Selecciona tu región
Estados

Los hombres topo: Huracán, incendio, sismo, la importancia de prevenir tragedias

‘Los hombres topo’, así llamaron a los primeros voluntarios que en el sismo de 1985 lograron rescatar con vida a personas en los escombros

Por David Ortega

-

El huracán Pamela dejó más de 10 mil damnificados en Nayarit y Sinaloa. El estado de Nayarit fue el más afectado, con zonas incomunicadas por inundaciones y destrucción de caminos. Asimismo, los sismos en el centro y sur del país han marcado su paso con gran destrucción en los últimos años.

Además, otros acontecimientos, como un incendio o una explosión, obligan también a que las poblaciones de todas las zonas geográficas estén preparadas, sepan prevenir y tener un plan de acción, así como una maleta de vida para sobrellevar esos primeros minutos ante una emergencia. En entrevista para EL DEBATE, Rafael López López, comandante de Topos Tlatelolco Veteranos, brindó medidas preventivas que pueden dar esperanza y bienestar en un evento de gran impacto para una familia.

Leer más: Desaparece Irma Galindo defensora de los bosques en Oaxaca recibía amenazas desde 2018

Los hombres topo

El comandante López explicó que lo que se conoce actualmente como los grupos de rescate “Los Topos” tienen su origen en el año de 1985, luego del terremoto que azotó a la Ciudad de México y alrededores el 19 de septiembre. Evento que demostró que, en México, no había una capacidad de Gobierno, ni infraestructura instalada, ni conocimientos previos, ni grupos formados. “En ese momento nos agarró descubiertos totalmente”, recordó.

Sin embargo, ante la emergencia y la necesidad de asistir a las personas que estaban atrapadas, a los desaparecidos y a quienes perdieron sus hogares, empezaron a construirse estos nichos de asistencia por la sociedad civil. Civiles que formaron campamentos, comedores comunitarios, puestos de asistencia médica y, en el caso particular de los primeros Topos, cubrieron esa parte de auxiliar en los escombros, la búsqueda y rescate de sobrevivientes sin tener formación previa, ni equipamiento, por lo que se dio que de manera voluntaria comenzaran a ayudar, contó.

En esos momentos, la ayuda de los Topos se dio totalmente de manera empírica y, con mucha voluntad, logró grandes resultados, pues tuvieron rescates exitosos de personas atrapadas de varios días, con sus limitados medios y conocimientos, lo que llamó la atención de los medios de comunicación, bautizándolos como “Los Hombres Topo”, recordó.

Indicó que la agrupación Los Topos Tlatelolco fue la primera en recibir este nombre, porque la conformaron de manera notariada en febrero de 1986, siendo un grupo especialista en búsqueda y rescate para caso de terremotos, el cual fue el objetivo inicial. Así comenzó su formación profesional, primeramente, con los bomberos que llegaron de Francia a Tlatelolco, y para 1986 se generó el primer curso de capacitación especializado para búsqueda y rescate en estructuras colapsadas por parte de estos bomberos franceses, mencionó. Así comenzaron su camino ya como un agrupamiento adiestrado ese mismo año, en el terremoto de San Salvador, primer lugar del extranjero al que brindaron apoyo.

“Nosotros nos hemos dado cuenta que se salva más gente enseñándole cómo protegerse, cómo prevenir, cómo adaptarse a las condiciones de riesgo que, durante un evento, ir y tratar de rescatar unas cuantas personas. Entonces, se puede hacer mucho antes de los eventos informando, evaluando, preparando y armando protocolos de asistencia”, expuso.

‘Los hombres topo’, así llamaron a los primeros voluntarios que en el sismo de 1985. Foto: Topos de Tlatelolco

De ahí la importancia de que la población haga conciencia de la autoprotección, que es un tema en el que aún somos vulnerables, dijo. Por eso es de suma importancia crear mecanismos de concientización y poderle acercar a la población estas informaciones y capacitaciones y procesos por medio de la Protección Civil Comunitaria.

“Nosotros nos acercamos a la comunidad, aportamos la capacitación, formamos grupos, organizamos a esos grupos para que, precisamente, ante un evento tengan la capacidad de respuesta inmediata, mientras llegan las asistencias”, destacó. Todo un trabajo que debe empezar desde casa porque, si en casa no estamos seguros, mucho menos fuera de ella, dijo.

Prevenir desde casa

Más allá de un sismo o huracán, otra de las emergencias más comunes son los incendios, causados por cortocircuitos, fugas de gas, algún derrame de materiales y explosiones, explicó. Por ello, es necesario que todos los hogares cuenten con herramientas básicas para estas emergencias, dijo.

Lo primero es que en cada domicilio debe haber un extintor, lámparas de baterías o recargables, un botiquín de primeros auxilios con los accesorios básicos para poder atender accidentes de primera mano: cortaduras, hemorragias, quemaduras o algún tipo de lesión, acompañado de un manual de primeros auxilios, explicó. Otro punto importante es tener en un folder de plástico todos los documentos importantes organizados, tales como: acta de nacimiento, identificaciones, entre otros.

