trabajar en la zona, ¿cuál es la estrategia del gobierno?", dice Elvia Cruz.

Barbosa, que tiene un asistente para que le sostenga el bastón, ni se espabila, y la respuesta de López Obrador es una de sus homilías: dice que ya no puede haber zonas exclusivas de la delincuencia y que por eso él viaja sin guardaespaldas.

Y así todos los ciudadanos tenemos que transitar con libertad, con seguridad", asegura.

Pide al pueblo que se porte bien porque ahora con las becas de 3 mil 600 para "ninis", dice, ya no hay pretexto para delinquir.

"Una cosa son los dichos y otra cosa es lo que pasa afuera", concluye Miguel Pérez.

Al final, sale el convoy de López Obrador a toda velocidad para ir a dar su discurso al Hospital Rural de Ixtepec. Sale Miguel Pérez arrastrando su pierna para ir a mirar cómo se va el Presidente.