Estados

La llorona; asesinó a sus hijos y sufre para toda la eternidad

Se dice que se pueden escuchar los lamentos de la llorona después de la media noche en diversas ciudades de México

Por  Juan Leyva

La leyenda de la llorona existe en toda la República Mexicana.(Imagen de <a href=Enrique Meseguer en Pixabay)" data-full="/__export/1572715150285/sites/debate/img/2019/11/02/la_lloronax_asesinx_a_sus_hijos_y_sufre_para_toda_la_eternidad_crop1572714536297.jpg_552841425.jpg" data-size="w:1920,h:1083" />

La leyenda de la llorona existe en toda la República Mexicana. | Imagen de Enrique Meseguer en Pixabay

México.- El frío invade las calles como si de pronto alguien abriera las puertas del otro mundo, el frío cala en la piel como cuchilladas y el viento trae sonidos desgarradores que erizan la piel. La soledad de la media noche hace que claramente se escuchen los lamentos de una mujer que desesperada busca a sus hijos. 

Ella viste de blanco y su rostro se encuentra cubierto por un fino velo pero que apenas deja ver sus facciones, sólo sus ojos tristes y fúricos se distiguen junto a una boca sin expresión que se abre sólo para lamentarse.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

También te puede interesar: El Diablo vestido de príncipe

Sus pasos son ligeros, tan suaves que no se sabe si camina o flota, pues una densa niebla la acompaña. 

La leyenda cuenta que es en punto de las doce de la media noche sale a buscar a sus hijos. La mujer, de acuerdo a los testimonios de quienes dicen haberla visto, se cree que es una indígena del siglo XVII, ella se enamoró de un caballero apuesto de origen español. 

El hombre, quien también se dijo enamorado de ella le pidió matrimonio enseguida. La mujer se quedaba por largo tiempo sola en casa, pues el hombre tenía que cumplir con sus actividades como diplomático. 

Únicamente cuando tenía tiempo, el hombre se quedaba en casa a disfrutar del tiempo con la mujer. Así pasaron 10 años, para ese entonces ya el matrimonio había procreado tres hijos. 

Los meses siguientes se complicaron, el hombre pasó tanto tiempo lejos de su hogar que decidió que era mejor abandonar a la mujer y casarse con una noble mujer española. 

Tambien te puede interesar:  La bruja de Coyoacán

Cuando la mujer indígena se enteró, ciega de dolor tomó a sus tres hijos y corrió al Río Texcoco y comenzando por el más pequeño de sus hijos comenzó a ahogarlos a todos. 

Al matar a sus tres hijos recuperó la lucidez, pero ya era tarde. Arrepentida decidió también acabar con su vida y arrojarse al río. Pasaron los días y el cuerpo de la mujer fue encontrado por un pescador. 

leyenda de la llorona.
Foto Pixabay.

El cuerpo nunca fue reclamado por familiar alguno, el pescador le dio sepultura pero al tercer día la mujer abandonó la tumba. Los cuerpos de los tres niños nunca fueron encontrados. 

Desde entonces la mujer vaga por las calles oscuras, frías y tenebrosas en busca de sus tres pequeños condenada a nunca encontrarlos y pasar en pena toda la eternidad.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo