Selecciona tu región
Estados

General ligado con matanza de Tlatlaya, al frente del ejército en Guanajuato, Michoacán y Querétaro

Francisco Ortega Luna, comandará el ejército en los estados de Guanajuato, Michoacán y Querétaro, entidades con alto índice delictivo y sede de lucha entre cárteles.

Por Edwin González

-

Irapuato, Guanajuato. - Este lunes rindió protesta como nuevo comandante de la XII Región Militar, el general de división, Francisco Ortega Luna, con sede en Irapuato, Guanajuato, lo que lo convierte en la máxima autoridad militar en los estados de Guanajuato, Querétaro y Michoacán.

Incluso el gobernador del estado sede, Diego Sinhue Rodríguez, felicitó a través de su cuenta de Twitter al comandante, “a quien le deseamos todo el éxito en esta nueva e importante encomienda a su cargo. Enhorabuena”, decía parte de la publicación.

El general Francisco Ortega Luna, quien estuvo al frente de la XI Región Militar en los estados de Chihuahua y Coahuila, está relacionado con el caso de Tlatlaya, pues fue él quien estaba al frente de la comandancia del a 22/a Zona Militar, donde se giró la orden a militares que terminaría en una matanza de 22 personas, 13 de ellas por ejecuciones extraoficiales en junio del 2014 en el Estado de México.

Ortega Luna también ha sido comandante del XIV Regimiento de Caballería Motorizado en Múzquiez, Coahuila y comandante de la VI Zona Militar de Saltillo, Coahuila.

El gobernador de Guanajuato, felicitó al comandante Francisco Ortega por su encomienda. Foto: @DiegoSinhue

Asimismo, se ha desempeñado como maestro de la escuela militar, misma donde egresó como subteniente de Caballería en 1979. Tiene maestría en Gerencia Estratégica y Logística en Comercio Internacional en Panamá. Y ha ocupado diversos cargos dentro del Ejército Mexicano.

Desde el 2014 cuando se le relacionó con la matanza de Tlatlaya, Ortega ha generado polémica en sus designaciones, pues durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, fue promovido y ascendido como general de división, él y otros seis en ese puesto, junto con otros 259 elementos castrenses y avalado por el Senado de la República.

“El ascenso de grado constituye un reconocimiento a toda una vida profesional dedicada en forma exclusiva y permanente al servicio de las armas para la preservación de la Seguridad Nacional”, se lee en el dictamen del senado en 2019 cuando fue ascendido.

Lee más: Marina y gobernador de Jalisco presentan índice delictivo

Ahora será la autoridad designada por el gobierno federal para contrarrestar los índices de violencia en dos de las entidades que ocupan los primeros lugares, en su mayoría por las disputas que se generan con el crimen organizado.

Jimadores, oficio del que depende la producción de Tequila
Síguenos en