Estados

IPN verifica confiabilidad de urnas electrónicas utilizadas por el INE

El grupo de especialistas del Instituto Politécnico Nacional realizo diferentes pruebas para confirmar la confiabilidad de tres tipos de urnas electrónicas

Por  Kenneth Emilio Montes Valdetano

Urna electrónica utilizada por el INE(IPN)

Urna electrónica utilizada por el INE | IPN

Ciudad de México. - Un grupo de especialistas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) inició la verificación urnas electrónicas del Instituto Nacional Electoral (INE) y de los Organismos Públicos Locales Electorales  (OPLE) para impulsar y garantizar la efectividad de voto en el país.

De acuerdo con el comunicado, son tres modelos de Urnas Electrónicas las que serán verificadas por los expertos del IPN.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

De acuerdo con lo dicho por el Coordinador Académico de la Maestría en Ingeniería en Seguridad y Tecnologías de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), Unidad Culhuacán, Antonio Castañeda Solís los resultados de verificación técnica ofrecerán los mecanismos para enriquecer los procesamientos de datos en las urnas, así como mantener la información íntegra, confiable y disponible en el momento que la autoridad electoral lo requiera.

Agregó que la verificación técnica consistió en la identificación, configuración validación de diversos escenarios para garantizar la efectividad de votos electrónicos, pues mencionó; "“Se efectuó la evaluación de sistemas operativos, bases de datos, puertos de entrada y salida, sistema de almacenamiento y los parámetros de usuarios, privilegios y roles, así como pruebas funcionales para cada tipo de urna, consistentes en la comprobación de su comportamiento bajo un conjunto de casos de prueba y la posterior comparación de los resultados (pruebas de caja negra)".

Asimismo, explicó que los expertos del IPN realizaron una valoración integral de los datos propios del proceso de votación, proceso que se llevó a cabo mediante pruebas de información de entrada y salida de las urnas electrónicas, además de llevar a cabo el reconocimiento de vulnerabilidades en los programas instalados en el sistema operativo y la validación de comportamiento de las urnas ante intentos de infiltración.

Para finalizar, mencionó que como trabajo general se realizó la validación de todos los elementos en materia de seguridad informática y se identificaron las áreas de oportunidad de cada una de las urnas.

“El diseño e implementación de una urna electrónica es un reto complejo, toda vez que se requiere llevar esta tecnología a un grado óptimo, para obtener los resultados esperados" explicó Castañeda Solís. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo