Estados

Feministas denuncian escalamiento en la represión de protestas en México

En el contexto de la violenta represión de una manifestación feminista en Cancún, Debate invitó a tres activistas para analizar la tendencia a la criminalización de estas protestas en México

Por  Itzé Coronel Salomón

Manifestación en el zócalo de la Ciudad de México el 8 de marzo(Cristina Félix / Debate)

Manifestación en el zócalo de la Ciudad de México el 8 de marzo | Cristina Félix / Debate

México.-  La protesta social es un elemento esencial para la existencia y la consolidación de sociedades democráticas, y el respeto a dicho derecho se encuentra consagrado en la legislación nacional e internacional. Sin embargo, en una retrospectiva histórica, la región latinoamericana,  se ha caracterizado por la represión y la criminalización de este ejercicio, especialmente las últimas protestas feministas

Durante el 2020, seis manifestaciones por los derechos de las mujeres han sido reprimidas en México, de acuerdo con Amnistía Internacional, la más reciente acontecida en Cancún, donde la Policía Municipal abrió fuego contra mujeres que protestaban por el feminicidio de la joven Alexis. 

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En aras de analizar el trasfondo del papel del Estado como represor de la protesta social, Debate convocó a tres expertas y activistas de derechos humanos de Chihuahua, Quintana Roo y Sinaloa a una mesa de análisis que versó sobre este tema.

La represión en Quintana Roo 

Para Paola Alcázar, representante de la Red Quintanarroense Feminista, los hechos violentos ocurridos hace unos días en Cancún les obliga a perder la idea de realizar una manifestación que no incluya violencia por parte del Estado.

Dijo que, para las mujeres quintanarroenses, este suceso es de especial gravedad, ya que es inédito en el estado y un escenario que desde hace muchos años no acontecía en el país en general.

Aclaró que en los hechos del 9 de noviembre se trató de disparos intencionados contra los participantes de la manifestación, no al aire, como se ha manejado en la versión oficial. Dijo que hay manifestantes con heridas ocasionadas por golpes, balas y también de índole sexual.

Respecto a la manifestación que realizaban para exigir justicia en el caso de la estudiante Alexis, continúan exigiendo que la investigación sea realizada con perspectiva de género y que se deje de revictimizar a la joven. 

Paola Alcázar enfatizó en que manifestantes compañeras de estudio de Alexis fueron agredidas sexualmente por policías durante la represión de la protesta, quienes las amenazaron diciéndoles que «ahora sí iban a saber lo que era manifestarse».

A decir de la activista y docente, este feminicidio forma parte de una crisis de derechos humanos que tiene tiempo gestándose en el estado: "No tenemos claras las investigaciones sobre las mujeres que nos faltan", denunció. 

Alcázar envió un mensaje a través de este medio al ámbito gubernamental de que no van a regresar a las mesas de negociación hasta que no haya una verdadera investigación de la violencia estatal acontecida en Cancún. 

Se informó además el cumplimiento de una de las peticiones de las organizaciones, que era la renuncia del secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella, a quien consideran responsable directo de los hechos violentos durante la manifestación.

Escalamiento de la represión

De acuerdo con organismos internacionales, los derechos a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación garantizan y protegen diversas formas, individuales y colectivas, de expresar públicamente opiniones, disensos, demandar el cumplimiento de derechos sociales, culturales y ambientales, y afirmar la identidad de grupos históricamente discriminados. 

Al respecto, Verónica Terrazas, activista y terapeuta originaria de Chihuahua, consideró que aunque con diversos niveles de violencia, en todas las manifestaciones nes se ha presentado el clima de represión por parte del Estado y se han dado represalias de una manera violenta, confrontativa.

Dijo que en Ciudad Juárez se dieron situaciones en septiembre en las que la Policía ha agredido a las manifestantes. Para ella, una cuestión fundamental es tener una visión más amplia de que esta es la respuesta estructural del Estado por el avance de la defensa por los derechos de las mujeres. 

Hizo hincapié en que lo acontecido en Cancún no puede dejarse pasar, porque, de ser así, se corre el riesgo de que estas prácticas violentas se repliquen por todo el país.

Tendencia a la criminalización

Priscila Salas, vocera y fundadora de la colectiva No se Metan con Nuestras Hijas, expresó que se observa una tendencia del estado en estas reacciones como política de Estado en la que ven que la violencia en la represión hacia las manifestaciones especialmente de mujeres ha ido en incremento.

Dijo que al principio se trataba de un discurso para deslegitimar, de encapsulamiento, pero que el 10 de septiembre, en un intento de manifestación por parte de la colectiva a la que pertenece, fueron objeto de una detención arbitraria por más de siete patrullas y elementos motorizados para impedir este intento.

Salas narró que fueron interceptadas, y las arrestaron sin notificarles los motivos. Dijo que las llevaron por calles oscuras tras ser detenidas y víctimas de insultos y tocamientos ofensivos considerados como violencia sexual, por lo cual —afirma— han sido testigos del incremento de esta violencia por parte de las Policías Estatales y Municipales.