“Que vayan protegidos contra escurrimientos, mojaduras, humedad y que rápidamente los podamos integrar a nuestra maleta de Protección Civil”, comentó el comandante López.

Asimismo, debemos contar con una despensa de emergencia, pues en casos de desastre por sismos, huracanes, deslaves, etcétera, por lo regular, cuando hacen impacto, el tiempo de aproximación de los grupos organizados o la ayuda gubernamental tarda de 24 a 48 horas como mínimo en llegar, advirtió.

De ahí la importancia de que la población cuente con esta despensa considerando al número de integrantes de su hogar con alimentos enlatados, de fácil preparación, que no requieran fuego para que alcance para dos o tres días, asimismo, una dotación de agua potable.

“Eso garantiza que la gente pueda estar dentro de sus hogares si no es necesario desalojarlos con los requerimientos básicos para manutención, accesorios de primeros auxilios y de iluminación y seguridad”, comentó. Todo esto se puede complementar con algunas herramientas, como una pala, un pico, una barreta, un serrucho, juegos de desarmadores y pinzas que pueden ser de gran ayuda, por ejemplo, si una puerta se bloqueó, poderla liberar o acceder. 

El comandante López hizo hincapié en la importancia de la concientización, pues, lamentablemente, existe todavía el concepto de “a mí no me va a pasar nada”, “ocurrió allá, ocurrió lejos”, por esa razón, cuando se vive una situación así, es muy común el arrepentimiento en las personas, dijo. Para el voluntario, la gran cantidad de información que brindan las redes sociales puede ayudar a esta prevención, también, que los ciudadanos se acerquen y busquen sobre estas herramientas.

“De ahí la importancia de todos estos simulacros masivos, de inducir a la gente a que no lo vea como una pérdida de tiempo, sino como una práctica y una prevención”, señaló. Las condiciones actuales y futuras de nuestro planeta Tierra están advirtiendo que, como humanidad, debemos tomar acciones en cuanto a controlar el cambio climático y sus efectos adversos. “Generar conductos de respuesta, sobre todo en aquellas comunidades que saben que se van a enfrentar a algo. La negligencia, el desacato, el olvido nos lleva a que la gente vuelva a sufrir situaciones que ya hayan pasado anteriormente, pero a las cuales no les dio importancia”. 

Apoyar es la misión

Ahora, los Topos Tlatelolco han vivido un proceso de gran evolución, incluso cuentan ya con la Unidad Canina T9, la cual apoya no solo en momentos de desastres naturales, sino en búsqueda de personas extraviadas en zonas agrestes, en accidente ferroviarios, en colapsos estructurales por explosiones o fallas ajenas a sismos, destacó.

Leer más: Pronostico del clima en Aguascalientes y sus municipios hoy 12 de noviembre del 2021

El comandante mencionó que, al ser un grupo de voluntarios, el servicio que prestan no es de 24 horas, por lo que se integran cuando existen eventos de gran magnitud, como los terremotos o huracanes, en los que equipos de emergencia gubernamentales o de servicio ordinario puedan requerir apoyo y así se suman a los organismos internacionales de ayuda y asistencia. Por ello, es que los Topos permanecen alerta por cualquier eventualidad y con una capacitación continua, por lo que todos los domingos, los miembros voluntarios de este grupo se reúnen para entrenar y capacitarse.

Con la pandemia, y la obligatoriedad de utilizar los medios digitales para sus clases, están abarcando nuevos contextos de difusión, informó.

Niña que habla 4 idiomas y vende dulces, se vuelve viral
Síguenos en

Temas

David Ortega

Reportero de Investigación y corresponsal

Seis años laborando para la casa editorial El Debate en Culiacán, Sinaloa y en la Ciudad de México. Con experiencia en cubrir al sector salud, partidos políticos, presidencia, marchas y manifestaciones, universidades y fuentes académicas, ciencia, seguridad, historias de la calle, personajes citadinos, cultura y espectáculos. Doy cobertura como corresponsal en la Ciudad de México de toda noticia de relevancia nacional, así como de diversos temas de interés para la sección Tercer Piso, información publicada en edición impresa del periódico y en el sitio debate.com.mx. Aportación al contenido digital de la empresa con transmisiones en vivo para la plataforma Facebook en la cuenta de EL DEBATE. Hasta ahora, en mi paso por EL DEBATE, he logrado obtener el Premio Nacional de Periodismo 2018 en la categoría de entrevista, el Premio Periodismo y Competitividad 2015 otorgado por el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin) por mi colaboración en el trabajo periodístico “Lucran con la propiedad pública” del periodista Luis Enrique Moreno. También fui becado por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México en su programa de especialización periodística Prensa y Democracia (PRENDE) 2017 y por El Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE) en su Diplomado de Periodismo de Investigación 2019. Soy egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ver más