Estados

Los extraños mensajes que recibió una madre sobre su hijo desaparecido

"No me busques mamá, ya estoy muerto", advertían los mensajes enviados desde las redes sociales de Alan Eduardo, joven desaparecido y asesinado en Chihuahua

Por  El Debate

Los extraños mensajes que recibió una madre sobre su hijo desaparecido(Imagen ilustrativa/ Archivo EL DEBATE)

Los extraños mensajes que recibió una madre sobre su hijo desaparecido | Imagen ilustrativa/ Archivo EL DEBATE

Chihuahua.- "No me busques mamá, ya estoy muerto", se leía en un mensaje enviado a la madre de Alan Eduardo C., joven desaparecido y asesinado en el estado de Chihuahua, a través de las redes sociales de la misma víctima. "¿Eres tú, hijo?, escribió la mujer, pero no tuvo respuesta.

Alan Eduardo desapareció el 30 de julio de 2017 cuando entonces tenía 25 años de edad. Sus restos fueron encontrados hasta el 18 de diciembre de 2018 en la Sierra Nombre de Dios.

La última vez que lo vieron con vida fue en las canchas de la colonia, cerca de donde vivía su abuela. Durante el siguiente año y medio la familia no paró de buscarlo, e interpuso la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General del Estado, pero según acusan, la carpeta de investigación jamás se movió y las autoridades no atendieron el caso ni realizaron las diligencias necesarias para dar con su paradero, publicó el Diario de Chihuahua.

AYÚDANOS Da click a la estrella de Google News y síguenos

La madre del joven recibió los citados mensajes durante los primeros meses de la desaparición, y acudió nuevamente a la Fiscalía para informar sobre este hecho, sin embargo, según acusa, tampoco se investigó.

Los meses avanzaban y al no saber dónde se encontraba su hijo, a finales de agosto de 2018 acudió a pedir apoyo a la agrupación "Justicia para Nuestras Hijas".

De acuerdo al medio, la dirigente de este colectivo, Norma Ledezma, mencionó que al tomar el caso de Alan detectaron que la Fiscalía no había hecho nada a pesar de contar con información precisa entregada por la familia de la víctima.

El 18 de diciembre de 2018 se localizaron una decena de restos óseos en la Sierra Nombre de Dios. El ADN de los familiares y el extraído a los restos fue cotejado, y el 18 de marzo de este año la prueba resultó positiva, por lo que estos fueron entregados para darle sepultura.

Ayer se cumplieron dos años desde que Alan Eduardo fue visto por última vez con vida, y los responsables del asesinato aún no han sido identificados.

Más noticias