Manifestó que es importante analizar lo que precede a estas represiones antes de tomar estas medidas y llevar a las mujeres que defienden sus derechos humanos, "antes que se nos comience a cazar a punta de pistola, antes de observar una política estatal que legitime este tipo de represiones históricas, brutales y que permanecen en la historia colectiva de nuestra nación", denunció.

Las represiones en México

Tania Reneaum, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México, en entrevista para la revista Forbes, señaló que ahora Quintana Roo se suma como la sexta manifestación reprimida y con uso desproporcionado de la fuerza en lo que va de 2020 en México, además de Sinaloa, Guanajuato, Estado de México, Chihuahua y Ciudad de México.

Añadió que estos hechos no pueden volver a ocurrir en ninguna entidad ante las manifestaciones de mujeres que exigen justicia por otras mujeres y por querer una vida libre de violencia, por querer vivir en paz. 

De igual manera, Amnistía Internacional México compartió en sus redes sociales oficiales que Quintana Roo es un estado más que reprime las manifestaciones de mujeres: "Exigimos informar quién dio la orden del uso excesivo de la fuerza y de armas letales, dar a conocer la corporación policiaca que participó, e investigar y sancionar estas violaciones a DDHH". 

Un informe de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos señala que la protesta también juega un papel central en la defensa de la democracia y de los derechos humanos; también reconoce que en distintas circunstancias las protestas generan disrupción y afectan el normal desarrollo de otras actividades, pero esa situación no vuelve per se ilegítimas a estas formas de expresión.

Las organizaciones feministas han convocado a una marcha nacional el 25 de noviembre en el Día Internacional de la Violencia en Contra de las Mujeres.

Criminalización de la protesta social

De acuerdo con la definición del investigador costarricense Alejandro Alvarado, la criminalización de la protesta se entenderá fundamentalmente como un proceso consistente en el uso de la represión física y de mecanismos legales y judiciales contra organizaciones o movimientos sociales como una forma de control de la protesta social.

En el caso de la represión, es típicamente relacionada con la acción de los cuerpos policiales y militares, o bien de cuerpos parapoliciales y paramilitares, de mucha "tradición" en el ámbito latinoamericano.

En este sentido, se podría plantear que la represión consiste, fundamentalmente, en el ejercicio de la violencia, sobre todo física, mediante la acción de cuerpos armados, sean estos legales/formales/regulares o ilegales/informales/irregulares, dirigida contra organizaciones y movimientos sociales que en cierto grado desafían el orden social al recurrir a mecanismos no institucionales.

Violación de derechos 

Amnistía Internacional advirtió que estas acciones policiales son violatorias a los derechos humanos, además de que alertó que este sometimiento policial ha sido una constante en otras entidades del país.

Derechos

El derecho a la protesta social se encuentra protegido por una constelación de derechos y libertades que el sistema interamericano garantiza tanto en la Declaración Americana de los Derechos y Obligaciones del Hombre como en la Convención Americana de Derechos Humanos. 

Represión en Quintana Roo

César Martínez/Agencia Reforma. 

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, separó a Alberto Capella del cargo de secretario de Seguridad Pública del Estado, luego del operativo en el que policías dispararon armas de fuego para dispersar una manifestación en contra de feminicidios en Cancún.

"He tomado la decisión de aceptar la solicitud de separación del cargo de Alberto Capella, secretario de Seguridad Pública del Estado, en lo que la Fiscalía General del Estado y la Dirección de Asuntos Internos de la SSP terminan la investigación profunda para determinar a los responsables", indicó el mandatario panista en un mensaje transmitido en redes sociales. 

Joaquín González también ofreció disculpas públicas, como lo habían solicitado diversos grupos de feministas horas antes.

"Como gobernador, les ofrezco una disculpa pública a las y los quintanarroenses por la incompetencia de los policías que no acataron mis instrucciones", señaló. 

El Gobernador hizo el anuncio horas después de que la Red Feminista Quintanarroense exigiera la destitución a Alberto Capella.

En México hay represión de marchas denuncian feministas
Paola Alcázar
Lugar: Quintana Roo Profesión: activista
Trayectoria: maestrante en Estudios Latinoamericanos de la UNAM, docente universitaria y promotora de los derechos humanos. Es integrante de la Red Feminista Quintanarroense y de la colectiva Maternidad y Crianza con Sentido Feminista de Quintana Roo.
Fuente foto: Cortesía
En México hay represión de marchas denuncian feministas
Priscila Salas
Lugar: Sinaloa Profesión: activista Trayectoria: doctora en Trabajo Social; maestra en Ciencias Sociales por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede Ecuador. Licenciada en Sociología por la Universidad Autónoma de Sinaloa. Es fundadora y vocera de la colectiva No se Metan con Nuestras Hijas.
Fuente foto: Cortesía
En México hay represión de marchas denuncian feministas
Verónica Terrazas
Lugar: Chihuahua Profesión: activista
Trayectoria: presidenta del Centro de Intervención en Crisis Alma Calma y cofundadora de la escuela de formación feminista en Chihuahua. Psicóloga especialista en la atención y acompañamiento psicosocial a mujeres en situación de violencia y a sus familias.
Fuente foto: Cortesía

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo