Selecciona tu región
Estados

Mujeres jóvenes, en mayor peligro ante el feminicidio en México; 40 % de ellas son asesinadas en sus casas por familiares

La doctora Iliana del Rocío Padilla consideró que la Fiscalía Especializada en Delitos de Género, propuesta por Rubén Rocha, podría ser muy positiva

Por Lorena Caro

-

Las mujeres en México viven bajo el constante acecho de todo tipo de violencia. Particularmente, los casos de feminicidio a nivel nacional aumentaron 8 por ciento de enero a agosto del 2021, en comparación con el mismo periodo de tiempo en 2020.

La doctora Iliana del Rocío Padilla, profesora de la UNAM e investigadora en violencia, género y activismo, señaló que, aunque se piensa que son las mujeres adultas y casadas las que corren mayor peligro de ser asesinadas por un esposo maltratador, actualmente en Culiacán el grueso de los casos está en las mujeres jóvenes, quienes desaparecen y aparecen a los días asesinadas.

Consideró que es positiva la propuesta que hizo el gobernador electo, Rubén Rocha Moya, de crear una fiscalía especializada para este tipo de casos, sin embargo, advirtió que sin presupuesto, sin capacitaciones o capacidades, esto pudiera quedar solo en el nombre y en la burocracia. “Los feminicidios no son solo un tema de policías y de fiscalías, sino que tiene que ver con muchas otras áreas que deben de integrarse”, sostuvo.

Violencia letal

Iliana del Rocío Padilla, doctora en estudios regionales y profesora de la UNAM, señaló en entrevista para Debate.com.mx  que México enfrenta desde hace muchos años una crisis de homicidios y desaparición en general debido a los conflictos derivados de la difícil relación con las drogas y otros mercados ilegales, sin embargo, expuso que la violencia letal contra las mujeres en realidad ha sido una constante en México, es decir, tiene antecedentes que van más allá del conflicto por las drogas.

“La violencia en los homicidios de hombres varía según los conflictos, los años más álgidos en los enfrentamientos, entre los grupos organizados y las fuerzas del Gobierno. En cambio, los asesinatos de mujeres tienen una tendencia bastante constante, son una constante a lo largo del tiempo”, señaló la especialista.

Iliana del Rocío Padilla describió que en un proyecto de investigación que realiza, donde abarca 18 estados, con entrevistas a activistas y colectivos que dan acompañamiento a víctimas de la violencia de género, ha encontrado que hay una diversidad de casos y circunstancias en las que se presentan los feminicidios. En algunos estados, puntualizó, es una constante la intersección entre los feminicidios y la trata de personas, en otros es el feminicidio y los conflictos derivados como narcotráfico o los asesinatos de menores de edad, etc. 

En el caso de Culiacán, por ejemplo, la doctora en estudios regionales señaló que se ha generado una base de datos, evento por evento, desde el 2015 hasta la fecha y un patrón que se encuentra en más de la mitad de las mujeres asesinadas, son casos donde se hallaron sus cadáveres en la vía pública. La investigadora apuntó que, a nivel nacional, se tienen datos que dicen que el 40 por ciento de los asesinatos de mujeres se cometen en sus casas por sus familiares, por sus parejas, exparejas, esposos o papás, etc.

“En Culiacán, esa cifra de asesinatos de mujeres en sus casas es del 26 por ciento. En realidad, una parte muy importante de esta violencia letal contra las mujeres sucede en mujeres jóvenes que se encuentran sin vida en las carreteras, en las calles, en los espacios baldíos, generalmente en lugares que están cercanos de las vías rápidas, que les permiten dejar el cuerpo en el espacio público y luego huir con mucha velocidad”, describió la profesora investigadora.

Verdad y justicia

La investigadora en violencia, género y activismo señaló que las diferentes circunstancias y los diferentes patrones en los que se presenta la violencia letal contra las mujeres permiten elaborar políticas públicas dirigidas a ciertos tipos de población.
Como ejemplo, abundó que, si en Culiacán un porcentaje importante de los hallazgos de los casos presentan ciertos patrones, hay que enfocarse en esta población, en las jóvenes que sufren estas violencias o que pueden sufrir estas violencias y que pueden estar en riesgo. Consideró que eso es lo que hace falta, que cada estado, cada ciudad, en su territorio, comprenda cómo están sucediendo las violencias contra las mujeres y, a partir de eso, generar estrategias diferenciadas.

Indicó que el gobernador electo, Rubén Rocha Moya, propuso crear una fiscalía especializada para estos casos, lo cual consideró que puede ser muy positivo porque le daría a la ahora unidad mayor autonomía, presupuesto, toma de decisiones, entre otras cosas.
“Lo mejor va a ser que la doten de recursos, de personas capacitadas, de capacidad, porque si nada más es una mayor burocracia o ponerle un nombre que la distinga y que se presente como un resultado de Gobierno, sin duda, no va a hacer la diferencia”, sostuvo la profesora de la UNAM.

Acciones coordinadas

Detalló que la intervención del Gobierno en este tema puede distinguirse por niveles, uno de ellos es la procuración de justicia, con combatir la impunidad, que los actos de violencia a una mujer sean investigados con perspectiva de género, que se sigan los protocolos, se haga justicia, se repare el daño y, sobre todo, que se conozca la verdad.

Pero otra parte, comentó que tiene que ver con las estrategias de prevención para que no ocurra esto.

Aclaró que la impartición de justicia inhibe la prevención del delito porque permite que las personas conozcan que hay posibilidades de que, si comenten estos delitos, tengan una sentencia considerable, es decir, que no puedan escapar porque hay una Policía y una Fiscalía muy efectivas, así como los jueces.

“Pero otra parte es trabajar con las poblaciones en riesgo; y en eso, sin duda, tenemos mucho que hacer en Sinaloa. Del trabajo con los jóvenes y las jóvenes, los colectivos feministas han estado haciendo esfuerzos muy importantes en capacitar, en llevar actividades a las colonias populares, a fraccionamientos, a las secundarias, a otros espacios; pero, la verdad, tendría que ser una acción coordinada trabajando en el tema”, apuntó.

Síguenos en