Selecciona tu región
Estados

"No somos delincuentes": Científicos del Conacyt acusados de delincuencia organizada se defienden

Los científicos exdirectores del Conacyt, que son acusados de desvío de recursos, aclaran que no son delincuentes

Por David Ortega

-

Peculado, delincuencia organizada y lavado de dinero son los presuntos cargos que la Fiscalía General de la República ha imputado a 31 científicos del Conacyt. En este contexto, EL DEBATE, a través del Programa Fronteras de la Ciencia, entrevistó a la doctora Gabriela Ditrenit, a la doctora Julia Tagüeña y al doctor José Franco, exdirectores del Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. (FCCyT) del Conacyt, quienes se encuentran en esta lista de los 31, con el tema: Proyectos Relevantes del Foro Consultivo Científico y Tecnológico. Gabriela Ditrenit, nacida en Uruguay y nacionalizada mexicana, fue directora de este FCCyT del 2012 al 2014, ahora está acusada de desvío de recursos del Conacyt hacia el Foro Consultivo.

Ditrenit contó que, durante su gestión, su relación con el Conacyt fue constante, pues este consejo, además de plantear demandas para trabajar al FCCyT, también le brindaba los recursos financieros. “Me siento agraviada porque dediqué esos dos años a apoyar a las comunidades científicas, tecnológicas y empresarial para tratar de contribuir al diseño de las políticas de ciencia, tecnología e innovación del país”, afirmó.

Gabriela Ditrenit explicó que el FCCyT planteaba una estrategia de trabajo para el año y, en ese conjunto de actividades que se planeaban hacer, en acuerdo con la mesa directiva, también se hacía el presupuesto que se requería para ello. “Se le entregaba a Conacyt, Conacyt revisaba la propuesta técnica y el presupuesto, y entonces nos asignaban los recursos. Nosotros ejercíamos los recursos junto con las actividades y, al final del año, había que hacer un informe técnico y un informe del estado financiero donde se reportaban todos los gastos”, detalló.

Ambos informes, dijo, eran revisados por la mesa directiva, por un auditor externo, se le entregaba a Conacyt, pasaba por el órgano interno de control y al final Conacyt le daba al FCCyT una constancia de satisfacción respecto al reporte técnico y al financiero, explicó.

“Incluso en mi periodo, cuando yo ya había terminado, a finales del 2014 hubo una auditoría de la Auditoría Superior de la Federación que le hicieron a Conacyt, porque se hace a los organismos públicos, pero, obviamente, incluyó las actividades y los informes financieros que había realizado el foro, y no hubo ningún señalamiento a las actividades del foro”, indicó Gabriela Ditrenit.

De ahí que afirmara que tanto en su periodo como en los posteriores se actuó bien, conforme a la ley, y esos recursos fueron auditados de acuerdo con la legislación y en cada momento a los mecanismos para corroborar qué utilizaba Conacyt en cada momento, aseveró la científica.

En cuanto a la parte de administración que como directora del FCCyT debía de realizar, Gabriela Ditrenit mencionó que para este trabajo contaba con una secretaria técnica, quien es especialista en esa área y quien desde el 2002 venía trabajando con el FCCyT controlando peso por centavo las operaciones que se realizaban.

“Siendo auditada en distintos niveles, sin tener nunca ningún llamado de atención, ahora de pronto aparece esta acusación de crimen organizado, de delincuencia organizada, que uno no lo puede entender; pero, al mismo tiempo, me siento tan cobijada por la comunidad científica nacional e internacional que me impresiona. Me da tanto gusto, que al final es un reconocimiento a todo lo que el Foro Consultivo hizo, y por los medios que han hecho una cobertura de esta injusticia que estamos viviendo, que nos da gusto y nos hace sentir más firmes”.

Finalmente, dijo que ahora tiene un mayor respeto por el Poder Judicial, porque el juez Gregorio Salazar del Altiplano actuó con independencia y con imparcialidad, y gracias a ello están libres y no en cárceles de alta seguridad “al lado de los narcotraficantes”. Además de que el hecho de que los haya recibido el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, es un reconocimiento a que ellos no son delincuentes, pues la situación que enfrentan es un atropello en contra de sus personas y de la ciencia mexicana, afirmó Gabriela Ditrenit.

Por su parte, José Franco, director del Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. del 2014 al 2018, explicó que la repartición de recursos financieros que el Conacyt le daba al FCCyT, primeramente, iniciaba con los proyectos que definía la mesa directiva que se iban a realizar ese año y, con base en ellos, de los viajes que se tuvieran que hacer, de las iniciativas que se tuvieran que resolver, era como se planteaba la cantidad de dinero, por tanto, cada año era un presupuesto diferente.

Al igual que Ditrenit, José Franco indicó que tampoco tuvo ningún señalamiento de ninguna de las auditorías. El científico recordó que el FCCyT, antes de que Gabriela Ditrenit fuera la coordinadora general, interpuso una demanda para quien resulte responsable por el incumplimiento a la Ley de Ciencia y Tecnología, pues esta ley determina que el Estado debe de aportar al menos el 1 por ciento de Producto Interno Bruto para ciencia y tecnología, lo que nunca se ha dado, pues la aportación siempre ha sido de un máximo del 0.5 por ciento.

“Esto incomodó, obviamente, a las autoridades de Conacyt del momento y también al Ejecutivo del momento; entonces, pensar que el foro es un instrumento que debe de cumplir los caprichos de un Gobierno en turno, pues, es un error. El foro, y cualquier instancia similar, lo que debe de hacer es poner sobre la mesa, en la agenda pública, lo que este país necesita, sea o no del agrado del Gobierno en turno”, sostuvo José Franco.

¿Visión a largo plazo o sexenal?

Señaló también que en esta idea de reformar la Ley de Ciencia y Tecnología, lo que se pretende es que haya en esta nueva ley un consejo, que se le llama de Estado, como el máximo rector de las políticas en ciencia y tecnología, lo que para Franco es un error, porque cada Gobierno ve las cosas de manera diferente, afirmó. “Someter a una visión sexenal, como ya lo hemos vivido en el pasado, las políticas de desarrollo para el país, pues, es un gran error”, agregó.

Julia Tagüeña, directora del Foro Consultivo Científico y Tecnológico A.C. entre 2019 y 2020, destacó que en su periodo, el FCCyT tuvo que reaccionar a la pandemia por el nuevo coronavirus desde el punto de vista científico. De ahí que naciera el portal Ciencia y el Coronavirus del FCCyT.

Informó también que actualmente el FCCyT ya no es parte del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación porque el Conacyt cambió el estatuto a finales de 2019, indicando que el FCCyT no puede ser una A.C., lo que estaba estipulado desde 2002, cuando se creó el FCCyT. “Yo renuncié porque realmente el foro ya no podía hacer nada, efectivamente, el Conacyt ya no obedeció la ley para aportar los recursos necesarios para la operación del foro”, dijo.

Diferencias con el Conacyt 

En ese momento, la mesa directiva interpuso un amparo para que se le pagara al FCCyT, amparo que gana, pero cuando llega a la discusión en la Suprema Corte de Justicia ya no estaba el FCCyT en el estatuto del Conacyt, detalló Tagüeña. En este contexto, señaló que sí hubo varias comisiones de la mesa directiva que mantuvieron diálogo con la actual directora del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), María Álvarez-Buylla, sin lograr una respuesta positiva.

“La idea de desaparecer el foro es muy antigua, no acaba de pasar”, indicó Julia Tagüeña. Respecto a su situación actual ante estas acusaciones de la FGR, la especialista pidió a la ciudadanía visitar el portal del FCCyT, así como de este portal del coronavirus, para que conozcan el trabajo que realizaba este foro, e indicó que también ha recibido un gran apoyo al respecto de estas imputaciones. 

“Estamos todos en el mismo momento. Tanto Gaby, como Pepe, como yo tuvimos la oportunidad de acercarnos a conocer el expediente, cosa que no conocíamos antes. Antes estábamos completamente sin saber qué es lo que estaba pasando, y ese es un paso muy importante y estamos en ello”, dijo la científica.

Acusaciones infundadas 

Cabe señalar que el mismo Foro Consultivo Científico y Tecnológico emitió un comunicado en días pasados en el que destaca que este Foro Consultivo “se estableció en el artículo 36 de la Ley de Ciencia y Tecnología en 2002, aún en vigor, como un ‘…órgano autónomo y permanente de consulta del Poder Ejecutivo, del Consejo General y de la Junta de Gobierno del Conacyt…’. La ley federal estableció que tendría por objeto ‘promover la expresión de la comunidad científica, académica, tecnológica y del sector productivo, para la formulación de propuestas en materia de políticas y programas de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación’”. Y en el que también señala que las acusaciones de la FGR son “sorprendentes e infundadas” y que este foro “no es una empresa privada, como lo señaló la FGR en su comunicado 377/2021”.

Leer más: "Pagan sin haber cometido un delito": Mujeres con familiares en prisión viven el castigo como propio

Foro consultivo

De acuerdo con la Ley de Ciencia y Tecnología, el Foro Consultivo tiene asignadas las siguientes funciones sustantivas: fungir como organismo asesor autónomo y permanente del Poder Ejecutivo, el Consejo General, la Junta de Gobierno del Conacyt y el Poder Legislativo (federal y estatales). Al efecto, promoverá la expresión de la comunidad científica, académica, tecnológica y del sector productivo para la formulación de propuestas en materia de políticas y programas de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación.

Síguenos en

David Ortega

Reportero de Investigación y corresponsal

Seis años laborando para la casa editorial El Debate en Culiacán, Sinaloa y en la Ciudad de México. Con experiencia en cubrir al sector salud, partidos políticos, presidencia, marchas y manifestaciones, universidades y fuentes académicas, ciencia, seguridad, historias de la calle, personajes citadinos, cultura y espectáculos. Doy cobertura como corresponsal en la Ciudad de México de toda noticia de relevancia nacional, así como de diversos temas de interés para la sección Tercer Piso, información publicada en edición impresa del periódico y en el sitio debate.com.mx. Aportación al contenido digital de la empresa con transmisiones en vivo para la plataforma Facebook en la cuenta de EL DEBATE. Hasta ahora, en mi paso por EL DEBATE, he logrado obtener el Premio Nacional de Periodismo 2018 en la categoría de entrevista, el Premio Periodismo y Competitividad 2015 otorgado por el Consejo para el Desarrollo Económico de Sinaloa (Codesin) por mi colaboración en el trabajo periodístico “Lucran con la propiedad pública” del periodista Luis Enrique Moreno. También fui becado por la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México en su programa de especialización periodística Prensa y Democracia (PRENDE) 2017 y por El Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE) en su Diplomado de Periodismo de Investigación 2019. Soy egresado de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ver más