Estados

México confirma un nuevo palacio maya en Kulubá

Entre monos araña y juegos de mesa prehispánicos, arqueólogos mexicanos descubren un nuevo palacio de 55 metros de largo

Por  AP

Confirman existencia de un palacio en la Zona Arqueológica de Kulubá, en Yucatán(INAH)

Confirman existencia de un palacio en la Zona Arqueológica de Kulubá, en Yucatán | INAH

Arqueólogos mexicanos confirmaron la existencia de un nuevo palacio en la zona de Kulubá, en la península de Yucatán, al sureste del país, que creen estuvo ocupado entre el siglo VI y el siglo XI.

Según explicó el Instituto Nacional de Antropología e Historia en un comunicado esta semana, se supo que se trataba de este tipo de construcción cuando se liberó y reconoció el basamento, las escalinatas, y una crujía con pilastras en la parte superior, que habría sido usada por la élite del lugar.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Se atiende un Palacio localizado en el año 2000, donde se encontró un Patolli, juego de mesa preispánico Foto Mauricio Marat
Se atiende un Palacio localizado en el año 2000, donde se encontró un Patolli, juego de mesa prehispánico. Foto: Mauricio Marat

El palacio tiene 55 metros de largo por 15 de ancho y 6 de altura. Según materiales encontrados, los arqueólogos estiman que tuvo dos fases de ocupación: una en el periodo Clásico Tardío (600–900 d. C.) y otra en el Clásico Terminal (850–1050 d. C.).

La zona arqueológica de Kulubá está a unos 130 kilómetros al este de Chichén Itzá, la gran ciudad maya de la región que aparentemente extendió su influencia sobre ese enclave, donde se encontró el mismo tipo de cerámica y obsidiana.

Es uno de los últimos reductos de selva media de su municipio y cuenta con monos araña y otras especies de flora y fauna que se intentan preservar.

En Kulubá ya se habían ubicado otros dos palacios: uno de piso estucado que, a su vez, tenía esgrafiado un ‘patolli’, un juego de mesa prehispánico ampliamente difundido en Mesoamérica, y otro con forma de T cuya característica más notoria es que sus fachadas tienen decoraciones de piedras labradas y recubiertas de una capa de estuco que asemejan letras ‘u’.

Kulubá María Fernanda Escalante Hernández y Natalia Hernández Tangarife, restauradoras de la Sección de Conservación del Centro INAH Yucatán
María Fernanda Escalante Hernández y Natalia Hernández Tangarife, restauradoras de la Sección de Conservación del Centro INAH Yucatán. Foto: INAH

Durante el actual periodo de excavaciones se extrajo también un entierro secundario –es decir, que fue depositado allí tras haber sido extraído de su sitio original– con varios individuos que, una vez analizados podrían dar información de los hábitos de los mayas en ese momento.

Templo de las U. Foto: INAH

Los expertos exploran y consolidan a la vez otras estructuras que creen pueden ser espacios de uso habitacional y una construcción redonda que, se cree, era un horno.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo