Estados

La voz de Abril retumba: así la recuerdan y luchan por justicia

Abril Pérez Sagaón, víctima de violencia de género, fue asesinada el 25 de noviembre. Su voz ahora retumba como un reclamo de justicia

Por  Agencia Reforma

Abril Pérez Sagaón, víctima de violencia de género, fue asesinada el 25 de noviembre. Su voz ahora retumba como un reclamo de justicia.(Foto: Especial)

Abril Pérez Sagaón, víctima de violencia de género, fue asesinada el 25 de noviembre. Su voz ahora retumba como un reclamo de justicia. | Foto: Especial

Monterrey.- La voz de Abril Pérez Sagaón, quien exigió justicia y denunció las agresiones que vivió, no se apagó con su muerte, sino que ahora retumba como un legado para erradicar la violencia contra las mujeres en México.

Abril, de 48 años de edad, fue asesinada a balazos en la Ciudad de México el 25 de noviembre, cuando se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La vecina de San Agustín Campestre, en San Pedro, era madre de Ana Cecy, de 18 años; Juan Carlos, de 16, y Julio Andrés, de 14. Los últimos dos fueron testigos del crimen.

Estudió Ingeniera Industrial en la UANL y tenía Maestría en Administración de Empresas en el Tec de Monterrey.

Abril junto a uno de sus hijos. Foto: Especial

Se casó con Juan Carlos García hace 25 años, y se divorció luego de que él la agrediera el pasado 4 de enero con un bate en la cabeza y un bisturí. En esta agresión intervino su hijo Juan Carlos para ayudarla, y también lo hizo el pasado lunes cuando intentó salvarla tras los disparos.

"Están muy afectados los dos pequeños", expresó Javier Pérez Sagaón, hermano de Abril, "fueron testigos de la muerte de su madre, quisieron salvarla. Imagínate el dolor que sintieron, la escena que vieron fue terrible".

Ayer fue despedida en las Capillas Benito M. Flores por familiares y amigos, quienes coinciden en que era aguerrida, positiva, y entregada a sus hijos y a su madre.

Pertenecía al Movimiento Familiar Cristiano y era una mujer de fe. Había perdonado a su ex esposo por las agresiones, pero buscó justicia.

Familiares y amigos de

Abril tenía planeado fundar una organización que ayudara a las víctimas de violencia familiar.

Siempre tuvo un corazón muy grande", dijo Javier.

Sus hijos, familia y amigos buscarán que la voz de Abril no se calle, y esperan crear la red de apoyo a mujeres para continuar con su legado.

La voz de Abril retumba

Alguien que fue su amiga durante más de 15 años escribió las siguientes palabras en memoria de Abril, cuyo nombre se ha vuelto ahora un estandarte de lucha contra la violencia hacia la mujer:

"Si el constante miedo, la rabia, la corrupción e impunidad te llevan a rayar monumentos y paredes, adelante: al parecer en este país no tenemos otra forma de ser escuchadas. 

Las leyes de adorno y muchos de los que las ejecutan, imbéciles vendidos.

 El lunes mataron a mi amiga Abril en CDMX, en el marco del Día Internacional para Erradicar la Violencia contra la Mujer, y después de que ella subiera un post referente a ese día, #niunamas. 

Abril fue asesinada el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Foto: Especial

Y ese mismo día en la tarde ella fue una víctima más de este sistema podrido/vendido.

 En enero fue brutalmente atacada a batazos por su esposo mientras dormía, en esa ocasión fue el hijo el que logró apartar al padre. 

A pesar de las pruebas, de los testigos, declaraciones, él pasó una condena exprés de pocos meses, salió hace tres semanas del reclusorio.

 El lunes, Abril salía del juzgado de hacerle una evaluación psicológica a sus hijos, que el esposo había solicitado. 

A sus 48 años a Abril le arrebataron la vida frente a sus hijos. Foto: Especial

Al salir en el carro de su abogado, con sus hijos en el asiento de atrás, un motociclista se acercó a la ventana de Abril y le dio dos balazos, uno en la cabeza y otro en el cuello.

 Ella ya vivía aquí en Monterrey, iba de ida y vuelta a CDMX. 

Ya no regresó viva, sino en un féretro.

 Como muchas de la mujeres que sufren violencia, ella también luchó hasta el final, envalentonada, trabajadora, decidida, y nunca perdió su capacidad de amar, de proteger, de ayudar.

 Cuando veas los monumentos y paredes dañadas, pintarrajeadas, quemados, "es que se ven horribles", imagina la cara de cualquiera de tus amigas, hermanas, primas, vecinas, pon las caras de las mujeres que más amas. 

 "Cuando veas los monumentos y paredes dañadas, pintarrajeadas, quemados, "es que se ven horribles", imagina la cara de cualquiera de tus amigas, hermanas, primas, vecinas, pon las caras de las mujeres que más amas". Foto: Twitter

Las mujeres asesinadas también eran hijas de alguien, madres, hermanas, vecinas, ellas fueron violentadas peor que esa pared, muchas más veces que a la pared.

 Es infinitamente más horrible que a una mujer le arranquen los dientes, le destrocen la cabeza a batazos, que les arranquen el cuero cabelludo, que la agarren a patadas, mordidas, hasta un florero puede ser un arma letal, muchísimas veces violentadas por su pareja sentimental, con varias denuncias, ordenes de restricción, súplicas de ayuda y nada, no pudimos protegerlas. 

Son eventos que pasan cons-tan-te-men-te y seguimos como si no pasara nada.

 Hemos tratado de utilizar los medios formales, los caminos legales, pero ¡VALE MADRE, sirve para pura chin...!

 Abril confiaba mucho en la justicia divina; la justicia terrenal le quedó muy mal.

 Vamos a hacer lo necesario para protegernos, para visibilizar una injusta y horrible realidad. Si hay que dañar monumentos, ¡amén, sister!

 #LaVozdeAbril".

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo